Revista Opinión

Cospedal no quiere ensuciar su casa

Publicado el 22 enero 2010 por Rgalmazan @RGAlmazan

El Partido Popular de Yebra (Guadalajara) con mayoría absoluta, ha aprobado que su municipio sea candidato para albergar allí el cementerio nuclear (ATC, Almacén transitorio centralizado, le llaman; hay que ver que eufemismos se buscan para evitar que salgan palabras políticamente incorrectas, en este caso: nuclear).

A pesar de que el Partido Popular está a favor de la energía nuclear –que conste que también lo está gran parte del PSOE, como Felipe González y todavía no tienen cerrado el debate—, desde Génova habían prohibido a sus concejales de Yebra que votaran a favor de que se instalara allí el cementerio nuclear.

No al ATC

Y aquí viene la cuestión mayor. No se trata de abrir un debate en la comarca. No, no es nada de eso. Pero ¿si el PP está a favor de la energía nuclear, por qué estar en contra de construir un “ATC”? La respuesta es sencilla, Yebra está en Guadalajara, Guadalajara es Castilla-La Mancha. La presidenta del PP en esa comunidad autónoma es María Dolores de Cospedal, número dos de Génova, quien ha llevado este asunto.

La cosa está clara, Cospedal está a favor de la energía nuclear, quiere promoverla y fomentarla, así lo declara. No cuestiona razones de peligrosidad, ni seguridad, ni de desapego a la comarca, la cosa es mucho más primaria: No quiere un cementerio nuclear en su tierra. Y es que esta mujer es una cachorro de los que dice Serrat, de los que “para no ensuciar van a cagar a casa de otra gente”. Naturalmente, a ella no le van a quitar votos en su reino. Es quien manda en el PP y punto final. Todo por el poder.

Cambien el sexo de los protagonistas de la canción y no me digan que no es una de ellos. Esto es lo que se llama poca vergüenza. Sí señora.

Salud y República


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas