Revista Deportes

Cómo pasar mejor el confinamiento (o intentarlo). Sobre todo si tienes hijos.

Por Ximoas Joaquin Alepuz Sanahuja
Cómo pasar mejor el confinamiento (o intentarlo). Sobre todo si tienes hijos.
El Presidente del Gobierno Pedro Sánchez,anunció ayer sábado, un endurecimiento de las medidas de confinamiento frente al coronavirus que, en la práctica, se traducirá en el cierre de una parte de las actividades económicas que aún seguían operativas. Ésto, para los recién casados y jóvenes, supongo que será una maravilla y probarán todas las posturas posibles del kamasutra... pero para los que llevamos tiempo ya casados y tenemos hijos que ya llevan 15 días confinados y están en una edad, digamos que, les da por sacarte de quicio, esto puede ser un infierno. Y del kamasutra, que ya hace tiempo que olvidaste, no te ilusiones porque ná de ná.. jajajjajaja. Los casados con hijos pre-adolescentes, ya sabéis a qué me refiero. Por que espero no ser yo el único jajajjjaja. A lo que iba: ahí van unos consejitos que he encontrado en las redes, para los que se suben por las paredes como yo. No sé si funcionan, pero los que dicen saber, también dicen que sí. El cierre de escuelas, no poder ir al parque, no poder quedar con los amigos ni ir a ver a los abuelos, etc. La medida de alerta que ha acabado en el confinamiento en las casas lleva implícitas toda una serie de circunstancias que no son "normales", que van más allá de un simple virus. Y esto los niños lo notan y pueden alertarse de forma excesiva si no tratamos el tema con responsabilidad. ¿Puede tener esto secuelas psicológicas? Tal como resalta Ingeborg Porcar, directora de la Unidad de Crisis y Conflictos de Barcelona (UTCCB) de la UAB, en un vídeo publicado en el canal de Instagram del Observatorio de Salud de la Infancia y Adolescencia FAROS, del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, lo primero es no engañarlos, no decirles cosas que no son verdad, pero sin caer en el alarmismo y adaptando la explicación a cada edad. Es importante que reciban un mensaje positivo, como decirles que debemos mantenernos en casa para ayudar a que el virus no se propague aún más. Procuraremos mantener una rutina lo más normal posible durante el día que incluya hacer los deberes, por ejemplo, y aprovechar lo que nos aporta la tecnología informativa para que se mantengan en contacto virtual con los abuelos o con algunos de sus amigos son algunas de las recomendaciones. Otros psicólogos dicen lo de siempre: Para hacer frente al aislamiento recomiendan que nos centremos en aquello que esté en nuestras manos, que permitamos a los niños que se aburran, porque el aburrimiento es, según los expertos, la mejor manera de despertar nuestra creatividad.que es normal sentirse preocupado ante una situación como la actual. Y dos actitudes nunca fallan: la solidaridad con los demás y el humor. Nadie dijo que el confinamiento por el coronavirus con hijos, trabajo o con otras circunstancias, iba a ser fácil. Durante estos días son muchas las recomendaciones que nos llegan por todos lados y miles de padres se sienten desbordados por intentar llegar a cumplir las expectativas marcadas y con la sensación de no llegar a todo porque lo que parecía que iba a ser  "tener todo el tiempo del mundo" no es tal. ¿Cómo entretener a los más pequeños que no entienden por qué no se puede ir al colegio o al parque a jugar? En estos días de cuarentena, jugar es el mejor aliado para toda la familia. Los beneficios físicos y mentales vienen avalados por rigurosos estudios científicos. Por otro lado, el fabricante de juguetes Famosa y el Instituto Tecnológico de Producto Infantil y Ocio (AIJU) recogen en una guía con recomendaciones para cuidar y entretener a los niños jugando durante la cuarentena y muchos están siendo los padres que, según nos han ido contando en sus redes sociales, están probando este tipo de consejos. Explicar jugando. A través del juego y los juguetes se puede ayudar a explicar la situación. Por ejemplo, con figuras de acción, muñecas, peluches o marionetas se pueden representar las situaciones que se están viviendo, intentando reflejar que estamos en casa y no podemos salir, que es una cosa temporal o que los sanitarios están ayudando a mucha gente. Los juguetes de policías, bomberos, militares y médicos se convierten en referentes entre los niños, que los están viendo como sus héroes. Crear una rutina. Los niños están acostumbradas a ellas y podemos hacer que el juego sea la principal actividad de esa rutina diaria. Ayuda a seguir manteniendo la tranquilidad y disminuye su frustración porque no se generan expectativas o deseos que no se van a cumplir. Puede ser con o sin juguetes. Dar cierto control y ciertas responsabilidades convirtiéndolas en juegos. Ante una situación en la que existe tanta incertidumbre, los niños se sentirán mejor si tienen cierto control.Dependiendo de la edad del niño, se pueden realizar asambleas (¡como en el cole!) en las que decidir qué actividades se realizan. También es positivo para los niños tener ciertas responsabilidades, adecuadas a su edad, que se pueden plantear como juegos. Por ejemplo, competiciones (a ver quien recoge antes) o preparar alguna comida divertida... Importante: NO descuidar la higiene diaria. Hemos de enseñarles a lavarse bien las manos, estornudar con el codo, etc. y para ello también se pueden utilizar muñecas o dibujos en las manos.   Buscar novedades. Los niños se van aburrir de sus juguetes (y de todo) y una estrategia puede ser guardar juguetes e ir sacándolos poco a poco o hacer alguna compra especial de juguetes (on-line). Quizá, algún juguete que reciban durante estas fechas puede tener incluso un significado especial el resto de sus vidas. Los cambios en las rutinas también son técnicas que se emplean y en muchas ocasiones, dan buen resultado.  Cambiar actividades de una habitación a otra, como hacer un picnic o una merienda en el balcón o en la terraza o, si no se tiene, incluso en una habitación en la que no se suela comer; utilizar muebles de la casa para generar escenarios cambiantes de juego con los que utilizar los juguetes o, en caso de ser tan afortunado de tener jardín, salir a él, pueden ser ideas estupendas.   Liberar energía. Jugar moviéndose es fundamental. Hay que escuchar música y bailar, saltar, realizar estiramientos, tablas de gimnasia o de yoga pero también emplear pufs, cojines, hinchables o almohadas para simular peleas y liberar adrenalina. Obtener estimulación sensorial. Utilizar juegos y juguetes con texturas que fomenten el sentido táctil también puede ser muy divertido: encontrar juguetes dentro de un recipiente con arroz, caminar descalzos sobre varias texturas, hacer ritmos con objetos de la casa o jugar a adivinar comida con los ojos cerrados y a través del olfato o del gusto. Enseñar jugando también es importante, por ejemplo con juegos de mesa o inventando otros en los que se ha de contar, agrupar por colores o el 'Veo, Veo' desde diferentes ventanas de la casa. Es tiempo de potenciar la creatividad innata infantil ofreciendo materiales caseros, envases, restos o botellas. Algunos dicen que durante estos días jugar es el mejor aliado de las familias. En fin, lo que me queda claro es que hay que tener paciencia, mucha paciencia. De los "consejos", quedaos con las ideas y vosotros que conocéis la edad de vuestros hijos y sus necesidades, adaptad, si queréis, vaya, alguno a ello. ¡Suerte!

Volver a la Portada de Logo Paperblog