Revista Cine

Crítica de cine: Más allá del tiempo

Publicado el 25 abril 2010 por Lapalomitamecanica
¿Me quieres hoy más que ayer pero menos que mañana?
Crítica de cine: Más allá del tiempo
Nota: 6,5
Lo mejor: lo arriesgado de la propuesta que combina dos géneros tan diferentes como la ciencia ficción y las historias románticas.
Lo peor: que se acaba imponiendo el romance.
Estoy convencido de que si esta película nos hubiera llegado de manos del cine independiente o de bajo presupuesto la cinta hubiera alcanzado una mayor repercusión. Y es que resulta extraño que Hollywood apueste por una historia que combina dos géneros tan diferentes sin una envoltura aventurera en algún planeta desconocido o unos efectos especiales apabullantes. Más allá del tiempo se aleja de las florituras para contarnos una sincera historia de amor que se sigue con interés hasta el final, pero que no puede evitar caer un poco más de lo debido en la sensiblería.
Crítica de cine: Más allá del tiempo
Y es que por algún lado tenía que estar el truco. Su campaña promocional ya avanzaba lo que lo que nos íbamos a encontrar en la sala era la clásica historia de amor que supera todas las dificultades más allá de cuales sean esos problemas. Y así lo verán los aficionados al romance, pero los seguidores de las historias fantásticas encontrarán una rareza que serán capaces de ver con su ligue son fingir el interés. La clara demostración de que la maquinaria de Hollywood sigue siendo capaz de asumir riesgos y sorprender con éxito ( Más allá del tiempo tiene 40 millones de presupuesto y lleva recaudados 100 en todo el mundo).
Es complicado hablar de su trama sin destripar demasiado, ya que la anomalía genética que hace saltar en el tiempo a nuestro protagonista se manifiesta durante toda su vida ya sea hacia atrás en el pasado o hacia el futuro, con lo que se alternan las escenas del viajero conociendo a su mujer 10 años después de haberse casado o a su hija antes de haber nacido. Una trama que intenta ser lineal pero que se complica al seguir el mismo camino que el viajero a través del tiempo dando como resultado una película hecha a base de segmentos, aunque sin llegar al nivel de confusión de Memento -no en vano se rodaron escenas adicionales meses después del rodaje-.
Crítica de cine: Más allá del tiempo
Al final del relato todas las piezas encajan pero no se puede evitar echar de menos algo de profundidad más allá del romance entre los protagonistas. Apenas se toca el debate de las paradojas y el destino que tan bien se ajusta al origen de su historia de amor y al desarrollo de su vida en general. Además, el mundo en el que viven se nos muestra algo idílico con demasiados personajes que conocen la condición del protagonista y que lo asumen con toda normalidad. Unos fallos del director de Plan de vuelo: desaparecida (aquella del avión con Jodie Foster) , que al igual que en aquel thriller se concentra demasiado en cuidar la estética y deja la trama sobre los raíles del género, que este caso termina siendo el romántico.
Crítica de cine: Más allá del tiempo
Otro de los aspectos que empequeñecen la película son Eric Bana y Rachel McAdams, que sin dejar de estar correctos, en ningún momento se crecen en unos papeles que podrían haber dado mucho juego. Por lo menos esa era la idea de Brad Pitt y Jennifer Aniston cuando compraron los derechos del libro The Time Traveler´s Wife hace varios años. Para McAdams Más allá del tiempo significa otro tanto hacia una carrera que quedó definida desde el éxito de El diario de Noa, pero la interpretación de Bana caerá en el olvido al igual que la mayoría de los buenos trabajos que nos ha regalado durante los últimos años en su búsqueda de un lugar en panorama cinematográfico.
Pero son todo defectos que hacen pensar como hubiera mejorado la película en otras circunstancias más allá de empeorar el resultado final que tenemos entre manos. Una cinta que se hace muy agradable de ver y que tiene ingredientes para gustar a todos los públicos entendiendo la expresión más allá del cine familiar. Aunque también habrá quien diga que le sobran 15 minutos entre tanto abrazo y viaje en el tiempo.  Más allá del tiempo no es perfecta, pero como decía mi abuela "a caballo regalado no le mires el diente".

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista