Magazine

Costumbres de Bahrein

Publicado el 06 mayo 2011 por Alma2061



El filósofo escocés David Hume escribió: 'la costumbre constituye la guía fundamental de la vida humana'. Efectivamente, el conocimiento de las costumbres supone una guía importante para comprender el alma de un país y de sus gentes. Con el siguiente texto se intenta ofrecer una panorámica del entorno de las costumbres nacionales: cómo se desposan sus habitantes, cómo celebran las familias sus fiestas o las ocasiones festivas, qué comen, cómo se relacionan, cómo se divierten, etc.Costumbres de BahreinMatrimonio y familiaAlgunos matrimonios son fruto de un arreglo, e incluso los que no lo son deben contar con la aprobación paterna; son pocas las parejas que se casan sin la autorización de la familia. En el pasado, las mujeres contraían matrimonio antes de cumplir los 20 años. En la actualidad, la mayoría se casa entre los 17 y los 25 años. Un hombre musulmán puede tener hasta cuatro esposas si provee a todas por igual. Sin embargo, hoy en día las generaciones más jóvenes no consideran que la poligamia sea un estilo de vida deseable.Los festejos de una boda suelen durar tres días, con fiestas separadas para los hombres y para las mujeres. En una noche se maquillan las manos y los pies de la novia con henna, que permanece en la piel varios días. La novia es adornada también con joyas de oro, entre ellas un qobqob (tocado). La familia de la novia paga el día de la henna, y la del novio los otros dos días.Los vínculos con la familia extensa desempeñan un papel fundamental en la cultura de este país. Las personas defienden a ultranza el nombre y el honor de su familia. El padre es la máxima autoridad en el hogar. Los hijos, y en especial las hijas, no desobedecen a la ligera los deseos de su padre. Las mujeres casadas tienen por costumbre volver al hogar de sus padres antes de dar a luz y permanecer allí durante 40 días después del nacimiento para recibir los cuidados de su madre y de otras parientes. La importancia de los lazos familiares se refleja también en la actitud respetuosa y cariñosa hacia los mayores. Cuando alguien muere, los parientes se ponen a disposición de la familia para ayudar en el proceso del duelo. También acuden los unos en ayuda de los otros en momentos de dificultad financiera. La familia tradicional ha sido siempre numerosa, pero sus dimensiones se están reduciendo en la actualidad como resultado de la generalización de la planificación familiar y porque las mujeres permanecen más tiempo escolarizadas, a lo que se suma también la situación económica.Por lo general, las familias habitan en viviendas independientes hechas de cemento. La casa suele estar dispuesta en torno a un patio abierto y tiene pocas ventanas, asegurando así la privacidad. En las casas más antiguas hay torres de aireación que facilitan la ventilación. Las más nuevas tienen aire acondicionado o ventiladores en el techo.Las comidasEl desayuno suele componerse de kobouz (pan sin levadura) fresco, huevos revueltos mezclados con fideos finos y espolvoreados con azúcar, y habas cocidas. Para el almuerzo, por lo general se sirve un plato de arroz condimentado como el beryani (arroz con carne) o el machbous (arroz, carne, tomates y lentejas). Otros platos populares son el saloneh (varias verduras mezcladas) y el harees, un plato tradicional que se sirve durante el mes del Ramadán y que consiste en una combinación de trigo y carne que se cocina hasta que toma la consistencia de unas gachas, y lleva manteca de cerdo fundida por encima. El halwa, es un pudin de fécula mezclado con semillas de cardamomo molidas, azafrán, azúcar y manteca, que se suele tomar antes del qahwa (café sin azúcar), con el que termina la comida del mediodía. La comida de la noche consta fundamentalmente de bajella (alubias cocidas), kobouz, una selección de quesos y té con leche azucarado. Los rottab (dátiles) se sirven con cada comida. El pescado y los mariscos también son alimentos básicos de la dieta. La influencia occidental sobre ésta es cada vez más evidente, especialmente en los hogares urbanos. Algunos bahreiníes toman actualmente para el desayuno cereales envasados, y también consumen comida rápida.La gente come sentada en un sofá árabe apoyado sobre el suelo. Toman los alimentos con las manos de fuentes comunes. Los nombres de las comidas diarias son iftar o foutour (desayuno), ghada (almuerzo) y esha (cena). Los musulmanes devotos no comen ni beben con la mano izquierda, que tradicionalmente se reserva para la higiene corporal, pero otros usan indistintamente una u otra mano.A los bahreiníes les gusta que sus invitados disfruten de la comida y prueben todos los platos. Los invitados que han comido suficiente deben rechazar con cortesía, pero con firmeza, lo que les ofrezcan; si uno duda, le servirán más. En los ambientes tradicionales es una muestra de educación dejar una pequeña cantidad de comida en el plato. Lo habitual es servir té azucarado con las comidas y en todos los actos sociales.Bahrein cuenta con muchos restaurantes y establecimientos de comida rápida. Es costumbre que el hombre de más edad de un grupo sea el que pague la cuenta del restaurante, especialmente en una salida familiar.Hábitos socialesLos saludos personales son importantes en la sociedad bahreiní. El saludo más corriente es assalam alikum (que la paz de Alá sea contigo). La respuesta habitual es alikum essalam, que tiene prácticamente el mismo significado. La respuesta a saba Hel khair (buenos días) es saba Hel nur (buenos días o, literalmente, que tu día esté lleno de luz), y a masa El khair (buenas noches) es masa El nur (buenas noches o, literalmente, que tu noche esté llena de luz). La gente responde a la pregunta '¿cómo estás?' (eshloanak para un hombre y eshloanich para una mujer) con zain, al-Humdulillah (bien, gracias a Alá). 'Adiós' se dice ma’assalameh.Es corriente dar la mano y el contacto puede mantenerse todo el tiempo que dure una conversación. Esto o apoyar una mano levemente sobre el brazo de una persona se consideran muestras de amistad. Los buenos amigos del mismo sexo a veces se besan repetidamente en ambas mejillas. No es socialmente aceptable que un hombre salude a una mujer, a menos que el saludo forme parte de un protocolo comercial. Las mujeres, especialmente si pertenecen a familias tradicionales, mantienen la vista fija en el suelo en presencia de los hombres.Es costumbre saludar a un miembro de la familia real anteponiendo el título shaikh (para un hombre) o shaikha (para una mujer). Por ejemplo, el tratamiento que correspondería a Hamad ibn Isa al-Jalifa sería shaikh Hamad o shaikh Hamad ibn Isa al-Jalifa.Bin e Ibn significan 'hijo de'. Así pues, ibn Khuldoon es el hijo de Khuldoon. Abu significa 'padre de' cuando se usa antes del nombre de pila del hijo mayor. Por ejemplo, abu Mohammed es el padre de Mohammed. Los sobrenombres informales usados entre amigos suelen ser adaptaciones del nombre de pila de la persona, como Aboud por Abdulla, Hamoud por Mohammed, Fatoum por Fatima, Abbasi por Abbas o Salmano por Salman.Los bahreiníes invitan a menudo a los amigos y extraños a sus casas. Visitan a la familia inmediata casi a diario, y a los primos y demás parientes normalmente una vez a la semana. En el caso de visitas más formales, la costumbre es que los invitados llamen antes y acuerden la hora de llegada. Al hacer una visita, es habitual llevar un pequeño obsequio, como dulces o flores, a los anfitriones. Los amigos íntimos pueden traer regalos tales como perfumes o prendas de vestir. Por lo general, una invitación implica la oferta de una copiosa comida. Dependiendo del estilo de vida del anfitrión, hombres y mujeres pueden comer juntos a la mesa, pero en las casas más tradicionales los hombres no suelen alternar con mujeres solteras que no sean ni sus hijas ni sus hermanas.En los hogares tradicionales, los invitados se quedan hasta que los anfitriones sacan el bakhour (incienso) y el perfume. El incienso se quema sobre un carbón encendido colocado en un soporte especial llamado mabkhara. El incienso y el perfume se impulsan con las manos hacia uno para que impregne el cuerpo y el cabello. Después de este ritual, los invitados deben irse; quedarse más tiempo se considera descortés.EntretenimientoEl deporte más popular es el fútbol. También tienen seguidores el voleibol, el hockey sobre hierba y el críquet. Hay ligas organizadas para hombres, pero las ligas de mujeres fueron disueltas en 1979, después de la revolución iraní. En la actualidad, las niñas y las mujeres sólo pueden practicar deportes en la escuela, aunque se está planteando el reinstaurar las ligas femeninas. Los bahreiníes y los expatriados participan en diversas actividades de ocio, como la vela, el esquí acuático, la pesca, la cetrería, las carreras de caballos, las acampadas en el desierto, el aerobic, el béisbol, el patinaje sobre hielo, la equitación y el tenis.FiestasLas fiestas religiosas se celebran de acuerdo con el calendario lunar Hijri, que es unos 11 días más corto que el occidental (gregoriano). Como las fechas se establecen de acuerdo con las fases de la Luna, los días festivos varían de un año a otro. Las fiestas más importantes son el ’Aid al-Fitr y el ’Aid al-Adha. La primera es un festejo de tres días que se celebra después del mes de ayuno del Ramadán, mientras que la segunda conmemora la disposición de Abraham a sacrificar a su hijo por mandato de Alá y marca el momento para el hajj, o peregrinaje anual a La Meca. Una tercera celebración importante es el cumpleaños del profeta Mahoma.Los musulmanes shiíes de Bahrein celebran el Assura, una fiesta de dos días durante la cual los creyentes desfilan por las calles reproduciendo el sufrimiento del mártir Hussain, el nieto de Mahoma.Algunos celebran el Año Nuevo internacional, el 1 de enero. El Día Nacional o Día de la Independencia de Bahrein es el 16 de diciembre. En esta fecha se conmemora la independencia del país respecto del Reino Unido, en 1971. La Navidad ocupa un lugar de honor en el calendario. Este tiempo navideño se conoce como 'estación festiva', en la cual muchos bahreiníes adornan los árboles de Navidad y se intercambian regalos, aunque la importancia religiosa de la fiesta es mínima.



Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog