Revista Deportes

Cuadra francesa para el espectáculo de la suerte de varas en La Malagueta

Por Malaka

 

Bonijol4

Conforme a la oferta realizada por la actual concesionaria de la plaza de toros de Málaga, la UTE Toros Malagueta presentará durante los festejos de Semana Santa la nueva forma de realizar el tercio de quites con la cuadra de picar de Alain Bonijol. Esta es una de las nuevas aportaciones de la UTE TOROS MALAGUETA para que el tercio de varas gane atractivo.

 

La cuadra de caballos del francés Alain Bonijol debutará en La Malagueta el próximo 7 de abril, Sábado Santo, durante la Corrida Picassiana que enfrentará en un mano a mano a los toreros malagueños Javier Conde y Saúl Jiménez Fortes, con toros de Juan Pedro Domecq y Parladé.

La presencia por primera vez de estos caballos de picar en la temporada taurina de Málaga proporciona al tercio de varas una gran espectacularidad y una mayor vistosidad de la suerte, como ha quedado acreditado en las principales plazas francesas y en las que regenta la Casa Chopera, caso de Bilbao, Santander, San Sebastián, Almería, Salamanca, Logroño y Córdoba.

Alain Bonijol, que toreó su última novillada en la plaza de Las Ventas en 1986, ha revolucionado la suerte de picar al abrazar un nuevo concepto de espectáculo que consiste en sacar al ruedo caballos perfectamente adiestrados para interpretar con brío el primer tercio de la corrida.

Además, Bonijol inventó protecciones más ligeras y eficaces para evitar las heridas de los equinos y diseñó una puya moderna homologada, más penetrante, que provoca menos heridas en el toro y que libera al picador de realizar esfuerzos que el público no aprecia.

Un nuevo concepto

Su idea ha sido la de crear el concepto de un caballo adaptado a la tauromaquia moderna, con un animal robusto y estiloso, procedente de yegua pecherona y de sementales lusitanos. La creación y cría de un caballo de picar, únicas en la historia de las corridas, eleva el proyecto de Alain Bonijol al nivel que exige la tauromaquia del siglo XXI.

En la actualidad, la filosofía de Alain Bonijol ha traspasado los Pirineos y la cuadra se convierte en un referente de calidad del espectáculo en las grandes ferias españolas, incorporándose Málaga a partir de ahora.

Así, se ha conseguido un caballo más ligero, vivo, móvil, técnico y perfectamente adiestrado. Todos los animales de la cuadra están inscritos en el registro nacional de sementales y están provistos de un chip electrónico de identificación. Sus pesos corresponden a lo que establece el reglamento en vigor.

 

Instalaciones y material

Las instalaciones que alberga la cuadra Bonijol, en Mas des Pointes, están situadas en el municipio de Beauvoisin, en el departamento de Gard (Languedoc-Roussillon). Ocupan una extensión de una hectárea y tienen una capacidad para 40 caballos (boxes). Esta empresa, que se encuentra en pleno desarrollo y expansión, cuenta con otra finca en el suroeste de Francia, de 40 hectáreas, para el pasto de los animales.

Además, la cuadra dispone de plazas para entrenar a los caballos, con corrales y toros, un taller de fabricación de caparazón y otro de puyas, talabartería, un almacenamiento de paja y un parking para vehículos. Trabajan de forma continuada un entrenador, un mayoral, un mozo de caballerizas y un costurero. Esta empresa gala dispone de seis vehículos especiales habilitados para el transporte de larga distancia de los animales.

Bonijol2
El material de protección de los caballos de picar es el fruto de un trabajo personal de investigación, que empezó hace más de 15 años. Quedó patentado tras quedar aprobado en 1996 por el Ministerio de Interior español.

Ingenieros especializados han participado en la búsqueda de los materiales más adecuados, consiguiéndose un peto –protección exterior- que pesa menos de 25 kilos. Los manguitos están elaborados con una fibra de polietileno muy flexible, que pesan menos de 7 kilos cada una.

El taller de afiliado y de elaboración de las puyas se creó en 2011 en Franquevaux (Francia) con la contratación de un empleado adicional. El resultado es la fabricación de un nuevo modelo de puya moderna, diseñada y probada por él en 2010, y muy esperada en las plazas francesas. Además, fabrica las cajas de puyas de toda la temporada taurina.

 

Los monosabios

En torno al proyecto de Alain Bonijol se ha constituido una asociación de 60 voluntarios que ejercen de monosabios. Viven no solo en el sur de Francia, sino también en Nimes, Marsella, Bayona, Burdeos o Toulouse, y participan en las distintas actividades de preparación de la temporada.

Experimentados y competentes, estos monosabios intervienen en equipo los días de las corridas vestidos con uniformes idénticos: una camisa roja marcada con el logotipo de la cuadra, pantalón azul y botines. La mayoría de ellos tiene más de 15 años de experiencia.

Sus principales funciones son las de preparar los caballos para el espectáculo, vestirlos, acompañarlos en la contra-pista, así como el mantenimiento de las cuadras. Un seguro privado cubre a los monosabios los días de corridas.

Los aficionados malagueños podrán disfrutar de este nuevo concepto de cuadra de picar a partir del 7 de abril con la Corrida Picassiana. Estos caballos permanecerán en Málaga, ya que al día siguiente vuelven a actuar en La Malagueta, en la corrida del Domingo de Resurrección que estoquearán los diestros Julián López ‘El Juli’, Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante, con toros de Núñez del Cuvillo.

La cuadra de Alain Bonijol es un atractivo más para la plaza de toros de Málaga, merced al acuerdo que tiene suscrito con la UTE Toros Malagueta, a través de la Casa Chopera, gestora del coso para los próximos cinco años.

UTE TOROS MALAGUETA


Volver a la Portada de Logo Paperblog