Revista Cine

Crítica: Ghost in the Shell de Rupert Sanders

Publicado el 04 abril 2017 por Reinfeld @reinfeld183
Crítica: Ghost in the Shell de Rupert Sanders
¿Saben lo que es un Dôjinshi? A grandes rasgos, es una historieta autopublicada por un circulo de personas (que puede ser tanto un cómic como un texto, novela corta, juego...) y que hace referencia a un material de base de una determinada propiedad intelectual (una publicación, una serie, un libro...), en la mayoría de casos sin el permiso original pero con el único propósito de expresar un punto de vista sobre la historia. Puede que también hayan oído el término fanfic o fanfiction. Estos dôjinshis suelen abarcar diferentes enfoques, desde los romances prohibidos hasta las expresiones mas "cárnicas" del amor, o cuentan imaginadas historias alternativas acerca de lo que suponen pasó en un determinado momento con un personaje. Son una interpretación de los renglones omitidos de una historia oficial. Ghost in the Shell (2017), en mi opinión, guarda un increible parecido con un dôjinshi aprobado oficialmente por los autores y productores originales. Pero déjenme entrar en vereda.
Crítica: Ghost in the Shell de Rupert Sanders
En 1990 acaba la serialización del manga de Ghost in the Shell, escrito por una leyenda conocida por el nombre de Masamune Shirow. Un manga ambientado en un futuro cyberpunk que aunaba acción táctica con pensamiento filosófico acerca de las implicaciones de la creación de inteligencia artificial y el futuro de los humanos cibernéticamente ampliados. Continuo posteriormente con la entrega 1.5, Human Error Processor, y después la parte 2, Man/Machine Interface. En 1995 otro genio conocido por el nombre de Mamoru Oshii, se encargó de adaptar el manga a la clásica película de Ghost in the Shell. Un verdadero despliegue de animación, técnica, argumento y banda sonora (imprescindible Kenji Kawai) que no puedo dejar de recomendar. Si no la han visto, por favor, háganlo. Háganlo además, con la versión mas antigua, que pudimos tener el placer de disfrutar hasta en videoclubes españoles. Háganlo porque es una de las obras que eleva la animación japonesa a la categoría de arte. Y, por último, háganlo para disfrutar de un cambio de enfoque sobre la obra original, una pátina diferente sobre la obra de Shirow, que no desmerece, sino realza, el material original. Ya en 2004 se lanza Innocence, una nueva profundización de Oshii en la obra de Shirow, con un marcado toque personal. Un verdadero espectáculo audiovisual, aunque con una alta carga filosófica y un ritmo lento y pausado. Si bien es toda una experiencia, se aleja bastante de la primera parte tanto en forma como contenido, y pasa a ser un ensayo reflexivo de los temas que la parte anterior y el manga dejan a disposición del lector.
Crítica: Ghost in the Shell de Rupert Sanders
Ghost in the Shell (2017) es todo un homenaje a la saga, realizada desde el cariño y la pasión que se destila en los muchos homenajes que se rinden a conceptos y detalles de la obra original, desde los Basset Hound hasta ciertas escenas míticas que se hallan calcadas en la película. El esfuerzo técnico de representación del universo y los personajes es de muy alto nivel, los diseños de vestuario son de nota, y la escenografía no se queda atrás, tanto en lo material como en lo digital. Volviendo a la película, la actuación de Scarlett Johanson roza el notable, bajo mi humilde punto de vista. Es un buen intento, y el acercamiento de la actriz al complicado personaje de la Mayor esta formulado bajo un respeto palpable por la obra original. El resto del elenco hace un gran trabajo, subrayando un sólido Pilou Asbæk haciendo de Batou, y el inimitable "Beat" Takeshi Kitano dándole ese toque personal al complicado perfil del personaje de Aramaki, enriqueciendo el resultado. Viendo el éxito de la factoria Marvel o de DC con las adaptaciones a película de sus universos, queda claro que ahondar en el rico mundo del manga puede ser una gran fuente de ideas para Hollywood, e incluso ya hay precedentes en el pasado como Crying Freeman (1995) que demuestran que puede ser rentable adaptar un manga, y además, homenajear correctamente la obra. Concluyendo: no tenia todas conmigo al entrar en la sala, y entiendo las duras críticas que se le puedan hacer, pero, si todas las adaptaciones tienen tanto respeto al material original como esta, bienvenidas sean. Una película disfrutable que aligera el peso del material original, sin caer en el mal vicio de Hollywood por destrozar adaptaciones.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas