Revista Deportes

Cómo puede sobrevivir Rafa Benítez a un 0-4 contra el Barça

Publicado el 22 noviembre 2015 por Futbolgol

Rafa Benitez Real Madrid

Pocos resultados son más contundentes que el 0-4 que reflejaba el marcador del Santiago Bernabeú al finalizar el último clásico. El balance del partido fue muy negativo para los blancos, 3 puntos perdidos, muy posiblemente el golaverage y la sensación de estar varios cuerpos por detrás del gran rival. ¿Qué debe hacer el entrenador del Real Madrid para sobreponerse a esta situación?

Lo primero es bastante evidente, ganar, ganar en todo tipo de campos y bajo todo tipo de circunstancias. Ganar en Liga BBVA, en Champions League y en Copa del Rey, aprovechar cada punto que se deje el Barça por el camino, avanzar en las competiciones del K.O., hacer, en definitiva, que el equipo siga teniendo objetivos, que la afición siga teniendo ilusión y que la prensa vuelva a hablar de los records conseguidos.

Pero ganar ramplonamente no va a ser suficiente, es necesario ir construyendo un estilo con el que todo el mundo se encuentre a gusto, directiva, cuerpo técnico, afición, medios de comunicación y plantilla. Un estilo basado en llevar la iniciativa de los encuentros, no necesariamente desde el balón, pero que incluya automatismos para conseguir anotar goles con facilidad. Los predecesores al entrenador madrileño consiguieron, temporalmente, diseñar un estilo que satisfacía estas premisas, aunque no consiguieron mantenerlo durante un periodo de tiempo prolongado. El Madrid de las 3 alturas de Mourinho y el de los puentes de Ancelotti eran excelentes equipos, deslumbraron a Europa durante varios meses.

Mourinho, en su primera temporada, sólo consigue ganar la Copa del Rey, Ancelotti, la Copa y, gracias al milagroso gol de Ramos, la Champions League, ambos fracasan en Liga. La segunda campaña de Mourinho en Liga es brillante, se alza con el título, el italiano comienza de forma muy buena, pero el equipo se acaba quemando y no consigue ganar ningún título. Son técnicos excelentes, con gran palmarés y experiencia dirigiendo equipos de élite y, a pesar de ello, les cuesta una temporada completa implantar su idea de juego.

Para llevar a cabo estas 2 titánicas tareas la confianza de la plantilla debe ser total. Benítez no destaca por tener gran empatía con sus jugadores, a diferencia de sus predecesores. Parece un entrenador mejor para un equipo en formación, con jugadores con hambre, más receptivos, no en su plenitud, cómo el que se ha encontrado en Chamartín. Sin que esta relación sea estrecha, el resto parece una mera quimera.

En resumen, Benítez tiene que hacerse con el grupo, estar muy acertado con la pizarra, construir un estilo de juego, por encima de todo, ganar. ¿Será capaz el madrileño o pasará a la nómina de técnicos que no consiguieron triunfar en la entidad blanca?


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas