Revista Belleza

Cómo Limpiar y Desinfectar el Estropajo de Tu Cocina

Por Aranchawp @MeigayCaldero

Uno de los elementos de la cocina que más gérmenes acumula es... ¡el estropajo! Se usa para lavar la vajilla, es fácil que queden restos de comida y jabón en las fibras, es difícil de mantener limpio, suele estar húmedo la mayor parte del tiempo... las razones son muchas. Piensa que la cantidad de microorganismos que concentra suele ser mayor que la que hay un un inodora. Imagínate...

Teniendo en cuenta que es algo que vamos a emplear para limpiar platos, vasos, cubiertos y ollas, todos objetos que se utilizan para cocinar, es importante que siempre esté escrupulosamente limpio. Si está sucio, aunque no lo parezca, puede terminar poniendo en riesgo nuestra salud.

Para que eso no te ocurra, aquí tienes algunos consejos para que tu estropajo esté siempre limpio y sea seguro.

Cómo limpiar y desinfectar el estropajo de tu cocina

Lo básico

Lo primero que debes tener en cuenta es que el estropajo con el que laves la vajilla no debe ser el mismo que el uses para limpiar muebles y otras superficies de tu cocina. Estos últimos requieren productos de limpieza más agresivos que el jabón lavavajillas, y no conviene que puedan quedar restos de esos limpiadores en el estropajo que puedan acabar en elementos que se usan para contener comida o que se llevan directamente a la boca. Por mucho que aclares el estropajo, es fácil que queden químicos que pueden ser peligrosos para ti y tu familia. 

Estropajos

También es importante que lo cambies con frecuencia. Mi consejo es que lo cambies cada 10-15 días como norma general. Y hazlo antes de ese plazo si es necesario, porque se ha ensuciado mucho o se ha deteriorado más de la cuenta. En cualquier caso, la frecuencia para cambiar tu estropajo dependerá del uso que le des. No es lo mismo utilizarlo varias veces al día, que hacerlo una vez durante el fin de semana. Y tampoco es lo mismo emplearlo para limpiar suciedad muy liviana apenas se ha terminado de comer, que para quitar restos de comida con mucha grasa en platos y cazuelas que se suelen quedar en el fregadero varias horas o días (dedicado a esos inquilinos de pisos compartidos y vacacionales con poco tiempo para dedicarle a la vajilla).

Cómo limpiarlo y desinfectarlo

Lava y aclara bien el estropajo después de cada uso. Procura eliminar cualquier resto de comida o suciedad que haya podido quedar con los dedos antes de lavarlo. Aclara muy bien, porque los restos de jabón (junto con la humedad) pueden hacer que proliferen las bacterias. 

Escúrrelo bien, así quedará menos humedad entre sus fibras. Recuerda que el agua que no se pueda secar es como un parque temático para los microorganismos y el moho, que se reproducen y se divierten a sus anchas.

Procura que el estropajo se pueda secar lo más completamente posible. Esto pasa por poderlo dejar en lugares donde queden al aire, mejor todavía si tienen una rejilla o algún espacio por el que pueda caer el agua sobrante.

Estropajo en una rejilla dentro del fregadero
 

Cada pocos días, prepara un recipiente con agua (fría) y lejía para desinfectarlo. Utiliza una proporción de entre el 10 y 15% de lejía. Te recomiendo que sea de la que se usa para desinfectar agua para consumo humano, frutas y verduras, puesto que es para utilizar en un elemento que va a tener contacto con objetos de uso alimentario. Deja reposar el estropajo dentro de agua con lejía unos 5-10 minutos, aclara completamente y escurre bien. La lejía es el desinfectante que más bacterias elimina, por lo que es el más seguro. Ojo, porque la lejía puede cambiar la coloración de la esponja de tu estropajo. Quedará fea, pero al menos estará limpia. 

Lejía sobre la superficie de una mesa de madera

También puedes desinfectarlo con vinagre blanco sin diluir. Vierte el vinagre en un recipiente, sumerge el estropajo, déjalo reposar durante 5-10 minutos, aclara del todo con agua y escúrrelo. 

En caso de que el estropajo sea de aluminio, puedes preparar una mezcla con agua, zumo de limón y sal común. Introduce el estropajo en el agua con limón y sal y déjalo sumergido durante 15-20 minutos. Aclara completamente con agua, sacúdelo para eliminar al máximo la humedad y deja que se seque (totalmente) al aire. Para que se seque más y mejor, puedes apretarlo con un paño seco unas cuantas veces antes de dejarlo al aire. 

Estropajos de esponja y de aluminio
 

Microondas, lavadora o lavavajillas

Hay personas que prefieren utilizar el microondas, la lavadora o el lavavajillas para limpiar el estropajo. A este respecto hay estudios que dicen que no son suficientemente seguros y otros que sí lo son y que eliminan hasta un 99,9% de bacterias. 

Personalmente, de los tres métodos únicamente me gusta el del microondas. Aunque creo que para que funcione es necesario ponerlo en un recipiente con agua y dejarlo el tiempo suficiente para que el agua comience a hervir. El método que dice que hay que remojarlo simplemente y dejarlo tal cual 1-2 minutos a máxima potencia no me parece suficiente para higienizarlo bien. Por otra parte, el hecho de dejarlo directamente sobre el plato giratorio, no me parece la mejor elección. Ten mucho cuidado, tanto si lo sumerges en un recipiente con agua o lo dejas en el plato, porque puedes quemarte cuando lo saques. Deja que se enfríe antes o hazlo con unas pinzas u objeto similar. Creo que microondas es perfecto para usarlo antes o después de desinfectarlo con lejía o vinagre.

Microondas

En el caso de la lavadora, no me termina de convencer. Para que fuese útil, sería necesario utilizar un programa de alta temperatura. Esto implica que gastarás más energía de la necesaria para lavarlo (con la tecnología y los tejidos que hay en el mercado cada vez es menos necesario utilizar este tipo de programas). Acorta la vida útil del estropajo, porque el hecho de soportar el centrifugado y el roce con el resto de la carga lo estropea a marchas forzadas. Y es malo para el resto de las prendas que pongas en el tambor, a menos que lo introduzcas antes de una bolsa protectora. 

Aunque el que me parece peor de todos es el del lavavajillas. En el caso de platos, vasos, cubiertos y menaje, no hay problema, pero el estropajo está lleno de fibras y recovecos (sobre todo si tiene esponja) en los que se depositan los restos de comida que han estado circulando durante todo el programa. Por otra parte, termina lleno de agua (con restos), y es necesario escurrirlo muy bien.

Recíclalo

Una vez que debas desechar tu estropajo, no lo tires, porque puedes reutilizarlo para otros fines que no impliquen el contacto con alimentos. Limpia con él tus muebles de jardín, herramientas, para eliminar pintura cuando hagas bricolaje, incluso puedes emplearlo para determinadas superficies del baño.

Con estos sencillos consejos tu cocina será un lugar mucho más seguro e higiénico para ti y los tuyos.

Post relacionados:

5 Estupendos Limpiadores que Tienes en Tu Despensa y Tu Botiquín 

Cómo Limpiar Fácilmente la Comida Pegada 

Consejos para Limpiar y Desinfectar Paños, Bayetas y Estropajos

La primera vez que apareció el post Cómo Limpiar y Desinfectar el Estropajo de Tu Cocina fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.

Licencia de Creative Commons
Cómo limpiar y desinfectar el estropajo de tu cocina by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Volver a la Portada de Logo Paperblog