Revista Viajes

Cicloturismo a larga distancia: el placer de viajar

Por Rafael @merkabici
Cicloturismo a larga distancia: el placer de viajar

En su concepto, podemos definir el cicloturismo a larga distancia como un deporte que combina actividad física, con turismo, aventura y a un coste bajo. Es el placer de viajar en bicicleta, recorrer y visitar pueblos, disfrutar del paisaje mejor que con ningún otro medio de transporte, y, si vamos a hacerlo una sola vez, tener una experiencia única, inigualable.

Si no tenemos experiencia en rutas de largo trayecto, hay una serie de consejos o pautas que debemos tener en cuenta:

* La bicicleta tiene que estar en el mejor estado posible. No hace falta que sea un modelo de los últimos salidos al mercado, pero sí que sea una máquina fuerte, robusta, donde estemos cómodos pedaleando. Pensemos que vamos a estar gran parte del día subidos, con lo cual, la comodidad y la opción de cambiar de posturas durante el trayecto, son cuestiones básicas. Por otro lado, las ruedas son los instrumentos clave para nuestro viaje. Es de una importancia vital que sean fuertes, estén en un estado óptimo, y nos ofrezcan todas las garantías posibles.

Cicloturismo a larga distancia: el placer de viajar

* Si somos principiantes en este tipo de viajes sobre bicicleta, lo ideal es que no circulemos solos, sino que lo hagamos con personas que ya tienen experiencia sobre los relevos, la circulación en grupo, el seguir durante gran parte del tramo a algún experimentado corredor que va marcando el ritmo, la forma de desarrollar el esfuerzo físico, etc.

* Conocimiento de la ruta. La investigación previa sobre el itinerario a realizar nos será de gran utilidad. No sólo de la ruta ideal, sino posibles incidencias que podamos encontrar, sobre mala señalización de algunas vías o caminos, obras o reparaciones puntuales que nos obligarán a cambiar nuestra ruta inicial, etc. Los mapas son imprescindibles. Un buen navegador en nuestro teléfono móvil es una herramienta moderna de enorme utilidad.

* Tener unos objetivos realistas. Si no estamos acostumbrados a pedalear durante mucho tiempo, no debemos precipitarnos sobre nuestros objetivos. Podemos incurrir en el error de creer que seremos capaces de hacer muchos kilómetros, y la realidad demostrarnos que es mucho más duro de lo que pensábamos en un principio. La evolución progresiva, en cuanto al número de kilómetros se refiere, es el camino ideal. Como suele decirse, una prueba de 300km comienza en el kilómetro 200.

Cicloturismo a larga distancia: el placer de viajar

* La modalidad de cicloturismo tiene que estar bien planificada. Hay muchas opciones, desde realizar el viaje de forma autosuficiente (carpa, saco de dormir, alimentos, productos mínimos de higiene, etc.), o bien hacerlo con alojamientos y restaurantes. Elementos económicos como la tarjeta de crédito y la posibilidad de encontrar cajeros automáticos allá donde vayamos, nos evitarán tener que llevar mucho dinero en metálico, cuestión esta muy poco aconsejable. Evaluar en la planificación del viaje el clima, temperaturas, riesgo de lluvias, etc., que vamos a tener en nuestros destinos, ayudará mucho para llevar lo necesario.

* Encima de la bicicleta hay que comer y beber continuamente. No tenemos que esperar a controles o paradas previamente establecidas. Los bidones de líquido tienen que estar llenos, tenemos que estar pendientes continuamente de llenarlos, en cualquier ocasión que tengamos. El supuesto tiempo que creemos perder en ello será crucial un poco más tarde, cuando estemos pedaleando y pasando mucho calor.

* Un kit de herramientas básicas para la bicicleta es indispensable. Los elementos para reparar un pinchazo debemos tenerlos al alcance de la mano, permanentemente. Por otra parte, las mochilas no son buena idea. Hay que estar ligero para pedalear; lo mejor es usar la parrilla de la bicicleta para llevar lo mínimo imprescindible.

Cicloturismo a larga distancia: el placer de viajar

* Debemos calcular y planificar las horas de descanso y las horas de esfuerzo. Haremos una estimación de los días y los kilómetros y realizaremos un reparto del trabajo de una forma realista.

* Entre los elementos de nuestra bicicleta que deben estar revisados, están las luces delanteras y traseras y alguna prenda reflectante.

Si tenemos en cuenta todos estos consejos, disfrutaremos de un viaje lleno de buenos recuerdos.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista