Revista Cine

Crítica | “Deadpool 2”, más gamberra, más divertida y con mucha más acción

Publicado el 28 mayo 2018 por Pandora Magazine @PandoraMgzn
Loading1 Votos obtenidos¡Vótame!¡Vótame!

.

Ficha técnica | Título original: Deadpool 2. Dirección: David Leitch. Guión: Rhett Reese, Paul Wernick, Ryan Reynolds (Cómic: Rob Liefeld, Fabian Nicieza). Dir. Fotografía: Jonathan Sela. BSO: Tyler Bates. Reparto: Ryan Reynolds, Josh Brolin, Zazie Beetz, Morena Baccarin, Julian Dennison, T.J. Miller, Brianna Hildebrand. Género: Acción, Superhéroes, Comedia. Duración: 111 mins.  Año: 2018. País: USA. Producción: Marvel Entertainment, 20th Century-Fox, Donners’ Company, Kinberg Genre. Distribución en España: 20th Century Fox España.

Crítica | “Deadpool 2”, más gamberra, más divertida y con mucha más acción

Una de las gratísimas sorpresas que trajo el 2016, como una bocanada de aire fresco en el género de los superhéroes, fue “Deadpool”. Aunaba gamberrismo, frescura, mucho gag, aunque recurría al chiste fácil estaba bien metido, se reía de todo, etcétera. Para mí fue una grata sorpresa. Y quieras o no, eso encumbra las expectativas de cara a una secuela, de ahí que mi hype estuviera un poquito contenido. Una vez vista, he de decir, que han sabido “reinventar el invento”. No contiene spoilers.

Wade Wilson (Ryan Reynolds), el mutante conocido como Deadpool y el antihéroe más gamberro de Marvel, tiene que vérselas esta vez con Cable (Josh Brolin). El poderoso villano ha fijado como objetivo para matar a un chaval joven llamado Russell (Julian Dennison). Pero por circunstancias acaba perdiéndolo y decide montar un hiper-mega escuadrón, al que llamará X-Force, para salvar al muchacho. Este escuadrón está formado por Dominó (Zazie Beetz), Estrella Rota (Lewis Tan), Zeitgeist (Bill Skarsgård) y Bedlam (Terry Crews), sin olvidar que también contará con la ayuda de los X-Men de la mano de Colosso (Stefan Kapicic), Negasónica (Brianna Hidelbrand) y Yukio (Shioli Kutsuna). Con su característica irreverencia, el antihéroe deberá demostrar a Cable que es un héroe y no solo un payaso.

Crítica | “Deadpool 2”, más gamberra, más divertida y con mucha más acción

La película comienza con un revés para Deadpool, por lo que Colosso decide llevárselo a la mansión y hacerlo becario de los X-Men, formando equipo junto a él, Negasónica, y por Yukio, nueva incorporación. En la 1ª misión, donde un muchacho mutante está envuelto en un altercado, falla estrepitosamente y es metido en la cárcel, junto al chaval, con un collar que anulan sus poderes. Allí, de nuevo agonizando con su cáncer, son atacados por Cable, el cual quiere atrapar al muchacho. Después del motín y la pelea, cuando todo se normaliza un poco, se da cuenta de que debe ayudar al muchacho y echará mano de Weasel para reunir un equipo, los X-Force. A grandes rasgos, sin meternos en un farragoso pantano de spoilers, eso es todo lo que os puedo contar de la película.

“Deadpool 2” es un salto exponencial positivo en todos los sentidos. Ryan Reynolds está intratable como Wade Wilson/Deadpool, ha nacido para interpretar a ese personaje y su implicación en la producción, guion e interpretación es innegable. Tiene un sentido del humor atrevido, tontorrón e inmaduro, perfecto para el personaje y lo sabe y lo aprovecha. Tampoco hay que dejar atras su gran trabajo físico, hace que Deadpool resulte gracioso incluso con la máscara y el traje, es capaz de ser cómico sólo con su voz y sus movimientos y eso, es muy difícil.

Crítica | “Deadpool 2”, más gamberra, más divertida y con mucha más acciónPor otro lado está Josh Brolin haciendo de Cable, que para quien no lo conozcan, en los cómics es Nathan Summers, nacido de un plan orquestado por Mr. Siniestro, hijo de Cíclope y Madelyne Pryor (un clon de Jean Grey) y tampoco voy a contar mucho más, porque ya sabéis las vueltas, reveses y viajes temporales que se marcan algunas veces y la vida de Nathan, no fue un camino de amapolas. El actor se ha preparado a conciencia para el personaje, se nota que le gusta y se siente cómodo, además la química con Reynolds y el contrapeso que le aporta a la película es muy interesante, en cierta forma ambos personajes parten de lo mismo, pero ven las cosas de forma muy diferente. Otra nueva incorporación es Dominó, cuyo poder es la probabilidad, interpretada por Zazie Beetz, la cual me ha ganado completamente con su interpretación (aunque para ser sincera ya lo hizo en la serie ‘Easy’). Para mí, este personaje es de lo mejor que podemos ver en la película, le da la réplica perfectamente al protagonista, aportando frescura a la película… y yo quiero más.

Dentro de los secundarios, podemos encontrar de nuevo a Colosso, a Cabeza Nuclear Adolescente Negasónica, interpretada de nuevo por Brianna Hildebrand, la cual ya es un X-Men en pleno derecho y para que mentirnos, se me ha hecho muy breve su aparición en la película. También está de nuevo Morena Bacarrin como Vanessa, otro personaje que me ha sabido a poco su aparición en pantalla, porque también me gustó mucho en su predecesora. Volvemos a tener al amigo de Wade, el propietario del bar, Weasel, interpretado de nuevo por T.J. Miller. También está Julian Dennison como Russell, una nueva incorporación. Hay más como Al, Dopinder, el cual tiene más protagonismo que en su antecesora.

Crítica | “Deadpool 2”, más gamberra, más divertida y con mucha más acción

Otra cosa en la que destaca la película es en la cantidad de cameos y referencias comiqueras, cinematográficas, etc… que tiene, los cuales no revelaré porque son la mayoría spoilers y es mejor descubrirlos con el visionado de la película. Metiéndonos de lleno en la parte técnica, el nuevo director David Leitch lo ha resuelto bastante bien, recordad que “John Wick” o “Atómica” están muy bien rodadas en cuando a acción y peleas, lo que da una gran ventaja a esta secuela. También se nota que han contado con más presupuesto, porque hay más CGI, momentos espectaculares hechos a ordenador, etc. Como he dicho, el proyecto ha sido un más respecto a la anterior, aunque al final se nota el esfuerzo que le han puesto por gustar, lo que le resta la espontaneidad que tenía la primera parte, esa frescura de “hemos venido a emborracharnos y el resultado nos da igual”.

No sé si me entendéis. La película es más redonda en cuanto a detalles técnicos, música, escenarios, actores, interpretación, reinvención, reivindicación, pullitas, verdades, sin embargo, creo que le ha faltado un poquito pulir la parte más argumental de la película, no la de los gags, dardos, chistes y socarronería, sino la parte de la historia central para haber dado más importancia a personajes como Dominó, Negasónica o incluso lo de romper la 4ª pared que tanto llamó la atención. Han evolucionado en cuanto a su anterior, pero han dado un pequeño paso para atrás en cuanto al argumento, aunque al final, en las películas de superhéroes, eso es en lo que menos te fijas si no te dejan respirar un momentos entre acción, pelea, chiste o momento gracioso y eso “Deadpool 2” sabe rellenarlo a la perfección.

Crítica | “Deadpool 2”, más gamberra, más divertida y con mucha más acción¿Le ponemos una nota? Para mí será 75/100, un poquito por debajo que su predecesora, la cual me resultó, como he dicho en el primer párrafo, una bocanada de aire en su momento. Para mi gusto le ha podido un poquito la presión de la secuela de éxito, aunque han sabido remar muy bien hacia un puerto seguro. Además todo el marketing e implicación de Ryan Reynolds se debe tener en cuenta, es puro oro. Eso sí, “Deadpool 2” deberá competir con el reciente estreno de “Vengadores: Infinity War” y eso creo que le hará mella, sobre todo en los papeles de Josh Brolin, porque de Cable está fantástico, pero Thanos le gana de goleada, sin embargo, no tiene nada que envidiarla, porque en su terreno es divertidísima, que te dejará un regusto muy diferente, con unos efectos especiales a la altura, personajes interesantes y que te gustaría volver a ver en pantalla y al final, eso es lo que prima. Ya tengo la vista puesta en “X-Force”. Por cierto, tiene la mejor escena post-créditos de la historia de las películas de superhéroes, por verla, merece la pena el film.

Crítica: María José Díaz-Maroto


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas