Revista Creaciones

Crianza

Por Kangutingo Fulares Y Tejidos @kangutingo

Temas De Crianza Que Desvelan A Los Opinadores

compra un fular


<img alt="kangutingo, fulares, tejidos, crochet" height="500" src="https://3.bp.blogspot.com/-miRFp0wFPx0/XwHWvvNorAI/AAAAAAAA25Q/ME0a7mzVXNoEa0Go_oBJbOeP7epqYXX5ACNcBGAsYHQ/s1600/crianza%2Bkangutingo.webp" width="600" />
En cuanto respecta a la crianza todo va revelándose poco a poco. Al respecto cada quien ofrece su opinión pero al momento de actuar lo harás con tu propio parecer, pues de alguna manera sientes que los consejos recibidos no aplican en tu caso y terminas po dejarlos de lado. Entonces buscas dentro de ti las respuestas que se van presentando de acuerdo a las necesidades que vas viviendo. Nada está escrito.
El bebé viene a un mundo que le aguarda para guiarlo, bien sea su familia como otros personajes que entran a tomar parte, desde la opinión médica como amigos cercanos y no tanto, de los padres. Es entonces cuando sus progenitores estarán siempre escuchando muchas voces que parecen conocer y guiarlo todo, a veces puede parecer que exageran en dicho acompañamiento. El bebé entrará a un mundo de relaciones desconociendo todo ello, las partes le criarán, educarán y lo harán tomar juego en cada relación. Sin embargo, el sólo es Amor.
Todos saben algo, comentan, opinan desde su experiencia acerca del cómo abordar cada etapa. Intentan presentar su opinión como una receta válida que con seguridad ayudará a presentar solución, manifestando lo que fue y lo que no. Y en ocasiones termina armándose una colectividad alrededor de la maternidad, la crianza y cada momento del bebé, una colectividad que sugiere el cómo de cada uno de los actos que involucran al bebé.
Y no es raro que en el embarazo te enfrentes a voces que te dicen cómo anunciarlo,  si saber el sexo del bebé y cómo comunicarlo, qué debes hacer de ahí en adelante, qué comidas, las que necesitas y cuáles no, si tu parto es mejor natural o por cesárea, que no cargues luego mucho al bebé y así con cada proceso que venga.
Y podemos mirar otro momento, en este caso triste, como lo es perder el bebé; momento de extrema sensibilidad más que nada para la madre. También se escucharán voces de consuelo y en ocasiones no tan gentiles, mencionarte que la vida sigue, que ya vendrá otro bebé (cuando prepararse para ello involucra una recuperación físico emocional de tiempo e interiorización), en este momento suelen escucharse muchas razones que seguramente buscan levantar el ánimo; pero que sin duda están muy lejos de lo que la madre puede estar sintiendo. En verdad todo lo que se desea es por un buen momento estar a solas.
Sí, se agradece el silencio; pero quizá sienten que deben mencionar algo como apoyo, hacer sentir esa compañía.
Otro momento delicado es cuando se presentan las enfermedades. Sin duda es de suma angustia cuando un bebé se enferma o padece una enfermedad o como si acaso es la madre quien está enferma y quizá no se permita estar de la mejor manera con su hijo. Hay tantas palabras que se oirán, que tengas fortaleza, que todo pasa por algo. Hay en ocasiones tanta imprudencia en las frases que se dicen, que si buscan levantar el ánimo o dar consuelo, terminan por hacer sentir peor, los opinadores con sus recetas parecieran tener una solución justa en medio de las bajas notas de la vida.
Está por otra parte el tema de la alimentación del bebé, enfrentado la tradición a los estudios más recientes sobre ello, buscando quizá ese equilibrio, queriéndose poner los comportamientos de adultos cercanos  a los del bebé. Entra en juego desde cómo alimentarlo, la periodicidad, la cantidad, cuándo hacerlo y hasta que edad. Que sí el uso del biberón es o no apropiado también acompañado de qué tan seguido se dé. Hoy por hoy hemos entrado en comportamientos tan extremos donde dar pecho al bebé en público es un acto que ofende la moral, se castiga de hecho tal falta. De todas maneras insistiremos en que la madre se guía por su instinto, un instinto maternal que no conoce de relojes ni teorías, solo de amor.
Podemos mencionar el momento del descanso, donde se sugiere que dejen dormir al bebé por largas horas y desde luego la madre también para que se recupere anímicamente; parafraseando al respecto de qué tanto es conveniente que el bebé duerma y luego manifestar también dónde debe dormir, si en cama propia con el pasar de los días o que se permita dormir contigo; todo es un tira y afloje de comentarios que llegan hasta la consejería de sí tener al niño en brazos o no y todo lo que luego desemboca en teorías de apego que de seguro cada quien tiene y te quiere expresar.
Y en el camino de la crianza se dan otros aspectos como si gatea o camina, si ya habla y cómo le hablas. El uso del pañal, el tipo del mismo y la independencia en ello cuando ya se cree que no lo debe usar. Y a medida que los meses se suman, aparecen los temas de escolaridad y cuál es el momento justo para el mismo y el tipo de educación que reciba. Pues son el futuro y sin duda debe darse una preparación con bases sólidas. Todo en su justa medida y tiempos, sin duda habiendo partido de la cordialidad amorosa que involucra a los padres, quienes son las primeras bases para el desarrollo de la empatía.
Uno de los actos más controversiales es el que involucra el llanto en el bebé. Para algunos es un acto de manipulación y de exigencia; para otros en un acto de comunicación natural. En ello hay mucho de qué oír, puesto que se argumenta que el llanto es justamente aprovechado por el niño como medio de exigencia e incluso hay quienes defienden que dejarle llorar ayuda a sus pulmones al tiempo que les permite aprenden de la frustración y no tener conductas tiránicas para cuando sean adultos. Pero queda mucho que aprender respecto al llanto pues hay que saber comprender este acto de comunicación no verbal. Y lo mismo aplica para el acto de cargar el niño, más allá de lo que dicen de “mal acostumbrar” a los brazos, está el hecho de lo que involucra ese abrazo, ese contacto piel a piel, todo es un lenguaje por bien descubrir y alimentar.
Mencionamos ahora la disciplina, la definición de los límites que se deben establecer para los niños, de la exigencia y rigidez que se les debe dar. Que si debes o no reprenderlo, cómo abordar el castigo tanto físico como sicológico todo para definir esos límites que le eduquen en su comportamiento. En esto también se atienden posturas de todos los calibres donde cada sugerencia trae consigo un sinfín de consecuencias.
Y bien, entran en todas las situaciones mencionadas factores externos como el clima, que sí debo abrigarle tanto o no si hace frío, que si el calor es malo o solearle, que juegue en el piso o no, que coma ciertas golosinas o no darlas; en todo ello entran un sinfín de disposiciones que agrandan el abanico de posibilidades frente al actuar de cada niño.
A esto estarán enfrentados los padres, a una buena cantidad de opiniones tanto de expertos como de sabelotodo. Pero lo único cierto es ese instinto natural que cada uno lleva en sí, que irá siendo expuesto a modo de prueba y error, por supuesto que se tienen presentes esas sugerencias venidas de la familia y amigos, pero finalmente se actuará según el mismo momento te lo dicte, desde el amor que ese momento te inspira, porque cada ser es un mundo y tiene sus comportamientos según el entorno y sus energías positivas latentes y en medio de ello es que se da una conexión única que por sí misma irá dando las respuestas que se necesitan.
Cada uno va armando su historia, cada uno va teniendo sus propias vivencias, cada niño enseña a sus padres este nuevo camino y viceversa. Es una vivencia personal, indefectible en sí, con historias para cada quien. Quizá se parezcan unas con otras, por eso hay opiniones que se acercan para mencionar cómo proceder y en ocasiones suelen ser demasiado inoportunas o que rayen ya en la intromisión; y sólo por ser algo tolerantes, digamos que es una conducta humana que busca ese bien común.
Al final cada uno actuará según vea lo más apropiado, aun teniendo en cuenta consejos y demás remedios que les den. Porque cuando se actúa y se está ante la situación, es cuando sabes sí realmente todo eso sirve, se adecua. Tu instinto te lo indicará en el momento justo. Muchas veces seguro asalte la duda de si lo estás haciendo bien o no, de si es correcta cada decisión; pero tranquilos, ello hace parte de toda esta aventura; mira a tu hijo a los ojos, siéntele, nadie es experto. Recuerda, solo el amor te da la verdad.
Compra tu fular con la mejor calidad en kangutingo
mira la publicación con imágenes en: http://www.kangutingo.com/

Volver a la Portada de Logo Paperblog