Revista Religión

¿Casi satisfecho?

Por Frabreum @FRABREUM

¿Casi satisfecho?
LEA: 1 Timoteo 6:6-12 | Cuando salí del restaurante a buscar el auto en el estacionamiento, vi una camioneta que pasaba a toda velocidad entre los coches. Mientras observaba la actitud descontrolada del conductor, me llamó la atención la frase escrita en la matrícula del frente del vehículo: «Casi satisfecho». Después de pensar en ese mensaje y en lo que intentaba transmitir, llegué a la conclusión de que el concepto «casi satisfecho» no existe. O estamos satisfechos o no lo estamos.
 Hay que reconocer que la satisfacción o contentamiento es un tema difícil de digerir. Vivimos en un mundo que alimenta nuestro deseo de tener cada vez más… hasta que descubrimos que es prácticamente imposible que algo nos satisfaga por completo.
Pero esto no es nuevo. El libro de Hebreos trata sobre este asunto y declara: «Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré» (13:5). El único remedio para el corazón insaciable es la satisfacción que se encuentra en la presencia del Dios viviente. Él suple con suficiencia nuestras necesidades y anhelos, y es el único que puede brindarnos la paz y el contentamiento que nunca hallaremos en las cosas que perseguimos en esta vida.
¿Casi satisfecho? No existe tal cosa. Solo en Cristo podemos conocer la satisfacción verdadera.
El contentamiento no es conseguir lo que queremos, sino estar satisfechos con lo que tenemos.
(Nuestro Pan Diario)

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista