Revista Comunicación

Con un webfilter no hubiera pasado

Publicado el 17 febrero 2010 por Barracuda Comespam @comespam
Ha habido una noticia que ha tenido una importante repercusión en internet en estos días. Resulta que la televisión australiana estaba haciendo una entrevista sobre la economía australiana a un empleado del banco Macquarie Bank el pasado viernes. Hasta aquí, todo bien. Pero la televisión fue más indiscreta de lo que debería haber sido. Detrás del entrevistado, un compañero suyo estaba viendo en horas de trabajo fotografías de una modelo semidesnuda, en vez de estar realizando su tarea. Y tuvo la mala fortuna de ser pillado in fraganti, delante de millones de espectadores que estaban viendo la entrevista en directo. Podéis ver el vídeo aquí.

Esto ha generado opiniones controvertidas. En un primer momento, el banco decidió despedir al empleado. Es evidente que no estaba siendo productivo en este tiempo de trabajo y que, en vez de realizar las tareas por las que se le paga, estaba haciendo acciones típicas de un tiempo de ocio. ¿Parece lógico el despido? En principio, sí. Sin embargo, el final de esta historia ha sido mucho más diferente de lo que podría esperarse. Se han generado campañas en internet para evitar el despido, la imagen del banco se ha enturbiado por toda esta polémica y el empleado ha pasado la vergüenza y la angustia de ver como su puesto de trabajo estaba pendiente de un hilo por su falta de rigor laboral.

¿Esta situación podría haberse evitado? Pues sí, y de una manera sencilla y efectiva, evitando que el empleado pudiera acceder a estos contenidos y, así, evitando la pérdida de tiempo productivo del empleado y toda la polémica que su posible despido ha generado. Con un filtro de contenidos como Barracuda Webfilter, el banco se hubiera asegurado de que su empleado no pudiera abrir el correo personal en horas de trabajo o acceder a determinadas páginas, hubiera evitado esta bochornosa situación y se hubiera asegurado asimismo de que el trabajador estaba realizando las tareas por las que está contratado, sin que el tiempo laboral se desaprovechara en mirar su correo.

Ya va siendo hora de que las empresas tomen conciencia de la importancia que tiene el tiempo de sus empleados. No pasa nada si un empleado mira su correo personal 5 minutos al día y, si fuera así, no creo que hubiera demasiados problemas, pero la realidad es que generalmente esos 5 minutos son 20 y se van alargando a medida que el trabajador accede a webs de su interés, que no tienen nada que ver con su lugar de trabajo. Pierden tiempo que podrían dedicar a trabajar y, además, ocupan el ancho de banda de la empresa en webs que no tendrían porqué consultar en el trabajo, ralentinzando el trabajo de los que de verdad estan haciendo lo que deben hacer.


Y un último apunte. Resulta curioso que se haya generado una campaña para que no se despida a ese empleado. ¿Solidaridad o empatía? Seguramente esta situación sea mucho más habitual de lo que muchas empresas piensan y por ello se haya generado esta oleada de simpatía hacia el trabajador porque, si nosotros lo hacemos, ¿querremos que culpen a alguien por lo mismo que hacemos nosotros? Da que pensar.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :