Revista Cine

Crítica: Pacto criminal (2015) Dir. Scott Cooper

Publicado el 22 octubre 2015 por Proyectorf @Proyectorfant

Dirección: Scott Cooper. Guión: Mark Mallouk y Jez Butterworth. Elenco: Johnny Depp, Joel Edgerton, Benedict Cumberbatch, Dakota Johnson, Kevin Bacon, Peter Sarsgaard, Jesse Plemons, Rory Cochrane, David Harbour, Adam Scott. Origen: Estados Unidos Año: 2015 Producción: Scott Cooper, John Lesher, Patrick McCormick, Brian Oliver y Tyler Thompson. Distribuidora: Warner Bros. Duración: 122 minutos. Estreno en Argentina: 22 de octubre de 2015

Manual de autoayuda para la mafia

La mafia es un tema recurrente en los films. Sobre todo en el estereotipo del mafioso italiano, un recurso que en cierta forma ya se encuentra agotado, y aún así no deja de ser atractivo para los diferentes realizadores. Un poco de eso hay en Pacto Criminal, la película de Scott Cooper, una sensación de volver a ver algo que ya vimos, por eso la referencia a Buenos Muchachos (1990) o a Los Infiltrados (2006, The Departed - que también dramatiza a Whitey Bulger) es difícil de esquivar.

Pacto Criminal empieza por el inevitable final, con la confesión de varios de los exmiembros del grupo mafioso y con la brutalidad de Jimmy Bulger ( Johnny Deep) que desde el principio nos muestra la clase de intimidación que impone. El rol está bien interpretado por el actor, que se corrió de los géneros fantásticos y sus personajes excéntricos, para ir a un extremo opuesto que no recuerdo, ni siquiera en Enemigos Públicos (2006). Se trata de un matón que asusta solamente con su pose y mirada, sin necesidad de hablar, y que en su crueldad no tiene contemplación con nadie que pueda arruinar sus planes.

A medida que transcurren las acciones, no sólo observamos el crecimiento de la influencia y el poder del mafioso, ayudado por el agente del FBI, John Connolly (Joel Edgerton), que tiene una relación con Whitey desde la infancia y planea convertirlo en colaborador de la agencia para derrocar a la mafia italiana, aunque se trata de una pantalla para hacer negocios. También Bulger sufre mutaciones y pérdidas que lo distancian de la pantalla, en la cual pasa de ser una imponente amenaza física a una amenaza espectral, simbólica, que está presente en todos lados y que, al mismo tiempo, no pierde potencia. Esto se evidencia en la fotografía oscura y tenebrosa que gana espacio en el film.

Sobre el final, se exhibe el miedo de sus colaboradores: Connolly y John Morris (David Harbour) por caer en manos del FBI o en manos de Bulger. También el valor de Fred Wyshak (Corey Stoll) de ir por todo, pero más allá de esos detalles, los personajes secundarios en el film parecieron haber estado poco tiempo en pantalla, sobre todo por el elenco de actores que había disponible - Benedict Cumberbatch, Dakota Johnson, Peter Sarsgaard, Kevin Bacon, entre otros.

A pesar de las 2 horas que dura el film, muchos de los personajes interpretados por esos actores quedaron como una mera superficialidad dentro de la trama y podrían haber aportado un poco más.

Pacto Criminal termina como una película de mafia más, pero se hace entretenida y deja una visión diferente de la policía involucrada con los gangsters, abriendo la posibilidad que la complicidad no sea entera, sino gracias a agentes que se apoyan en la idea que el mal menor va a extirpar al mal mayor. Una idea falible que puede tener consecuencias mucho peores. También es una idea que lamentablemente se extiende en otros ámbitos que no son los policiales.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas