Revista Cocina

Cíborg: el futuro que ya está aquí.

Por Sildan

Cíborg: el futuro que ya está aquí.
El término ciborg o cyborg proviene del acrónimo inglés cyber (cibernético) y organism (organismo), o lo que es lo mismo organismo cibernético. Nos define a una criatura, por lo general humana, en la que en su organismo  se han implantado dispositivos cibernéticos con la finalidad de mejorar, a través de la tecnología, las capacidades de esa parte orgánica.
El término, en contra de lo que pudiera parecer, no es en absoluto reciente, ya que fue acuñado en el año 1960 por Manfred E. Clynes y Nathan S. Kline, si bien se referían a un ser humano "mejorado" de modo que pudiera sobrevivir en entornos extraterrestres. Si nos  basamos de forma extricta en la definición, los ciborg estarían presentes en nuestro entorno social o familiar desde hace ya bastante tiempo, tengamos en cuenta que hay muchas personas que necesitan de un marcapasos para un funcionamiento correcto de su corazón o de un implante auditivo para mejorar su capacidad de percibir los sonidos. No debemos confundir este término con otros como robot, que como sabes es una máquina que realiza funciones humanas,  o androide que es un autómata con figura de hombre. El primer ciborg reconocido a nivel mundial por un gobierno es Neil Harbisson, artista vanguardista y activista cíborg irlandés residente en Nueva York. Es la primera persona con una antena implantada en la cabeza que le permite recibir directamente en su cabeza llamadas telefónicas, imágenes, vídeos o música recibidos desde móviles o satélites o percibir colores invisibles como infrarrojos o ultravioletas. Su conexión a satélites le permite incluso percibir frecuencias procedentes de fuera de la tierra. Es cofundador de la Fundación Cyborg, una organización a nivel mundial dedicada a ayudar a los humanos a convertirse en ciborgs, a defender sus derechos y a promover el ciborguismo como movimiento artístico.

Cíborg: el futuro que ya está aquí.

Neil Harbisson

Neil tenía una discapacidad visual congénita, llamada acromatopsia, sólo podía percibir los colores en escala de grises (blanco y negro) y lleva implantada su antena desde el año 2004. Está osteointegrada dentro de su cráneo y sale de su hueso occipital como puedes ver en la fotografía. La antena actúa a modo de ojo que capta los colores y los convierte en vibraciones que se registran en su cráneo y a través de su oído interno se convierten en sonidos. De este modo se podría afirmar que "siente" los colores, aunque para Neil no es así, para él se trata de un sentido nuevo, por encima de vista y oído, que permite "extender la percepción del color más allá de los colores visuales".

Al igual que sucede con  Neil, te mostramos algunos ejemplos que tal vez no conozcas:


Cíborg: el futuro que ya está aquí.

Jens Naumann


Tras dos accidentes, Jens Naumann se quedó ciego de ambos ojos, pese a lo cual nunca perdió la esperanza de volver a ver. En el año 2002 se convirtió en la primera persona en el mundo con un sistema de visión artificial. Tras complicadas operaciones, se le implantó un ojo electrónico gracias al cual, pese a percibir con dificultades líneas y formas, ha dejado de ser "técnicamente" ciego.

Cíborg: el futuro que ya está aquí.

Nigel Ackland


Nigel Ackland, tras sufrir un accidente laboral y varias operaciones, fue sometido finalmente una amputación transradial (bajo el codo). Actualmente, disfruta del brazo cibor más avanzado del mundo, pudiendo controlar el movimiento de cada dedo como si de una mano  humana se tratara. Tal y como él mismo declaró "puede coger el teléfono, dar un apretón de manos o lavar su mano izquierda con normalidad".

Cíborg: el futuro que ya está aquí.

Jesse Sullivan


Jesse Sullivan perdió sus dos brazos y los "sustituyó" por dos brazos robóticos que puede controlar con su mente. Con sus nuevos brazos puede incluso percibir el frío y el calor.

Cíborg: el futuro que ya está aquí.

Michael Chorost


Michael Chorost nació en 1964 con una pérdida severa de oido debido a una rubeola epidémica. No aprendió a hablar hasta los 3 años cuando ya disponía de audífonos pero a los 34 perdió por completo su capacidad auditiva. Desde ese año 2001, y tras someterse a una operación de implante coclear, tiene instalado en su cabeza y orejas  un "ordenador" que le ha permitido volver a escuchar los sonidos.

Cíborg: el futuro que ya está aquí.

Jerry Jalava


Este joven programador finlandés, tras un accidente de moto, tuvo severos daños en el dedo anular de su mano, en concreto perdió lo que comunmente llamamos la llema del dedo. Tras la operación inicial, Jerrt acudió de nuevo al hospital para que le hicieran una prótesis para su dedo, pero curiosamente el equipo médico le ofreció integrarle un lápiz USB desmontable  con memoria de 2 gigas y él aceptó encantado.

Cíborg: el futuro que ya está aquí.

Moon Ribas


También tenemos un ejemplo nacional, la coreógrafa y activista catalana del movimiento ciborg Moon Ribas que se implantó en el brazo un pequeño chip que vibra cuando en algún lugar del mundo se produce un terremoto. De este modo, y tal como ella misma afirma, mantiene un contacto directo con la naturaleza y traslada a su danza las sensaciones que percibe a través de las ondas magnéticas que genera su chip. Ha desarrollado, lo que según sus propias palabras es un "sentido sísmico".

Cíborg: el futuro que ya está aquí.

Oscar Pistorius


Seguramente el más mediático de los últimos años es el atleta sudafricano Oscar Pistorius (conocido como Blade Runner en su entorno), primero por temas meramente deportivos y más recientemente al ser juzgado y condenado por el asesinato de su novia Reeva Steenkamp. A los 11 años le fueron amputadas sus dos piernas ante la ausencia de peroné, que sustituye para correr por unas prótesis transtibiales hechas de fibra de carbono. Compitió en los Campeonatos del Mundo de Atletismo de Daegu 2011 conde llegó a las semifinales en la prueba de 400 metros y logró la medalla de plata formando parte del equipo sudafricano en los 4x400 m. Igualmente, también compitió en las Olimpiadas de Londres 2012, haciendo historia el 4 de agosto al conseguir clasificarse para las semifinales de los 400 metros lisos. La importancia de la figura de Pistorius radica no sólo en las prótesis con las que corre sino en su importante fuerza mental, ya que sus resultados han sido sensiblemente mejores que una gran mayoría de atletas totalmente "orgánicos".

Enlazando con nuestro último "ejemplo biónico" y para que te des cuenta de la verdadera importancia de este movimiento, en octubre del pasado año 2016 se celebró en Zurich (Suiza) la primera Cybathlon, unas Olimpiadas dedicadas exclusivamente a personas que modificaron su cuerpo y gracias al uso de la tecnología no sólo superaron discapacidades sino que incluso este hecho les permitió hacerse más fuertes o adquirir habilidades fuera de lo común. Constaron de 6 disciplinas distintas, y en ellas compitieron atletas con piernas biónicas, prótesis en las manos, brazos de última generación o sillas de ruedas de avanzada tecnología. Seguramente la competición que más llamó la atención es la de bicicletas, en las que curiosamente no se pedaleaba al estilo clásico, sino que los competidores utilizaban el poder de la mente y la tecnología para enviar estímulos eléctricos a músculos que de forma natural no son capaces de funcionar.


Cíborg: el futuro que ya está aquí.

Competición de bicicletas en la Cyber-Olimpiadas de Zurich 2016


Tal vez te preguntes, ¿están reguladas de algún modo estas modificaciones del cuerpo humano?. A dia de hoy la respuesta es no, si bien la explicación puede estar en que los ciborgs, cada vez más numerosos, siguen siendo una minoría. Hay 3 principios que deberían ayudar a su regulación, que son "la autodeterminación, la dignidad humana y la igualdad" según el investigador Andrea Bertolini. Para el doctor Alejandro  Sánchez del Campo "el ser humano no debe implantarse tecnología para convertise en otra cosa, las personas que estén sanas no deben implantar dispositivos que les hagan tener capacidades por encima de la media".  El debate está evidentemente servido, ¿qué pasaría si las personas con alto poder adquisitivo se "mejorasen" gracias a la ciencia?, ¿acabaría el universo cíborg creando ciudadanos de primera y de segunda tanto a nivel físico como intelectual?. Las corrientes mayoritarias a día de hoy,  son partidarias de la utilización de la tecnología para ayudar al ser humano a superar discapacidades o disfunciones de su cuerpo, pero sin duda el mundo y los avances tecnológicos avanzan a un ritmo tan vertiginoso que este vació legal nos puede llevar por caminos inimaginables hoy en día.

Cíborg: el futuro que ya está aquí.

DNI británico de Neil Harbisson primer ciborg reconocido


Después de todo lo que hemos ido exponiendo, ¿ sigues aún creyendo que el universo cíborg es algo del futuro? ¿o tal vez se trata ya de una realidad de la que no somos conscientes de su verdadera dimensión?.Esperamos haberte ayudado a descubrir un poco más sobre este mundo, y recuerda, no te dejes llevar por la falsa interpretación que muchas veces ves en películas de ciencia ficción, seguro que a partir de ahora ya tienes bien claro que un cíborg no es un humanoide ni un robot, es un organismo  humano con implantes cibernéticos de alta tecnología.
Cíborg: el futuro que ya está aquí.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas