Revista Moda

Con Brackets otra vez

Publicado el 22 mayo 2017 por In Front Row Style Vanessa @infrontrowstyle

opinión brackets cerámica

Creo que llego algo tarde, pero acabo de caer en la cuenta de que no os conté por aquí que me iba a poner brackets. Ya pronto hará dos meses y confieso que todavía me miro atentamente los dientes en el espejo para ver si se han movido. Es algo que hago desde el primer día, como si fuera instantáneo: te ponen brackets y volià, se te ponen los dientes en su sitio. jajaajaja…

El caso es que si sois observadoras, ya os habréis dado cuenta de que llevo brackets desde hace un tiempo, y es que creo que aunque son todo lo discretos que pueden ser unos brackets cerámicos, la ortodoncia es evidente y más cuando estás todo el día delante de una cámara. Pero entre nosotras, es algo que no me preocupa lo más mínimo. De hecho, incluso me hace gracia volver a verme con ortodoncia.
Es verdad que en el primer post que publiqué con ellos (puedes verlo aquí: post con falda plisada verde)  se me ve algo incómoda (vale, estoy más seria que una haba) pero de verdad que ahora ya sonrío como si nada; he olvidado por completo que existen. Excepto cuando tengo que cepillarme los dientes, claro… porque el proceso es un poco más largo. Bastante largo. Se tarda una eternidad. -.-‘

Brackets por tercera vez

No es que tuviera los dientes fatal – cosas peores he visto, la verdad – ni que estuviera en medio de un tratamiento inacabado; sino que las dos veces anteriores, el ortodoncista elegido no fue el correcto. Resumiendo, fue una cuestión de mala suerte y creo que esta vez, la cosa va a ir bien ;) Entre otras cosas porque tiempo atrás tuvieron que quitarme una pieza, y si anteriormente había problemas de espacio, ahora hay sitio de sobras jajajaa

Como os contaba en el vídeo que os dejaré por aquí, solicité visita y presupuesto en varios ortodoncistas, y después de varias pruebas de mordida, pantografías, radiografías… y no sé cuantas cosas más, por fin decidí ponérmelos y es que me apetecía mucho solucionarlo, pues hacía tiempo que tenía esa espinita clavada. Lo cierto es que he tardado más de un año en decidir quién, cómo y dónde. Y es que durante este tiempo he podido escuchar más de tres formas de solucionar mi problema de oclusión, y todas bastante diferentes… ¡Como para precipitarse!

Por otro lado, desde que decidí ponerme brackets hasta que me los puse, estuve siguiendo un tratamiento de periodoncia para mejorar la salud de mis encías. Y es que – antes de ponernos brackets – tenemos que tener nuestras encías totalmente sanas, ya que de ellas depende el hueso al que se sujetan nuestros dientes y un hueso sano siempre facilita que los dientes puedan moverse correctamente.

No me quiero enrollar mucho por aquí porque, si os interesa el tema, en mi canal de Youtube he creado una sección dónde voy explicando todo lo relacionado con mi nueva sonrisa ;) Así que so estáis indecisas o bien os interesa el tema, no olvidéis echarle un ojo! ;) Os dejo con el primer vídeo de “Brackets”. Un besazo.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas