Revista En Femenino

Cómo proteger a tu bebé de los peligros de casa

Por Roger

A medida que nuestro bebé crece y se desarrolla va adquiriendo más movilidad y autonomía. Como padres, presenciamos maravillados cómo nuestro pequeño pasa de ser un recién nacido indefenso a un bebé que primero se sienta y después gatea, para seguidamente echarse a caminar.

Y, de pronto, nos damos cuenta que nuestra casa no es tan segura como creíamos. Cuando lo tenemos todo a prueba de bebés curiosos, nuestro/a hijo/a encuentra un cajón que no hemos asegurado o una esquina que no hemos protegido. Las personas que estén a cargo de cuidar al niño que empieza a desplazarse por su cuenta tienen que estar en constante alerta, ya que los accidentes infantiles son la primera causa de muerte en niños y niñas de entre 1 y 3 años, y muchos de ellos podrían haber sido previstos y evitados.

¡Peligro con las alturas!

Las caídas son el accidente más frecuente, aunque generalmente suelen acarrear las menores consecuencias. No por ello hay que tomárselos menos en serio. Entre los bebés que aún no gatean, son frecuentes las caídas desde el cambiador o la cama de los padres, por ello es de vital importancia no dejarlos jamás solos, ya que estos accidentes son absolutamente evitables. Prestemos la máxima atención mientras los estemos cambiando, asegurémonos que lo tenemos todo a mano antes de tumbar al bebé en el cambiador o en la cama.

PROTECTOR CONTORNO DE CUNA LINO BEIGE 60CM

Cómo proteger a tu bebé de los peligros de casa
Protector para el contorno de cuna con largo de 60 cm, en lino beige 100%. Rodea la mitad de la cuna en el lado de la cabeza del bebé. Se fija a la estructura de la cuna mediante unos lazos en cuerda de lino por la parte superior. MEDIDAS: 25 cm de alto. LARGO CUNA 60: 3 piezas laterales de 60 cm de largo. Para cuna medida: ancho 60 x 120 cm. CONSEJOS DE CUIDADO: Lavado a mano. Permite planchado a baja temperatura. No utilizar en secadora.

Comprar protector de cuna

Los niños y niñas que empiezan a caminar suelen caerse muy a menudo, y aunque ello es parte del aprendizaje (les ayuda a entender cómo funciona su cuerpo y las limitaciones que tiene, así como a aprender a protegerse), no hay que olvidar que un golpe en la cabeza puede llegar a ser de gravedad. Cuando antes hablábamos de "prever y evitar" accidentes, en el caso de las caídas los adultos podemos minimizar su gravedad asegurándonos por ejemplo que los niños y niñas no se suban a lugares altos (ya que la altura de la caída va directamente relacionada con sus consecuencias), o que no caminen con objetos que puedan clavarse.

Las caídas en la bañera también pueden evitarse completamente si no permitimos que el/la niño/a se ponga de pie durante el baño, o si colocamos una alfombra antideslizante como medida adicional de seguridad.

¡Ojo con las quemaduras!

Otra causa frecuente de accidentes son las quemaduras, tanto por líquidos como por contacto. Las quemaduras acostumbran a tener graves consecuencias, son dolorosas y suelen dejar cicatrices, y como la mayoría de accidentes de este tipo se producen a causa de líquidos que caen desde un lugar más elevado, normalmente afectan a la cara y el torso del niño. La cocina es, sin duda, la habitación más peligrosa de la casa; por ello es fundamental mantener a los niños y niñas alejados si estamos cocinando, o constantemente vigilados.

El agua del grifo o de la ducha también puede causar quemaduras de gravedad, por lo que debemos asegurarnos siempre que la temperatura del agua es la adecuada antes de meter a nuestro/a hijo/a en la bañera y cerciorarnos que no manipula los grifos.

Las quemaduras y lesiones a causa de una descarga eléctrica son por lo general muy graves, porque acostumbran a ser profundas y a afectar incluso los músculos y tendones del área afectada. Además existe el riesgo de que el/la niño/a se electrocute, por lo que es fundamental proteger todos los enchufes que estén a su alcance y mantener alejados todos los cables que haya por casa.

Ante una quemadura, del tipo que sea, siempre hay que acudir al pediatra. No hay que cometer el error de minimizar su gravedad o de tratar de buscar remedios caseros.

¡Cuidado con lo que cogen del suelo!

Todos los padres y madres sabemos que a los niños y niñas que empiezan a explorar sus alrededores les gusta llevarse todo lo que pueden a la boca. Desgraciadamente, las intoxicaciones accidentales suceden a menudo, muchas veces porque los pequeños imitan lo que ven hacer a los adultos, y son muy peligrosas ya que pueden llegar a dañar el esófago y el estómago del bebé. Siempre debemos guardar los medicamentos y productos de limpieza en lugares seguros, o bien fuera del alcance de los pequeños o bien en armarios con cierres de seguridad. Cualquier tipo de intoxicación requiere acudir de inmediato a emergencias, ya que de nuestra rápida actuación puede depender la vida de nuestro bebé. Los expertos recomiendan recoger lo que quede del producto que sospechemos haya sido ingerido y llevarlo al hospital con nosotros.

¡Alerta de atragantamiento!

Los atragantamientos son también algo a tener muy en cuenta cuando nuestro/a hijo/a empieza a moverse por su cuenta. Por ello, debemos asegurarnos que todos los juguetes que estén a su alcance sean adecuados a su edad, que no tengan piezas pequeñas, o que no estén rotos. Si el cuerpo extraño ingerido llega al estómago, se suele eliminar a través del recto; el problema reside si se queda atorado en el esófago, si se aspira y pasa a los pulmones o si es lo suficientemente grande como para no pasar más allá de la tráquea. En los dos primeros casos, se requiere atención médica, mientras que en el tercero tendremos que realizar una maniobra de Heimlich para tratar de eliminar la obstrucción, mientras llamamos a emergencias.

Como hemos visto a través de diferentes ejemplos que desgraciadamente suceden más de la cuenta, la mayoría de accidentes (si no todos) en niños y niñas de entre 0 y 3 años pueden evitarse si los padres y/o cuidadores extreman las precauciones a su alrededor, no se despistan mientras tengan al bebé a su cuidado y utilizan el sentido común para prevenir situaciones que pueden llegar a ser incluso mortales.

Más artículos con consejos sobre el cuidado de los bebés

Cómo proteger a tu bebé de los peligros de casa

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :