Revista Viajes

Castillos de algodón, Pamukkale

Por Javier Cabral

Pamukkale, antigua Hierápolis

Castillos de algodón, Pamukkale

Castillos de algodón


Aspecto bíblicoEn la antigüedad, en el Valle del Lico, Frigia, actual Turquía, existían tres ciudades vecinas: Hierápolis, Colosas y Laodicea.

Castillos de algodón, Pamukkale

Piletas de aguas termales

En la carta de Pablo a los Colocenses, Col 4:13 se menciona a Hierápolis. Laodicea, es una de las siete Iglesias del Apocalipsis: Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardes, Filadelfia y Laodicea, a las que san Juan, en los capítulos 2 y 3 del libro del Apocalipsis hace un llamado vigoroso a la conversión y a una mayor fidelidad a su vocación.

Castillos de algodón, Pamukkale

Anfiteatro


Castillos de algodónHierápolis fue un renombrado lugar de descanso en la época del imperio romano. Las aguas termales con su contenido de minerales, y bicarbonato de calcio construyeron unas hermosas y originales montañas de color blanco que llaman cascadas de algodón. La UNESCO la incorporó a la lista de lugares que son Patrimonio de la Humanidad. Es un lugar con buena infraestructura turística.

Castillos de algodón, Pamukkale

Arco de Domiciano

Las piletas calcáreas constituyen un espectáculo excepcional. Desde hace unos años no se permite bañarse en las mismas. En un lugar cercano está la llamada piscina de Cleopatra donde es posible hacerlo.La actual ciudad de Pamukkale está construida al pie de las cascadas.
Hierápolis

Castillos de algodón, Pamukkale

Tumbas

Los restos de la antigua localidad destruida con sucesivos terremotos están compuestos de una necrópolis, algunas construcciones en pie, al igual que varias puertas. El templo de Apolo está bastante destruido. Lo mejor de todo, es un gran teatro romano para unas 20 mil personas, el cual está siendo restaurado. Como el teatro está en la ladera de una colina, hay unos tractorcitos con unos vagones que por unas Liras turcas llevan hasta la cima. Los más atléticos pueden hacer gala de su buen estado físico y subir caminando.
En los hoteles de la región se tienen fuentes de aguas termales.
Castillos de algodón, Pamukkale

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista