Revista Coaching

¿Cuándo abandonar un proyecto?

Por Pedro Goni @pereorienta
¡Hoy es miércoles y toca piscina!
   Sí pero últimamente, no es un día alegre, desde hace un par de meses, mi hijo Pedrito, de 7 años, los miércoles nada más despertarse ya se levanta refunfuñando, algo enfadado, lloriqueando y le dura el malhumor todo el día. Siempre admiraré la capacidad de insistencia de los niños, mira que son cansinos. -¡No quiero ir a natación! Hoy el problema, el berrinche, se ha agudizado porque es el primer día tras las vacaciones de navidad.
   Así que esto, nos sume a toda la familia en un terrible dilema, es la carga que tenemos los Super-padres de hoy en día, que por culpa de Freud y toda su prole de psicólogos, parece que todas las decisiones que tomemos van a ser determinantes en la vida de nuestros hijos. Si lo forzamos a seguir, igual odia el látex de los gorros de baño y de mayor, lo hace siempre sin condón, quién sabe... ¿Cuándo abandonar un proyecto?    Voy a intentar analizar este problema, para tomar una decisión, que afectará a la vida de mi hijo pero quiero que sirva de base para analizar otros dilemas que nos podamos encontrar en el camino. Es muy importante para nuestras vidas, saber cuándo abandonar un proyecto, una actividad, un aprendizaje y dedicar nuestro valioso tiempo a otras cosas.
   -El objetivo: Aprender a nadar, mantenimiento físico, disciplina, tesón. Estos son los de los papis, pero  ¿cuál es el de los hijos? ¿Se lo hemos preguntado? Tal vez ahí esté el fallo, en la motivación.    Se que el tema no es muy grave, al fin y al cabo la natación no es un tema muy relevante en nuestra vida diaria, es una actividad extra-escolar y de momento no va al cole nadando. Esto nos lleva a otro debate: ¿Qué aprendizajes son relevantes para nuestras vidas? ¿En qué aprendizajes invertir nuestro tiempo? ¿Filosofía sí o Filosofía no? Un tema importante es la relevancia de los objetivos, ¿Son imprescindibles? ¿Podemos cambiarlos? ¿Nos podemos permitir el lujo de abandonar una actividad? ¿De aprender inglés?  ¿Podemos dejar de buscar empleo? Si tienes una renta, una pagueja y te conformas con ella...    ¿Podemos conseguir nuestros objetivos con otras actividades? ¿Hay otros caminos para conseguir lo mismo? desde luego, a nadar sólo se aprende nadando pero hay muchas formas de enseñarlo. En el caso que nos ocupa, más que disfrutar del agua y jugar, es una fábrica de montaje de nadadores rusos, creo que a mi hijo no le gusta el ruso. En cambio a mi hija de 10 años, le ha ido muy bien el sistema y nada como una profesional, rusa.    Así que tenemos que mirar e investigar qué nos ofrece el entorno, qué ofertas, qué posibilidades tenemos para conseguir nuestros objetivos. Para aprender a nadar solamente tenemos dos instalaciones deportivas cercanas, con piscina y con clases estructuradas para aprender. Tenemos dos fábricas de nadadores rusos. Otra opción es ir al mar, ir al río, construirte tu propia piscina y prepararte tus propias clases de natación. Para conseguir nuestro objetivo: o nos adaptamos a lo que hay y nos conformamos, o construimos nosotros mismos la manera de lograrlo. Aprendizaje formal vs. informal. Yo aprendí a nadar jugando en el río.
   El resto de sub-objetivos: mantenimiento físico, disciplina, tesón: Lo podemos conseguir con multitud de actividades y la percepción de esfuerzo va a ser totalmente diferente. A Pedrito le das un juguete de construcción y lo tienes trabajando dos horas, sin dar un ruido, concentrado y siguiendo la disciplina de las instrucciones, con esfuerzo cero y motivación al máximo. Para el mantenimiento físico, necesita horas de parque, los deportes no le gustan, al menos no hemos encontrado alguno que le motive. Creo que prefiere la auto-gestión, que las reglas impuestas. Miedo me da, cuando tenga 16 años...    Otro factor a considerar para continuar o abandonar es: ¿Cuánto nos falta para conseguir nuestro objetivo? ¿En qué lugar del camino nos encontramos? Me he encontrado con gente he ha abandonado una carrera universitaria faltándole un par de asignaturas. Pedrito, flotar, lo que se dice flotar, flota, eso sí, lo de nadar... va despacio. Se defiende nadando, hace un largo de la piscina sin detenerse, pero le falta velocidad y estilo.
   -¿Estamos progresando con nuestra estrategia? Este es el eterno talón de Aquiles de todos los proyectos, medir el progreso. Podría darnos para una tesis doctoral solamente para dilucidar ¿Qué es progreso? y cómo se manifiesta. Raramente es lineal y progresivo, suele ir a saltos, con momentos críticos de aprendizaje. Todavía recuerdo cuando comprendí la multiplicación y aprendí todas las tablas en días. Así cómo encontrar una relación entre la estrategia y el progreso. Si quieres resultados diferentes, haz lo mismo una y otra vez. Durante los últimos meses parece que el progreso no ha sido significativo. También es verdad que no tenemos un criterio técnico para evaluarlo. Tal vez esta tarde se le despierte el instinto natatorio de golpe, aunque no lo creo.    Emociones, sensaciones, pensamientos, actitudes, valores, stress y todo lo demás... Que pasa dentro de nuestra cabeza y mediatiza e interpreta nuestra realidad. Esta parte se merece otro artículo en profundidad. Así que os emplazo para la próxima semana, para resolver el entuerto. Es verdad que en el último mes las sensaciones de Pedrito han sido negativas y estresantes, lo cual creo que va a pesar mucho en la decisión que tomemos.
   ¿Se os ocurre alguna variable más a considerar?
   ¿Qué os parece la situación? ¿Por qué opción optaríais? Intentamos que Pedrito aprenda a manejar esta situación de fracaso y seguimos intentándolo o abandonamos y dedicamos el tiempo a algo más motivante para el niño. En los follones que nos metemos los padres modernos, mi más sentido pésame...    Bueno, después de la brasa que os he dado con mis problemas de crianza, espero que os haya gustado, si es así compartidlo. Cualquier ayuda o sugerencia será bienvenida, aquí en el blog, o en cualquiera de las principales redes.    Muchos retos y mucha suerte.
El enigma de la foto.
   Este es un juego que os propongo con cada post, cada artículo tiene una foto (la primera de todas) y os pido una interpretación,  la que se os ocurra, nada está bien o mal, nada es correcto ni incorrecto, y en el siguiente artículo os cuento por qué razón la he puesto y cuál es mi interpretación. Esta es la foto del artículo anterior: ¿Cuándo abandonar un proyecto?
   En la foto se contemplan diferentes adornos festivos, unos mayores, otros más pequeños, de diferentes colores, con ellos quiero simbolizar que los resultados de cualquier relación, conversación, no son blancos o negros, no se obtiene un resultado positivo, negativo y ya está. Tenemos que saber que se pueden determinar multitud de objetivos y que algunos los conseguiremos, otros no y otros a medias. No estamos en un mundo digital, el mundo es analógico y sistémico.
   ¿Qué os sugiere al foto de la semana? La fuente de los veinte caños de Daroca


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :