Revista Deportes

Con Lamar Jackson los Ravens corren con el balón más que nadie

Publicado el 15 diciembre 2018 por Primeroydiez @Primeroydiez
Con Lamar Jackson los Ravens corren con el balón más que nadie

La NFL actual es definitivamente una liga donde se da preferencia por el pase, y ejemplos hay muchos: están los Rams, los Saints y los Chiefs, por ejemplo. De hecho ocho de los diez primeros lugares en yardas por pase en una temporada se han presentado del 2010 a la fecha. Todo eso hace mucho más interesante lo que están haciendo los Ravens con Lamar Jackson como QB titular.

Desde que Jackson tomó la titularidad en Baltimore, que son cuatro juegos, los Ravens corren el balón mucho más que ningún otro equipo en la NFL. En estos cuatro partidos el equipo de Baltimore ha lanzado el balón 96 veces por 185 acarreos. Ningún equipo lanza menos que ellos y ningún conjunto corre más el balón. Por simple lógica ninguna franquicia de la NFL tiene una desproporción tan grande.

De hecho los Ravens están manejando una ofensiva donde hay 2 acarreos por cada pase. Esta temporada el promedio de jugadas por partido de todos los equipos es 35 pases por 26 acarreos.

El rol de Lamar Jackson

El QB de los Ravens llegó a la NFL con la etiqueta de amenaza dual, y definitivamente lo ha demostrado. En la Universidad de Louisville sus números indicaban su capacidad para correr con el ovoide: en tres temporadas con los Cardinals tuvo 655 acarreos para 4 132 yardas, promediando un impresionante 6.3 yardas por acarreo. Y no solo eso, tuvo 50 TD por esa vía.

Pero ojo, sus números por pase no eran malos. Jackson completó 619 pases de 1085 intentos (promedio de pases completos del 57 por ciento) para 9 043 yardas con 69 TD por 27 intercepciones. Desde ese momento era lógico que, en caso de ser usado como QB en la NFL, se tenía que dar una oportunidad a que usara su juego terrestre.

Y hasta ahora así ha sido. En la temporada Jackson tiene 471 yardas por tierra, cifra que lo ubica en tercer lugar entre los QB de la NFL, mientras que sus 687 yardas por pase lo dejan en la posición 37.

¿Cuánto podrán sostener este sistema los Ravens?

Esa es la gran pregunta que muchos se hacen. Existen muchas razones para pensar que no podrán seguir con este esquema mucho tiempo, sobre todo porque la historia nunca ha sido favorable para los QB que prefieren correr con el balón.

Y seamos sinceros, en la NFL las defensivas siempre encuentran la manera de eliminar cuestiones como el “escapismo” de Lamar Jackson. ¿Se acuerdan de Robert Griffin III? ¿O de Kordell Stewart? sus estilos no soportan el paso del tiempo.

Además, cuando un equipo se inclina tanto hacia un lado de la ofensiva, las defensivas contrarias se encargarán de cerrar esa puerta y forzarlos a pasar por la otra. Entonces las defensivas de elite se encargarán de poner a mucha gente a cuidar la línea de golpeo, e incluso le pondrán un “espía” a Jackson, obligando a los Ravens a pasar el balón.

Y cuando eso suceda vendrá la verdadera prueba para el novato: tendrá que ganar partidos sin usar sus piernas. Los rivales lo van a obligar a hacerlo. En lo que eso sucede, los Ravens seguirán dejando que su QB corra libre.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista