Revista Cine

Crítica de "Arrástrame al Infierno" ("Drag Me To Hell" USA 2009)

Publicado el 03 octubre 2009 por Jorgecinenovedades
Sinopsis: Una joven debe desalojar a una anciana de su hogar por falta de pago. A raíz de esto será víctima de una maldición sobrenatural, lo cual convertirá su vida en un verdadero infierno. Desesperada y con la ayuda de su novio, intentará por todos los medios librarse de la maldición y salvar su alma.
Y aquí creo que realmente he pecado en tener las expectativas tan altas con esta película del muy buen cineasta Sam Raimi. Tanto me había intrigado el fabuloso trailer (como en general lo son todos los trailers!) que no dudé en echarle un vistazo a modo de entretenimiento a una película que en general brinda lo que se propone pero que ni de cerca logra convertirse en ningún momento en un buen producto cinematográfico.
Aclarando que “Arrástrame al Infierno” puede ser vista por muchos espectadores como un divertimento espectacular y efectivo, también creo que la cinta peca de exageración por absolutamente todos sus costados. Esa es la palabra que a mi modo de ver termina por sepultar una propuesta que tratada de una manera más seria (lo cual claramente no es la intención del filme) hubiera dado un producto mucho más interesante desde todo punto de vista.
La cinta comienza mostrándonos la vida diaria de Crhistine Brown (Alison Lohman) quien se desempeña en un alto puesto de un banco y que debe negar una prórroga de su préstamo a una anciana, por lo cual esta última será desalojada de su casa prácticamente de inmediato. Ante esto, Crhistine será victima de una maldición gitana que ha invocado a un espíritu sobrenatural para que destruya su alma en un plazo de tres días. Con la ayuda de su novio Clay Dalton (Justin Long), Crhistine buscará por todos los medios librarse del hechizo diabólico al que fue sometida. Y aquí el guión corrió por cuenta tanto de Sam Raimi como de Ivan Raimi, y créanme que los pros y contras de la película se encuentran dentro del mismo libreto y de como este se plasma en pantalla. Por un lado tenemos una historia de suspenso con toques sobrenaturales muy bien armada e interesante, pero por otro lado tenemos esa misma historia totalmente pisada y arruinada por diferentes factores. A saber: Demasiada exageración en absolutamente todas las escenas. Y esto no es algo que va decreciendo a medida que avanza la cinta sino todo lo contrario. Escena tras escena Raimi plantea de manera muy poco eficaz el hecho de convertir a la cinta en un mero divertimento, mezclado con escenas asquerosas totalmente exageradas e innecesarias. Quizás a muchos espectadores les encante este tipo de cine, pero particularmente esa tremenda mezcla de géneros y diferentes factores cinematográficos me produce un sentimiento encontrado a la hora de disfrutar de un filme y eso mismo es el anticlímax. Esto sucede todo el tiempo, durante todo el metraje del filme. Cuando uno se acostumbra a estar viendo algo de suspenso muy bien armado, Raimi lo tapa con una escena que va directamente para el chiste o que lo único que hace es sacarte una tremenda carcajada. Creo que eso es lo malo en líneas generales de un guión que tiene un buen ritmo narrativo pero que lamentablemente naufraga preso de otros inconvenientes mas graves.
No hay problemas en cuanto a la dirección técnica del filme a cargo de Raimi. Creo que es un cineasta muy solvente que ha dado grandes filmes y que aquí utiliza la cámara de manera muy eficaz en muchísimas escenas. Es fantástica la manera en que genera real suspenso en muchas tomas, aunque también vale aclarar que el hecho de exagerar absolutamente todo le termina jugando en contra en el 70% de las escenas del filme.

Quizás la mayor sorpresa de la película, por lo menos para mi, es la excelente actuación de Alison Lohman en el rol protagónico de la cinta. Su caracterización es muy buena por una sencilla razón. Entendió a la perfección lo que Sam Raimi le pidió que hiciera a lo largo de los 99 minutos de metraje. En líneas generales, la chica no tiene problemas en pasar de escenas de real suspenso a momentos cómicos con una naturalidad pocas veces vista. Sin dudas lo mejor por lejos del filme. Quizás quien brinda una actuación mucho más floja es Justin Long, quien siendo un muy buen actor (demostrado fehacientemente en “Jeepers Creepers” y en “Die Hard 4.0”) no logra despegarse de un tono demasiado tonto y pasivo para su personaje.
En definitiva y como bien dije en párrafos anteriores, “Arrástrame al Infierno” se ha convertido sin lugar a dudas en una cinta sumamente entretenida y divertida para una amplia cantidad de espectadores. Por mi parte y literalmente hablando, esta cinta me ha parecido un total despropósito a la hora de brindar un buen producto cinematográfico. Siempre quedará rondando en mi cabeza lo que pudo haber sido el filme de haberse abordado de una manera más seria. Pero eso, supongo, sería materia de otro análisis más profundo.
Calificación de la Película: Mala.
Leer Crítica de Arrástrame al Infierno en Muchocine.net


Volver a la Portada de Logo Paperblog

LOS COMENTARIOS (1)

Por  sanluisc
publicado el 19 marzo a las 14:51
Denunciar

Exagerada y poco seria. Esperaba mucho más

Dossier Paperblog

Revista