Revista Medio Ambiente

¿Cómo cuidar a mi perrita embarazada?

Por Mascotaplanet

Es común preocuparse por los integrantes de su núcleo familiar, incluidas nuestras mascotas. Especialmente cuando están en la dulce espera. Es importante recordar que el embarazo es una etapa normal como cualquier otra.

Antes, durante y después de la gestación el veterinario es un aliado indispensable. Es importante que cuando observemos algún cambio de conducta en nuestra mascota que nos haga pensar que está embarazada, hay que acudir a él ya que es quien puede orientarnos, previendo cualquier complicación y garantizando el óptimo desarrollo de nuestros cachorros.

Es el especialista quien puede recomendarnos mejor y de la manera más personalizada los cuidados, la dieta y atenciones que debemos tener con nuestra mascota. Pero aquí te damos algunas recomendaciones básicas para cuidar a tu perrita embarazada:

¿Cómo debo alimentar a mi perrita?

No es aconsejable cambiar la alimentación en las primeras dos semanas del embarazo, a menos que el veterinario indique lo contrario. Esto para evitar un desarrollo acelerado de los cachorros que pueda poner en riesgo la vida de nuestras mascotas.

La alimentación debe ser balanceada, recordando que la comida casera no puede conferirle los suficientes nutrientes, por lo que es recomendable que se le de alimento especialmente diseñado para canes. De aparecer náuseas, pérdida del apetito o vómitos, es debido al crecimiento de los perritos en el útero, por lo que es recomendable servir dosis pequeñas de alimento varias veces al día.

Entrada la sexta semana podría ser necesario incrementar la cantidad de alimento respecto de su consumo normal, al igual que entrada la octava semana. No es recomendable que tu perrita embarazada suba mucho de peso ya que esto afectaría su salud y la de la camada. Por esto es recomendable que un especialista te guie en su alimentación.

¿Qué con los ejercicios?

Otro asunto que suele preocupar a los dueños es si su leal compañera puede continuar con su rutina habitual de ejercicios o paseos por el parque. Nuevamente hay que recordar que está embarazada y no enferma. Dentro de las primeras seis semanas puede continuar con su rutina normal de caminatas o trotes, luego de este periodo es prudente bajar el ritmo.

Toma en cuenta el mejor clima para salir de paseo con ella. Otro buen ejercicio podría ser jugar con ella. Mostrarle tu afecto y afianzar los vínculos con tu perrita permitirá que ella deje que la ayudes mientras nacen los cachorros. Recuerda que es importante que la dejes descansar tanto como ella necesite, para recuperar fuerzas, ya que el embarazo puede ser agotador para ella.

¿Cómo me preparo para el parto?

Tu mascota sabe lo que debe hacer, pero no está de más tomar ciertas consideraciones si planeas que nazcan en casa. Hacer o comprar una cama para el parto, esto tiene que ser un lugar acogedor y tranquilo donde ella se pueda esconder a tener su camada. Hay que saber que si pasan dos horas con la perrita pujando sin que nazcan los perritos hay que llamar al veterinario. Cada 20 minutos debe nacer un perrito y cada uno tiene su propia placenta.

Imagen cortesía de expertoanimal (expertoanimal.com), Todos los derechos reservados

Share


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :