Revista Viajes

Colonia y sus Maravillas

Por Veronica Cussi @touristear

Alemania tiene más de un centenar de ciudades que son preciosas y merecen la pena visitar, pero, sin duda, Colonia es una de esas ciudades que te van enamorando de manera exponencial a medida que las vas conociendo; sus numerosísimas iglesias, las zonas verdes y su precioso casco antiguo hacen de esta ciudad una auténtica maravilla.

Y hablando de maravillas, hay muchas maravillas que uno no puede perderse de esta ciudad, ya que Colonia no es sólo un lugar donde poder disfrutar de eventos internacionales, como los partidos de fútbol donde los fanáticos del equipo alemán han disfrutado de noches contra el Barcelona, uno de los mejores equipos de primera división, o de las ofertas musicales como el Summerjam Festival, uno de los festivales de reggae más grandes de Europa celebrado en el Fühlinger See y que ofrece sus mejores conciertos durante tres días. Pero aparte de este tipo de eventos, esta ciudad ofrece también cultura e historia.

La catedral de Colonia

Simplemente magnífica y de grandeza aplastante. Con sus más de 150m de altura, esta catedral de estilo gótico, cuya construcción empezó en el siglo XIII y terminó en el XIX, se encuentra entre las tres catedrales más grandes del mundo e impresiona y fascina a simple vista, empezando por sus trabajadas fachadas y terminando por los vivos y detallados mosaicos de cristales en su interior. Merecidísima por ello su designación como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO desde 1996.

El Rheinauhafen

La pasarela del puerto de Colonia es el lugar ideal para dar un paseo a orillas del río Rin, a menos de 10 minutos a pie del casco antiguo de la ciudad y donde muchos se reúnen, sobre todo con la llegada del buen tiempo, para tomar algo con los amigos, para hacer deporte o simplemente para airear ideas.

Los mercadillos navideños

Pura fantasía, acogedores y mágicos, que te hacen sentir en un cuento de hadas. Desde finales de noviembre hasta principios de enero hay decenas de mercadillos navideños repartidos por toda la ciudad, donde podrás encontrar de todo. En los mercadillos se venden artículos de bisutería, decoración y para el hogar, que suelen estar hechos a mano por comerciantes locales. Y cómo no, los mercadillos son el lugar idóneo para tomarse un rico (vino tinto especiado que se bebe caliente) y un , ambos muy típicos en Alemania y además deliciosos.

El Rheinpark

Parque urbano de 40 hectáreas que linda con el río Rin, entre los distritos de Deutz y Mülheim, que con el buen tiempo se convierte en el lugar perfecto para reunirse en familia o con amigos, ya que, entre otras cosas, tiene un beach-club y un teatro al aire libre. En fin, podríamos nombrar mil y una cualidades de esta ciudad y todo lo que tiene que ofrecer y no terminaríamos, y es que Colonia es, sin duda alguna, una ciudad de maravillas.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista