Revista Cultura y Ocio

Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café, de Isaac Pachón

Publicado el 01 noviembre 2016 por Laura Coll Rigo
A pesar de este título tan llamativo este libro no me llamaba la atención por ser una recopilación de relatos. Me gusta sumergirme en una buena novela y estar allí atrapada durante horas. Los relatos no me emocionan porque cada vez hay personajes nuevos y no suelen tener mucha profundidad.
Aún así, las reseñas positivas de varios blogs lograron convencerme y finalmente leí el libro. No me arrepiento en absoluto.
Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café, de Isaac Pachón
Título: Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café
Autor: Isaac Pachón
Editorial: Autopublicado
Saga: No
Género: Relatos
Encuadernación: Tapa blanda / Digital
Nº de páginas: 192
ASIN: B00UFTY138
Precio: 12,75€ (Papel) / 2,99€ (Digital)
Sinopsis:
Cuando busco la inspiración, pido o me preparo un café (siempre con leche), cojo mi bolígrafo de tinta azul o coloco mis manos sobre el teclado, según esté en alguna cafetería agradable o en el silencioso despacho de mi casa, y empiezo a escribir. Y escribo cosas, cosas que pasan, que son verdad, cosas que imagino, que ni suceden ni sucederán, cosas que te harán sonreír o llorar, cosas en las que seguirás pensando durante un tiempo o cosas que olvidarás justo al pasar de página. Y doy un pequeño sorbo a mi taza de café, todavía caliente. Historias en las que la vida, con todos sus aspectos, buenos o malos, es la gran protagonista. Relatos de amores no confesados, de zapatos mágicos, de ancianos entrañables, de ilusionistas desilusionados, de sorprendentes infidelidades, de contagios cotidianos, de idas y venidas entre el cielo y el infierno, de locuras en pijama, de inquietantes herbolarios… y degusto de nuevo el café, ya más templado. Me pierdo entre sus escenarios; los concurridos mercados de Marrakech, las estrechas y húmedas calles venecianas, un auténtico café de Nueva York, un hospital parisino, y cómo no, algún que otro rincón de mi querida Barcelona. Y cuando termino de pasear, de husmear, de soñar por sus callejuelas, encontrando el fin a estas historias, siempre sucede lo mismo y, la verdad, es un fastidio porque cuando echo mano a la taza, sin haber sido consciente, se me ha enfriado el café.
Opinión:
Este es un libro corto. Sinceramente pensaba que iba a tardar más en leer este libro, pero las páginas me han pasado volando y lo he leído en un suspiro. Ha sido bastante entretenido. No todos los relatos me han gustado igual es cierto, pero varios de ellos me han sorprendido por su giro final inesperado y en general todos me han parecido muy interesantes
El estilo del autor me ha gustado. Hasta ahora (y por eso estaba un poco reticente) sólo había leído recopilaciones de relatos de autores sin experiencia, y entonces , aunque había relatos buenos, muchos no merecían la pena. Eso no pasa aquí. El estilo de escritura es impecable, el autor sabe encajar todas las palabras en su sitio y en la mayoría de los casos la prosa te atrapa
Otra cosa que comentar es que este tipo de libros no es de los que se lee del tirón (al contrario de lo que he hecho yo). Es de esos libros que se disfruta a poco a poco y con el que te tienes que parar al final de cada relato a reflexionar acerca de lo que has leído. Además, es de esos libros que puedes releer una y otra vez, porque siempre encontrarás algún detalle nuevo en el que no te habías fijado o conseguirás profundizar más en la prosa del autor.
Por otra parte, destacar que me ha parecido curioso que casi todos los relatos, a pesar de tratar temas y tener personajes tan distintos tuvieran, en la mayoría de los casos, el café como elemento conector. Yo no soy de los que les gusta el café, la verdad sea dicha, pero me ha sorprendido cómo el autor logra introducir el tema disimuladamente en muchos de los relatos. 
Pero a pesar de todo, el libro no aporta mucho. Sí, te sorprendes con algún que otro relato, te entretiene y es ideal para leer en aquellos breves periodos de espera, pero en general no aporta nada nuevo. Me parece una lectura recomendable, pero no esencial.
Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Qué pensáis de los libros de relatos? ¿Os gustan?¿Habéis leído muchos?¿Qué tiene que tener un relato para que logre emocionaros?
PUNTUACIÓN...3'5/5!Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café, de Isaac PachónCosas que escribí mientras se me enfriaba el café, de Isaac PachónCosas que escribí mientras se me enfriaba el café, de Isaac PachónCosas que escribí mientras se me enfriaba el café, de Isaac PachónPrimeras Líneas...Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café, de Isaac Pachón

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :