Revista Salud y Bienestar

Conoce cómo afecta el virus del papiloma humano a los pies

Por Plantillascoimbra

papilomas-en-los-pies-de-los-ninos_articleLos papilomas o verrugas plantares son un tipo de verrugas ocasionadas por el VPH (virus del papiloma humano) y que aparecen en las plantas de los pies. Se dan con mayor frecuencia en niños, adolescentes y personas con las defensas bajas, más vulnerables a los virus

CÓMO DIFERENCIAR UN PAPILOMA

En muchas ocasiones los papilomas se confunden con otro tipo de verrugas, con callos, cuerpos extraños u otro tipo de alteraciones como el hematoma sub-córneo, que aparece como consecuencia de una pequeña herida en la planta del pie.

El dermatólogo es quien mejor puede diagnosticar la presencia de una verruga plantar pero hay una serie de pistas que nos pueden ayudar a saber si lo que tenemos en la planta del pie es un papiloma o no.

El papiloma es parecido a un callo pero, a diferencia de éste, no tiene por qué estar en una zona de presión. También se distinguen porque tienen puntos negros (papilas) que son dolorosos cuando se pellizcan y no tanto al presionar.

Otra característica es que el papiloma se puede presentar en forma de verruga plantar única en zonas de presión o como verrugas plantares en mosaico, menos profundas y con una más grande que el resto.

CAUSAS DE APARICIÓN

Los callos se puede prevenir de diversas maneras: con un calzado adecuado, con unas plantillas que amortigüen las zonas de presión o con unas plantillas a medida, entre otros.

Sin embargo, las verrugas plantares son contagiosas por contacto directo, puesto que son causadas por un virus que habita en la piel. Una vez contagiadas la persona, el virus tiene un período de incubación de 1 a 6 meses.

El VPH también puede sobrevivir algún tiempo si se dan las condiciones idóneas de humedad y temperatura. Por ese motivo, se pueden transmitir por contacto indirecto por el uso de toallas y en suelos de piscinas, gimnasios, duchas comunes, etc. El virus penetra en las capas internas de la piel a través de pequeñas heridas o por dilatación de los poros por exceso de sudoración.

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

El VPH suele desaparecer por sí solo en un plazo de unos dos años, ya que nuestras defensas lo neutralizan. Existen varios tratamientos para eliminar el papiloma o verruga, no el virus en sí. Por ese motivo, los tratamientos pueden no resultar efectivos, ya que el virus quedará subyacente y la verruga puede volver a aparecer.

Entre los tratamientos más habituales se encuentran la crioterapia con nitrógeno líquido (rápido e indoloro), antiverrugas químicos como el ácido salicílico (algo más lento), medicamentos y, en casos extremos, cirugía. Es el especialista quien determinará el tratamiento más adecuado en cada caso.

Finalmente, la medida más efectiva es siempre la prevención. En este sentido, lo mejor es utilizar chanclas en piscinas, gimnasios y otros lugares públicos donde pueda haber calor y humedad.

Fuente de la imagen: Fuente del niño

Artículos Relacionados:

- Consejos para prevenir problemas en los pies en invierno

-Trucos para que los tacones no te destrocen los pies 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog