Revista Infancia

¿Cómo acompañar la ira de nuestros hijos? (Por Diego Ávila)

Por Monicaserrano
¿Cómo acompañar la ira de nuestros hijos? (Por Diego Ávila)
Un niño enfadado es un niño feliz. Es un niño normal, sano. La ira no es el problema. El problema, la mayoría de las veces, es la gestión de esa ira, y, generalmente, no por parte del niño, si no por parte del adulto.
La ira, el enfado, es una de las emociones básicas del ser humano que el bebé desarrolla ante estímulos adversos y que aprende a identificar y gestionar.
Hay que vivir y sentir el enfado. Hay que dejarlo explotar y extinguirse. Los niños no tienen filtro, pero para eso estamos los adultos, ya seamos figuras de referencia o meros acompañantes puntuales en unas crisis que también ayudarán a forjar la personalidad de esas personitas.
No hay reglas de oro. En ningún caso y menos en éste, pero sí puede ayudar tener un par de cosas claras por parte de nosotros, los adultos.
1. El niño –los adultos también- no se enfada con alguien. Se enfada por algo.
No personalizar ese ataque de furia ayuda a gestionarlo mejor. No sentirnos víctimas ni culpables, ni mucho menos diana de esa ira desbordada y desbordante. Ese algo se puede negociar –“hoy quiero ponerme el vestido rosa”- o no –“quiero meter el tenedor en el enchufe”-, pero seguro que puede gestionarse desde la calma.
2. El niño no tiene filtros, no posee aún una conciencia analítica.
Puede decirse que habla desde el subconsciente. Y, muchos adultos, cuando se encuentran en esa tesitura, se sumergen en el subconsciente también, y se enfrentan a esa situación de igual a igual, con sus miedos a flor de piel y con la mente en modo estímulo-respuesta. Un duelo mortal de apetencias y normas impuestas desde la verticalidad, y, las más de las veces, la represión /o el miedo.
Hay que saber ver al ser que un día será ese niño y hablarle desde el ser que nosotros somos, porque desde esa lucha nos está pidiendo su lugar en el mundo, sus horizontes de seguridad y confort, nuestro compromiso de acogerlo y atenderlo hasta que pueda bastarse por él mismo. Y eso implica que aprenda a gestionar su propia ira. Mal que nos pese.
Diego ÁvilaPapá, Padre de Día y Acompañante del espacio de educación activa El Jardín de Momo

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • De Frida a Diego...

    Frida Diego...

    Hola, hola!Paso rapidito a compartirles una de mis cartas favoritas de una mujer que admiraré siempre. Ella es mi eterna inspiradora.CARTA DE FRIDA KAHLO A DIEG... Leer el resto

    Por  Isabel Isabelquintin
    CULTURA Y OCIO, LIBROS
  • Matarte lentamente, diego ameixeiras

    Matarte lentamente, diego ameixeiras

    SOBRE TERTULIAS LITERARIAS, LECTURAS COMPARTIDAS Y MUERTES LENTASMatarte lentamente, Diego Ameixeiras, 2013Ayer por la tarde asistí a una reunión que se ha ido... Leer el resto

    Por  Ana Ana Fidalgo
    CULTURA Y OCIO, LIBROS
  • Diego Arango el nuevo sonido latino

    Desde Colombia llega Diego Arango con su ritmo contagioso y su melodiosa voz. El colombiano ha hecho de sus canciones un éxito inmediato logrando colocar sus... Leer el resto

    Por  Vivalamusica
    CULTURA Y OCIO, MÚSICA
  • Como el Diego

    El australiano Tarek Elrich, del Adelaide United FC, convirtió un tanto similar al de Maradona aunque por la banda izquierda. Gran candidato a quedarse con el... Leer el resto

    Por  Futbolcurioso
    DEPORTES, FÚTBOL
  • Memorial del Monte Soledad en San Diego

    Memorial Monte Soledad Diego

    Memorial del Monte SoledadEn la cima de una colina del barrio La Jolla, en la ciudad de San Diego, California, se tiene una gran cruz de concreto que fue... Leer el resto

    Por  Javier Cabral
    VIAJES
  • Diego Urcola Quartet - Appreciation

    Diego Urcola Quartet Appreciation

    Diego Urcola de es una voz que se mantuvo un poco escondida, sin duda escondido-durante dos décadas en el quinteto de Paquito D'Rivera. Y luego estaba el papel... Leer el resto

    Por  Chumancera
    MÚSICA
  • Odio a Diego Fonseca

    Hace 11 años yo asistía cada domingo al edificio de los espejos, subía al tercer piso y me encontraba con una sala vieja, un piso alfombrado vastamente y mis... Leer el resto

    Por  Jorgeandr3s
    ARTE, CÓMICS, CULTURA Y OCIO, TALENTOS