Revista En Femenino

Chupete ¿Si o no?

Por Mamikanguro @MamiKanguro

Muchas veces me sorprende las controversias que generan los temas más simples: se demonizan o se endiosan a elementos de la vida cotidiana y se forman frentes de batalla que defienden sus posturas. Yo creo más en las necesidades puntuales y en cómo cada familia va resolviendo estos temas. Pero creo firmemente en la información y por eso escribo esta nota. Chupete, ¿si o no?

piachupete

Mis tres hijas usaron chupete, lo amaron y no les costó nada dejarlo, eso si, cada una a su tiempo y a su ritmo.

El chupete no es indispensable para el niño. Es un objeto artificial que sustituye al pecho materno y le permite “succionar” y encontrar consuelo cuando no tiene a su disposición el pezón. El pezón, además de ser fuente de alimento, lo es también fuente de confort y de apaciguamiento.

¿El chupete puede interferir en la lactancia?

Para succionar el chupete, el niño debe tener los labios entreabiertos, mientras que, para mamar del pecho, los labios deben estar abiertos, porque deben abarcar no sólo el pezón, sino también parte de la aréola. El chupete hace que el niño succione de forma diferente, lo que podría interferir en la correcta activación de la lactancia. El bebé podría dejar de cogerse al pecho con la misma eficacia y, por lo tanto, correr el riesgo de no alimentarse adecuadamente. Al no cogerse adecuadamente al pecho, el niño toma menos cantidad de leche, por lo que crece menos y no engorda. En los bebés alimentados con leche de fórmula, no se produciría este problema, ya que la forma de succionar el chupete y el biberón son muy parecidas.
Sin embargo, no todos los expertos están de acuerdo con esta hipótesis. Hay quien sostiene que el uso del chupete no interfiere de ninguna manera en la lactancia. Según estos expertos, la dificultad para activar la lactancia, tendría más que ver con la dificultad de la madre para dar el pecho a demanda a su bebé. De hecho, algunos estudios indican que existe una relación entre el uso del chupete y la interrupción precoz de la lactancia materna.

Si la mamá quiere recurrir al chupete, es mejor que se haga después del primer mes del bebé, porque en las primeras semanas tiene lugar la fase de calibración, en la que la producción de leche se estabiliza en función de la demanda del bebé.

¿El chupete puede perjudicar los dientes?

El chupete puede ser perjudicial para la boca del bebé si al usarlo, se unta con miel o con otras sustancias dulces, por la aparición de caries. Si no existen malformaciones genéticas particulares de las arcadas dentarias, como que la arcada superior sea más saliente que la inferior, el chupete no perjudica los dientes. Si existe esta malformación, el uso del chupete podría acentuar la maloclusión.

¿Dormir con el chupete disminuye el riesgo de muerte súbita del lactante?

Según un reciente estudio, los niños que succionan el chupete mientras duermen, están menos expuestos a sufrir el síndrome de la muerte súbita del lactante. Mientras los bebés succionan el chupete, permanecen más activos y tienen un sueño menos profundo.

¿Porqué los padres introducen el uso del chupete?

Existen varios motivos. Primero, para regular el horario de alimentación y sueño de los niños. Durante las primeras semanas de vida, los niños alimentados al pecho no tienen horario y comen con más frecuencia, a intervalos cortos de tiempo o duermen mucho, y lloran más durante la noche que durante el día. Según el doctor Elías Jiménez, de Diagnostico.com, no es recomendable el uso del chupete en bebés menores de un mes, porque el riesgo de aspiración de su propio vómito es mayor en un niño pequeño con chupete que sin él.

La segunda razón es para disminuir de los dolores y el llanto que produce el cólico del lactante. Los padres utilizan el chupete para tranquilizar al bebé, sin saber que el cólico tiene mucha relación con la producción de gas en el intestino, y que el chupete puede favorecer que el niño trague más gas. Está demostrado que los bebés con cólico no mejoran con el uso del chupete.

El tercer motivo es para evitar que el niño adquiera el hábito de chuparse los dedos, lo que apenas es un paliativo porque cuando queremos quitarles el chupete, muchos niños empiezan a usar el dedo.

Ventajas e inconvenientes del chupete

Las recomendaciones del chupete son muy pocas y los problemas potenciales muchos. En el caso de usarlo, lo recomendable es introducirlo en la vida del bebé después del mes de edad, cuando la lactancia esté bien instaurada.

Conviene suspender su uso antes de los 10 meses, y siempre usarlo por periodos muy cortos de tiempo, como por ejemplo antes de la hora de comer, y obedeciendo a una estricta limpieza. En todo caso, en lugar del chupete se puede tranquilizar al bebé con otros métodos como cantar, y frotar o masajear su cuerpecito.

El chupete y el habla del bebé

Es necesario estar atentos cuanto a los problemas que pueden causar el uso descontrolado del chupete. Está comprobado, a través de muchos estudios, que el chupete puede comprometer a la dentición y favorecer la incidencia de bacterias. Pero el problema puede que vaya más allá pues al comprometer a la dentición, consecuentemente perjudicará al habla del niño.

Para una correcta articulación de los fonemas, es necesario que el niño tenga una boca normal, es decir, con los dientes bien encajados. Los chupetes también pueden hacer con que el bebé se acostumbre a respirar por la boca, alterando así la producción de los sonidos.

Eso ocurre porque el bebé que mama en el pecho desarrolla la musculatura responsable por los movimientos de succión, deglutinación y respiración. Los que usan el biberón no necesitan hacer tanto esfuerzo para chupar la leche.

El ministerio de salud de Brasil determinó que los fabricantes de chupetes y biberones serán obligados a alertar al consumidor sobre los problemas causados por el uso del producto. Los productos deberán llevar una etiqueta con una advertencia: “El Ministerio de Salud informa. El niño que mama en el pecho no necesita de biberón o chupete.

El uso de esos productos perjudica al amamantamiento, y su uso prolongado perjudica a la dentición y al habla del niño”. Lo que se pretende con eso es concienciar a la población sobre el posible mal causado por los productos.

Fuentes Consultadas:


Volver a la Portada de Logo Paperblog