Revista En Femenino

Consejos prácticos para viajar embarazada

Por Patricia Patricia Manzano Gómez @lavidaentrebibe

Vacaciones de verano, un congreso laboral o visitar a la familia pueden ser algunos de los motivos por los que una mujer embarazada se encuentre con la oportunidad de viajar. Excepto cuando existen complicaciones o el médico lo prohíbe, no hay por qué temer, ni privarse de viajar durante la gestación.

En los primeros meses, las embarazas sienten más náuseas y malestar, durante el segundo trimestre éstos síntomas desaparecen y todavía no se presentan las complicaciones del último trimestre, por ello es el más adecuado y recomendado para viajar.

No obstante, es el médico quien ha de valorar las circunstancias concretas de cada embarazo antes del viaje.

Consejos prácticos para viajar embarazada

Recomendaciones sobre el medio de transporte

Para viajar en avión, se debe tener en cuenta la política de la compañía de vuelo ya que varían en cuanto a las restricciones y límite del periodo de gestación con el que se permite viajar.

Es importante, sobre todo en vuelos largos, escoger un asiento de pasillo, para poder salir sin obstáculos al aseo y estirar las piernas de vez en cuando. Al margen de esta recomendación, el avión no representa mayor peligro para un embarazo que cursa sin complicaciones.

El coche o el autobús, pueden resultar más incómodos para un viaje largo durante el embarazo ya que no es posible levantarse para pasear o ir al aseo. Las dificultades circulatorias en las piernas de la mujer, especialmente al final del embarazo, pueden hacer este medio más pesado, por lo que es importante realizar paradas frecuentes en estaciones de servicio o áreas de descanso.

El tren es un excelente medio de viaje para la embaraza, ya que permite largos paseos, accesibilidad del baño y cafetería para tomar refrigerios.

Consejos prácticos para viajar embarazada

Consejos durante el viaje

Verificar la cobertura sanitaria del lugar de destino antes de iniciar el viaje. El seguro médico puede que no cubra asistencia en algunos países, en ese caso, verificar los centros cercanos y procedimientos necesarios en caso de urgencia.

No olvidarse de llevar la cartilla sanitaria y la historia obstetricia. Son los primeros documentos que ha de revisar un médico en caso de emergencia.

Beber abundante agua para mantener la hidratación durante el viaje y llevar alimentos o refrigerios. En algunos medios de transporte pueden darse muchas horas de ayuno

colocar el cinturón de seguridad bajo el abdomen para evitar el impacto contra el mismo en caso de colisión

llevar ropa cómoda, holgada y de algodón para que la piel transpire mejor

Recomendaciones sobre el lugar de destino

La embarazada no está incapacitada, puede disfrutar y realizar muchas actividades con moderación, excepto practicar deportes de riesgo en los que la disminución de su equilibrio, coordinación y agilidad pueden ponerla en peligro.

En los destino de playa, debe evitarse la exposición directa al sol, sobre todo en las horas de mayor intensidad (a mediodía) así como tener en cuenta que, una vez expulsado el tapón mucoso, aumenta el riesgo de infecciones con los baños en el mar.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :