Revista Cine

Crítica: Booksmart (2019) Dir. Olivia Wilde

Publicado el 03 diciembre 2019 por Proyectorf @Proyectorfant
Ficha técnica: Título original: Booksmart Directora: Olivia Wilde Actores: Jason Sudeikis, Lisa Kudrow, Kaitlyn Dever, Beanie Feldstein y Jessica Williams País de origen: Estados Unidos Fecha de estreno: 28/11/2019 Distribuidora: Independiente

Booksmart -aquí llamada La noche de las nerds- es la ópera prima de Olivia Wilde (actriz a quien hemos visto en la serie House, The O.C y en películas como Her o Drinking Buddies), y realmente teniendo en cuenta que es su primer trabajo detrás de cámara, el resultado es excelente. ¿Por qué? Porque Booksmart se enfoca en la dificultades de crecer, de atravesar la adolescencia, y de una y otra vez preguntarse ¿quién soy? ¿por qué estoy haciendo esto?

La diferencia es que Wilde elige retratar esto desde una premisa simple, pero no por eso menos interesante: Amy y Molly son dos amigas de secundaria, que desde temprana edad han dedicado todo su tiempo a estudiar, y a obtener buenas calificaciones, con el fin de ingresar a buenas universidades o asegurarse un futuro prominente en una compañía de renombre.

Pero todo cambia cuando el día antes de graduarse, Molly ( Beanie Feldstein) descubre que sus compañeros de clase, esos aparentemente vagos y desinteresados, irán a Harvard, Yale o a trabajar a Google. A partir de esto, se cuestiona todo su paso por la secundaria, y le plantea a Amy ( Kaitlyn Dever) la necesidad de salir a divertirse y "romper la noche" ya que durante años sólo estudiaron, sin considerar que tal vez, podrían haber hecho ambas cosas.

Así las amigas se emprenden en una seguidilla de fiestas -algunas más frustradas que otras- con el fin de descubrirse, y descubrir algo de esos compañeros, a la vez que el film toma los estereotipos de este tipo de películas y, en ocasiones, juega con esos clichés.

El resultado termina siendo un film cómico pero honesto que exhibe la destreza de Wilde al retratar este mundo con ingenio, detallismo y humor, pero también con tiempo para los silencios y el drama, pasando por situaciones totalmente ridículas y exageradas -tal vez como la etapa de la adolescencia misma-. Mención aparte a la selección musical y al corazón del film: la química entre Dever y Feldstein como protagonistas, quienes con su astucia, timidez pero también histrionismo, nos invitan a repensar la adolescencia y sus vínculos de una manera menos dramática.

Por Marianela Santillán


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas