Revista Insólito

Cómo se hace nieve de garrafa casera

Publicado el 12 agosto 2019 por Entiendelo Online @entiendelonline

Cómo se hace nieve de garrafa casera

En las temporadas de altas temperaturas, no hay nada como refrescarse con algo frío y dulce, algunas personas piensan en comerse un helado y otras como tú prefieren una deliciosa nieve de garrafa. Así que, en esta entrada, te voy a explicar cómo se hace nieve de garrafa.

La deliciosa nieve de garrafa es bastante popular y consumida durante las temporadas de calor. Esta nieve se hace mediante un proceso artesanal, con un recipiente sencillo que da como resultado un efectivo producto para combatir el calor.

Regularmente se usa un recipiente de madera en forma de balde, que debe estar totalmente impermeabilizado y recubierto para evitar que se escape el frío, producido por el hielo que éste debe tener adentro. Dentro de este balde de madera, se debe meter una olla de acero inoxidable más pequeña a la que se le agrega la materia prima para realizar la nieve.

Cómo se hace nieve de garrafa casera

Garrafa Para Nieve

La olla interna debe ser de acero inoxidable para así favorecer la transferencia de calor. Resulta que la materia prima se encuentra a mayor temperatura, que el hielo que se encuentra alrededor de la olla de acero. Por principios de termodinámica, después de un determinado tiempo cuando dos cuerpos se encuentran en contacto a distintas temperaturas estos tienden a equilibrar su temperatura.

En el caso de la nieve, la materia prima reduce su temperatura y lo hielos suben su temperatura, como la temperatura de los hielos es muy baja, la materia prima que se encuentra en el interior de la olla se enfría de tal manera que alcanza a congelarse. Dicho fenómeno se acelera agregando sal en la parte donde están los hielos.

Cuando se agrega la sal al hielo, ésta produce una reacción endotérmica, la cual permite absorber energía en menor tiempo y para este caso se absorbe en forma de calor. Cuando dicho calor es extraído de la materia prima, ésta reduce su temperatura drásticamente hasta congelarse.

Cómo hacer nieve de garrafa de limón

Ya hemos explicado el principio físico, de cómo funcionan los utensilios para generar nieve de garrafa. Ahora te voy a explicar el proceso para hacerlo en casa.

Antes de iniciar con esta preparación, debes tener mucho hielo en tu congelador y alrededor de un kilo de sal, además tener un balde de madera que se encuentre perfectamente sellado y recubierto, para evitar que no se escape el agua ni el frío del interior. Por último, debes tener una olla preferiblemente de acero inoxidable, con un calibre delgado, para que facilite la transferencia de calor y se pueda enfriar mucho más rápido, nuestro producto.

Ingredientes

  1. 500 gramos de azúcar.
  2. 3 litros de agua.
  3. Una cucharada de vanola.
  4. Media lata de leche condensada.
  5. Un vaso de jugo de limón.
  6. Colorante verde limón.

Preparación de la mezcla para la nieve

En un recipiente aparte, agrega el agua añadiéndole azúcar para posteriormente mezclar, hasta que el azúcar quedé totalmente disuelta. Mientras revuelves debe cernir muy bien la vanola debido a que, si se la echas sin cernir, pueden quedar grumos dentro de nuestra nieve.

La vanola tiene como fin hacer que nuestra nieve quede cremosa y dar una mejor consistencia, ahora agrega la leche condensada y sigue mezclando de manera continua, para posteriormente agregar el jugo de limón. Sigue mezclando hasta que todo quede integrado.

Cómo se hace nieve de garrafa casera

Nieve de Garrafa Sabor Limón

Una vez tengas tu mezcla totalmente homogénea, agregarle suavemente una cucharadita de colorante verde, mientras mezclas hasta que tenga el color deseado. Hasta aquí ya tenemos la primera parte de la preparación de la nieve, ahora debemos proceder a ponerla dentro de la olla de acero inoxidable, que se encuentra dentro de la garrafa.

Preparación de la garrafa para hacer nieve casera

Antes de hacer este proceso debemos alistar muy bien nuestra garrafa con suficiente hielo para agilizar el enfriado de la nieve. Lo primero que debes hacer, es agregar una capa de hielo alrededor de la olla de acero inoxidable. Puedes utilizar el hielo que tienes en las cubetas de tu refrigerador o comprar un bloque de hielo grande y picarlo muy bien para posteriormente utilizarlo.

Una vez tengas tu primera capa de hielo, agrega una capa de sal. La idea es tener una capa de hielo seguida de una capa de sal, hasta que nuestra olla de acero quedé casi cubierta. Es muy importante tener tapada la olla para que a esta no le caiga sal, debes tener precaución porque puedes dañar el sabor de la nieve. Recuerda que la sal es muy importante para este proceso de otra manera no sería factible hacer la nieve.

Una vez preparada la garrafa con hielo, puedes poner la mezcla dentro de la olla de acero inoxidable, procurando antes de ingresarla revolverla muy bien, para que no se asiente el azúcar y los demás ingredientes.

Ahora lo que es hacer es con tus manos rotar la olla de acero continuamente en ambas direcciones hasta que se comience a formarse la nieve. A medida que el hielo se derrite, agrega con mucho cuidado más hielo y más sal alrededor de la olla. Rota en ambos sentidos la olla y de vez en cuando, con una cuchara de palo remueve la nieve que se comienza a pegar de los bordes y del fondo de la olla; de esta manera favorecerás que toda la mezcla se enfríe homogéneamente.

Continúa rotando la olla por unos 6 minutos más aproximadamente o hasta que la nieve se encuentra en su punto. Déjala asentar tapando y cubriendo la olla por unos 5 minutos.

De esta manera ya puedes disfrutar de una deliciosa nieve casera con sabor a limón.

Este articulo es original de la pagina Entiendelo Online


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista