Revista Coaching

Cinco claves para integrar un director externo en tu empresa familiar

Por Juan Carlos Valda @grandespymes

Cinco claves para integrar un director externo en tu empresa familiar

Por Pablo Aure Fariñez
Es natural que conforme la empresa familiar crece, en esa misma medida cambien también las dinámicas y los retos. Es posible que quienes las dirigen, hayan tomado decisiones más orientadas a resolver temas tácticos y operativos en los primeros estadios del negocio, y que luego estas decisiones se hayan convertido en discusiones de situaciones más complejas y estratégicas como consecuencia del crecimiento del negocio. Esta realidad comienza a exigir de parte de quienes dirigen la empresa familiar más herramientas, mejores estructuras y procesos para responder adecuadamente al nuevo panorama. En otras palabras, es necesario organizar las dinámicas de trabajo de manera que los asuntos del negocio y los de la familia encuentren su espacio para lograr mayor eficiencia y mejores resultados.

En su evolución la empresa familiar necesitará, además de organización y relaciones armoniosas entre miembros de la familia y su patrimonio, profesionales que acompañen y generen valor al equipo encargado de tomar decisiones, en muchos casos complementándolo con sus habilidades y experiencias para juntos continuar creciendo con transparencia: esta es la figura estratégica del director externo. Este valioso rol puede infundir cierta expectativa y desconfianza porque siendo externo a la familia y a la empresa, se encuentra involucrado en el órgano o contexto de trabajo donde se toman las decisiones, y esto merece toda la atención e importancia.

Los directores externos tienen el potencial de enriquecer la sinergia y mejorar el proceso de toma de decisiones en la empresa familiar, entre otras razones, porque tiene la facultad de agregar transparencia, objetividad e impactar los resultados del negocio, siempre y cuando su selección haya sido parte de un proceso cuidadoso que involucra desde la definición del propósito, las necesidades técnicas de la Junta Directiva hasta el contacto directo con los miembros de la familia empresaria, por mencionar algunos pasos importantes.

A continuación les comparto cinco elementos fundamentales en la selección del director externo para la empresa familiar:
  • Identificar el momento. ¿Cuándo es el momento de invitar a un director externo a la empresa familiar? Llegar a este punto reflexivo no es una tarea sencilla ya que es necesario haber vivido ciertos cambios importantes dentro de la empresa familiar para llegar a considerar que el apoyo de un externo dentro de la toma de decisiones redundará en un mayor bienestar . Existen algunas situaciones que pueden indicarnos o darnos algunas pistas de que ese momento se está aproximando, y tienen que ver básicamente con cambios que ocurren en las operaciones del negocio, como por ejemplo: el crecimiento, la internacionalización, incorporación de nuevas líneas de negocios, procesos de fusión, compra o venta. También por situaciones que tienen que ver directamente con la familia, como podría ser el relevo generacional. Las razones son tan diversas como las características de cada familia. Lo relevante es que a pesar de que cada familia empresaria puede definir su "cuándo", lo propicio quedará patente, pues los costos o potenciales pérdidas de no hacerlo serán importantes.
  • Junta Directiva y su forma. Mantener la disciplina y organización en el proceso de toma de decisiones aumenta la posibilidad de obtener mayores y mejores resultados. Una vez que la familia empresaria ha llegado a la decisión de incluir a un director externo es importante que defina cómo quisiera que fuera su Junta Directiva, siempre privilegiando la transparencia. Estos foros de gestión y retroalimentación que conocemos como órganos de gobierno contribuyen a la planificación y el orden. Para ello, existen fórmulas y recomendaciones sobre su tamaño propuestas por organizaciones especializadas en Gobierno Corporativo, como la International Finance Corporation. Más allá de los temas eminentemente técnicos, una combinación entre miembros de familia y directores externos que puedan proveer de transparencia, confianza, armonía y profesionalismo en la toma de decisiones, contribuirá con la sostenibilidad del negocio familiar.
  • Mi empresa familiar es única. Encontrar a la persona con las mejores cualidades para una empresa familiar en específico, que idealmente debe ser emocionalmente inteligente, con habilidades relacionales, perseverante y con valores e integridad, es una tarea que toma tiempo, dedicación y recursos. Cuando la familia empresaria decide incluir un director externo, está apostando por la evolución y por lo tanto es de suma importancia que el proceso de selección sea riguroso, empezando por detectar cuales son las necesidades reales del negocio, cuáles son las competencias y experiencias que deben ser incluidas para alcanzar los objetivos que se han trazado. De esta manera podrán contar con un perfil que hará mucho más sencilla la búsqueda y con mayores probabilidades de éxito, al estar alineados con las necesidades del negocio en lugar de guiarse por opiniones, elementos subjetivos o aspiracionales. El director externo viene a formar parte de un equipo al que dotará de aprendizajes adquiridos, relacionamiento y estrategia.
  • El contacto previo. Las familias empresarias pueden conformar un "Comité de Nominaciones" donde se incluya a sus asesores externos en caso de querer sumar el elemento multidisciplinario. Allí será posible examinar cada una de las experiencias de los perfiles que se han reunido en un proceso organizado donde la prioridad es la necesidad del negocio, que puede estar relacionada con áreas como finanzas, estrategia, o comercialización, continuando con otros elementos relacionados con experiencias más específicas vinculados con tipo de industrias, procesos técnicos, entre otros. Una vez que la empresa familiar cuenta con los perfiles de los posibles directores externos, llega una de las etapas más delicadas del proceso y que se considera de mayor importancia: el encuentro entre la familia y los candidatos a ocupar la posición de director. Muchas veces por la premura de avanzar en el proceso o quizás por encontrarse casi al final del mismo, no ocurre. Realizar un encuentro con los candidatos permite a las familias empresarias entrar en contacto con la personalidad y algunas habilidades blandas de los posibles directores. Estas percepciones que no se obtienen al leer un perfil o a través de una llamada, pueden ser muy valiosas antes de finalmente invitarlo a formar parte de la Junta Directiva.
  • Prepararse a la puesta en marcha. Llegamos al momento crítico donde el director o los directores externos deben involucrarse en la dinámica de la empresa familiar y desde la primera sesión de la Junta Directiva estar listo para integrarse y entregar orientaciones. Para que esto ocurra de la manera más armoniosa y efectiva posible, los miembros deben compartir con anterioridad información pertinente sobre planes estratégicos y el curso del negocio. En esta etapa es importante considerar que, aunque el director externo ya esta preparado para entregar valor a su equipo, se inicia un proceso de adaptación a esta nueva dinámica, sobre todo si la empresa familiar esta incursionando en esta modalidad y por esta razón será necesario tener la disposición, herramientas y seguimiento para orientar hacia el éxito la gestión.

Los beneficios para la empresa familiar al incorporar a un director externo impactan positivamente además de los resultados del negocio, el fortalecimiento de los órganos de gobierno corporativo, la transparencia y confianza en la toma de decisiones y también las dinámicas relacionales con los miembros de la familia empresaria. Un director externo con experiencia en empresas familiares conoce de cerca la complejidad que implican sus características, y sabe que las familias empresarias tienen en sus manos un legado que se han comprometido entregar a las nuevas generaciones.

Fuente: https://www.exaudionline.com/blog/5-claves-para-integrar-un-director-externo-en-tu-empresa-familiar

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas