Revista 100% Verde

Consejos de entrenador personal, cómo acabar con las agujetas

Por Anad

Tras algún tiempo sin actividad física o a pesar del entrenamiento constante, cuando te has sometido a un esfuerzo demasiado intenso, es normal sentir, al día siguiente, las molestas agujetas, que se producen debido a un daño en las fibras musculares. Un entrenador personal, en este caso, puede ser de gran ayuda.

Si estás pensando en inscribirte en un gimnasio, iniciarte en un deporte o aumentar tu entrenamiento con un entrenador personal, entonces seguro que te interesa saber cómo evitar las agujetas. En Zaask te damos algunas claves útiles para lograrlo:

  • El primer paso para evitar las agujetas es hacer un calentamiento previo antes de iniciar cualquier actividad física que sabes que te demandará esfuerzo. Si por ejemplo planeas correr camina antes al menos cinco minutos aumentando el ritmo poco a poco. Eso es lo que te recomendaría tu entrenador personal.
  • Después de calentar, deberás pasar al estiramiento, que es fundamental para preparar tus músculos de manera adecuada. Estira aquellos que has trabajando en el calentamiento y los que sabes que usarás para la actividad. Tal y como te indicaría tu entrenador personal, no lo hagas con prisas en exceso, sino que más bien dedica algunos minutos a esta tarea tan y tan importante para evitar las agujetas.
  • Ve poco a poco, aumentando la intensidad a medida que tu cuerpo se va tonificando. En un día no lograrás lo que no has hecho en meses. Por ese mismo motivo, no te fuerces demasiado o solo conseguirás unas agujetas que no aguantarás durante días. Si eso ocurre, no hay mucha más opción que recurrir a un entrenador personal.
  • Algunos consideran que beber agua con limón media hora antes de iniciar la actividad física ayuda a disminuir la posibilidad de padecer agujetas. Este es un buen dato si sueles hacer ejercicio pero planeas aumentar la intensidad en un entrenamiento específico, aunque no a todo el mundo le funciona igual. Consulta con tu entrenador personal.
  • Cuando las agujetas son inminentes y el dolor ataca, los analgésicos son una buena opción. También funciona a las mil maravillas la acción de sumergir los músculos afectados en agua con hielo. Eso permite, sin lugar a ninguna duda, disminuir la inflamación y las molestias.

Si después de toda esta información crees que lo mejor es acudir a un entrenador personal, contacta con Zaask, dónde encontrarás a los mejores profesionales de entrenamiento personal de tu ciudad. Un entrenador personal te ayudará a solucionar esas agujetas que te están matando. 


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :