Revista Remedios

Cómo hacer crecer el cabello rápido

Por Gabriel Giner @esaludcom

Si últimamente has perdido mucho pelo, si tienes más de dos meses con el largo en el mismo nivel o si notas que no hay nada que hayas hecho para tener más cantidad de pelo, es probable que seas una de las tantas personas que hoy en d´ía se pregunta: ¿cómo hacer crecer el cabello? Lo cierto es que responder dicha interrogante es más complicado de lo que se cree, ya que antes de creer y poner en marcha un sinfín de remedios mágicos resulta importante conocer por qué el pelo no crece.

El estrés, tratamientos químicos, el uso de productos abrasivos como la plancha y la exposición solar sin protección capilar son algunos de los factores que pueden causar caída de pelo, pérdida de nutrientes en los folículos pilosos y estancamiento en el crecimiento del cabello. Afortunadamente existen muchos tratamientos que pueden ayudar a revertir estas situaciones si se actúa a tiempo y con la mayor dedicación. Si quieres saber cómo hacer crecer el cabello y lucir un pelazo, lee detenidamente este artículo de eSalud: ¡te decimos todo lo que necesitas saber!

¿Por qué no crece el pelo?

Razones por las que el cabello no te crece

El sueño de un cabello largo y abundante puede verse arruinado por muchos factores, sin embargo, de todos ellos la genética suele ser el más común. Todos los pelos del cuero cabelludo tienen una vida útil de entre 2 y 6 años y un crecimiento estimado de 1.3 centímetros por mes. Si notas que tu cabello lleva varios meses sin cambiar notoriamente su longitud, puede que su vida útil sea de 2 años. ¿Por qué? Porque los cabellos que tienen este tiempo de vida no suelen crecer más de 30 centímetros de largo, mientras que los que pueden vivir hasta 6 años sin caerse pueden llegar a medir hasta metro y medio, ¡en serio!

Cuando un pelo llega a final de vida útil, se cae y crece en su lugar uno nuevo, más fuerte y resistente. Pero para que eso suceda también es necesario que tu cuero cabelludo cuente con una buena circulación sanguínea, que tu cabello no tenga las puntas abiertas y se encuentre saludable. Así pues, si has tenido el cabello largo anteriormente y solo ahora notas que no te crece lo suficiente, deberías tener en cuenta otros factores que insisten en el crecimiento del cabello y que te explicamos a continuación:

Edad y cambios hormonales

El paso de los años hace que tu cabello crezca de forma más débil y se caiga con mayor facilidad, esto se debe a la pérdida de elastina, proteína que lo mantiene flexible. Asimismo, cambios hormonales por afecciones en la tiroides o la menopausia pueden afectar de forma importante la fase anágena del pelo, que no es más que la fase de crecimiento.  

Estrés crónico

Con el ritmo de vida que llevan la mayoría de las personas en la actualidad, el estrés es una de las causas más comunes de caída de cabello. El estrés puede causar alteraciones negativas en el cuerpo humano de cualquier índole, desde enfermedades hasta imposibilidad para controlar las emociones. Quienes producen estrés crónico a menudo sufren de alopecia o falta de crecimiento del cabello.

Cabello en mal estado

Cabello en mal estado
En algunos casos el cabello crece, pero cuando alcanza una longitud determinada, se cae sin cumplir todo su ciclo de vida. Esto es muy común y ocurre cuando el pelo se encuentra, débil, seco y marchito. La falta de proteína en la parte interna del pelo, la deshidratación y los cambios de pigmento pueden hacer que un pelo pierda elasticidad, brillo, forma y modifique su estructura interior. Esto es muy común debido al abuso de secadores y planchas para el cabello, pinzas térmicas, tratamientos químicos como la keratina, decoloración, uso de tinte con amoníaco y exposición solar sin protección. Una cabello maltratado muy difícilmente llega a crecer de forma saludable.

Problemas dermatológicos

Muchas veces el cabello no crece porque determinados folículos pilosos han dejado de aportar al pelo las vitaminas y nutrientes necesarios para que este crezca de forma sana y, por lo tanto, el cabello se cae en plena fase de crecimiento. Esto puede ocurrir por algún tipo de alopecia o debido a la falta de irrigación sanguínea en los folículos pilosos del cuero cabelludo.

Déficit nutricional

Mantener una alimentación escasa en vitaminas y minerales afecta considerablemente el crecimiento del pelo y la calidad del mismo. Las personas con algún tipo de desnutrición o anemia suelen tener cabellos muy débiles que suelen caerse con mayor facilidad antes de terminar su fase de crecimiento. La falta de hierro y vitamina B y dietas que suprimen algún grupo alimenticio pueden afectar el crecimiento del cabello.

Cómo hacer crecer el cabello

Hacer crecer el cabello en una semana o estimular el cuero cabelludo para que el cabello crezca de forma más rápida es imposible. Cada pelo atraviesa una fase anágena (de crecimiento) que puede durar entre 2 y 6 años y, por supuesto,  mientras más tiempo dure esta fase más larga será la longitud del cabello. Luego se produce la fase catágena, en la cual el folículo detiene su actividad, se paraliza el crecimiento y dura 3 semanas. El ciclo del vida del pelo termina en la fase telógena, etapa en la que el pelo se cae, el folículo descansa durante 3 meses y luego comienza nuevamente la fase de crecimiento.

Ciclo de vida del cabello

Este proceso lo atraviesan todos los pelos del cuero cabelludo, pero cada uno evoluciona de forma independiente, es decir, mientras un pelo está en fase anágena puede que su vecino esté en fase telógena. Acelerar o disminuir el ritmo de este ciclo es imposible, sería como pedir al cuerpo que haga más rápido la digestión de los alimentos o deseche más velozmente las toxinas. Sin embargo, sí podemos hacer mucho por mejorar la actividad folicular, la irrigación sanguínea y la salud del cabello en pro de tener un pelo mucho más sano que crezca de forma normal y se mantiene elástico y resistente en el tiempo.

Consejos para hacer crecer el cabello

Consejos para hacer crecer el cabello

Gozar de una melena abundante, sana y brillante no es tarea fácil, pero tampoco imposible. El cabello refleja mucho la salud interna de nuestro organismo y el cuidado que le ofrecemos a cada hebra. A continuación te ofrecemos una serie de consejos que serán de gran ayuda para fortalecer tu cabello y estimular un crecimiento más saludable.

Plasma rico en plaquetas

La sangre está compuesta por glóbulos blancos, glóbulos rojos, plasma y plaquetas. Las plaquetas contienen factores que crecimiento que intervienen en la bioestimulación celular de la piel y activan la correcta circulación sanguínea, entre otros beneficios. El plasma rico en plaquetas con factores de crecimiento es muy utilizado en la actualidad para estimular la actividad de los folículos pilosos y ofrecer mayor cantidad de nutrientes y vitaminas al pelo a través de la sangre.

¿En qué consiste? Para realizar este tratamiento se extrae del paciente una muestra sanguínea que posteriormente es colocada dentro de una centrifugadora. Cuando el fluido es centrifugado se consigue separar sus partes y obtener así el plasma rico en plaquetas. Una vez que se tiene el plasma de la persona, un especialista en dermatología procederá a inyectar dicha sustancia en el cuero cabelludo para estimular el crecimiento del pelo y el nacimiento de nuevo cabello a través de la activación de los folículos y la irrigación sanguínea.

Muchas son las personas que han conseguido lidiar con la caída del cabello a través del tratamiento con plasma rico en plaquetas. Esta técnica ofrece, además, un cabello más hidratado, con mayor brillo, más elástico, fuerte y resistente a factores externos que puedan maltratarlo, como el sol.

Asiste a un endocrino

Ante la pérdida de cabello y el estancamiento de su crecimiento resulta importante descartar cualquier desorden nutricional y hormonal. Por esta razón, si consideras que cada vez tienes menos cantidad de cabello y notas que no te ha crecido pelo durante más de seis meses, te sugerimos marcar una cita con un endocrino para que recete una serie de análisis que determinen qué pueda estar sucediendo en el organismo que está afectando al crecimiento capilar.

Alimentación saludable

Alimentación saludable

Las dietas, el estrés y el ritmo de vida acelerado en el que vivimos en la actualidad hace que le prestamos muy poca importancia a lo que comemos. En los alimentos encontramos todo lo que nuestro organismo necesita para funcionar correctamente, así que no dudes en incrementar el consumo de alimentos ricos en hierro y vitamina B para estimular el crecimiento del cabello. Remolacha, berro, espinacas, espárragos, carnes rojas, tomate de árbol, almejas, mejillones y frutos secos con una excelente opción. Asimismo, en caso de presentar algún tipo de deficiencia vitamínica o mineral importante, resulta vital consultar con tu médico de cabecera la posibilidad de consumir un suplemento que contrarreste dicho déficit.

Corta tu cabello

Puede parecer irónico que para hacer crecer el cabello haya que cortarlo, pero es cierto. Las horquetillas y puntas abiertas facilitan que el pelo expulse la proteína interna que lo mantiene fuerte y saludable, por lo tanto, se marchita y comienza a abrirse hasta la raíz. Es decir, un cabello con las puntas abiertas es un cabello próximo a caerse. Por esta razón es vital que evites esta condición cortando tu cabello al menos una vez cada dos meses. Verás que poco a poco se recupera y, lo mejor de todo, irá creciendo con un aspecto saludable.

No abuses del champú y el acondicionador

La limpieza del cuero cabelludo es muy útil para estimular la irrigación sanguínea y activar la función folicular. Sin embargo, abusar de productos que contienen ingredientes abrasivos como el sulfato o el sodio puede ser contraproducente para la salud de tu pelo. Por esta razón lo recomendable es lavar el cabello interdiario y aplicar una porción de acondicionador del tamaño de una almendra únicamente desde el medio del pelo hasta las putas.

Al lavar el pelo todos los días estás retirando el sebo natural que el cuero cabelludo secreta para mantener las hebras hidratadas y fuertes, lo cual causa que las heras estén marchitas y frágiles.

Evita los hábitos dañinos

A veces no prestamos atención al cuidado que le ofrecemos a nuestro pelo, por ejemplo, ¿te secas el cabello más de una vez por semana, ¿te pasas la plancha con frecuencia?, ¿desenredas tu pelo en la ducha? El exceso de calor de productos como la plancha o el secador puede llegar a maltratar tanto tu pelo hasta el punto de quemarlo, y un pelo quemado no va a crecer correctamente. Lo ideal es preferir el secador antes que la plancha, usarlo máximo una vez de semana y no pegar la boquita a las hebras.

Asimismo, la forma en que peinas tu pelo puede afectar su forma y composición. Si peinas el pelo mientras está muy mojado es más fácil que lo hales y consigas rompiéndolo. Lo ideal es desenredarlo cuando hayas sacado la humedad, usando un peine de cerdas amplias y empezando por las puntas hasta llegar a la raíz.

Otro hábito que puede maltratar el pelo es el uso excesivo de colas y ganchetas, pues estos accesorios suelen romper el cabello, dejando pelos cortos en la superficie de la cabeza que a veces son considerados frizz. Y, no está de más recordar que la decoloración, el tinte y tratamiento alisantes son lo peor que puedes darle a tu pelo si deseas que crezca.

Trata bien tu cabello

El uso de productos que estimulen la salud capilar, como cremas para peinar, años de crema y ampollas fortalecedoras es muy útil para que tu pelo pueda crecer de forma saludable y con un aspecto envidiable. Es indispensable que cada productos que apliques en el cabello corresponda a tu tipo de pelo: graso, seco o mixto. El uso de mascarillas profesionales ricas e ingredientes como vitamina B5 es de gran ayuda para estimular el crecimiento de un pelo más fuerte.

¿Y en casa?

Si bien los remedios caseros son los menos peligrosos, sí son de gran ayuda para mantener un cabello saludable e hidratado. De tantas soluciones mágicas que abundan en Internet debemos decir que la mascarilla de aceite de oliva es una excelente alternativa para hidratar el cabello y hacerlo más brillante de forma natural. Lo ideal es humedecer el pelo con aceite de oliva antes de lavarlo y contar 30 minutos. Una vez pasado el tiempo podrás enjuagar t pelo como de costumbre. Aplicar esta mascarilla una vez a la semana te brindará importantes resultados.

¿Caída del cabello?

Si notas que tu pelo se cae con mucha frecuencia, dejas mechones en tu almohada y tienes algún parche o zona muy clara en tu cuero cabelludo no dudes en marcar una cita con un dermatólogo. Existen algunos tipos de alopecia que se pueden revertir si la persona es atendida a tiempo.


Volver a la Portada de Logo Paperblog