Revista Cultura y Ocio

"cuando tú no estás" (relatos cortos)

Por Orlando Tunnermann



Cuando tú no estás, la mirada se me torna túrbida y famélica de tu presencia y mi infausta silueta se convierte en lamento y sombra ciega que diera tumbos por los laberintos aciagos del averno.
Eres mi cayado y el epicentro de mi universo. Todo gira en torno a ti, como si yo fuera un nimio satélite y tú, el sistema solar.
Mi sonrisa es aprendida, se contagia de la tuya, y cuando me muestro ufano y omnisciente, omnímodo y conspicuo, no soy sino un reflejo de ti, un discípulo sobresaliente.
Soy el fruto maduro de tu cariño, comprensión y generosidad, y has convertido los eriales de mi alma en páramos de exuberante vegetación.
Mi corazón es un rapsoda que recita odas y canta con la voz de los aedos. He aprendido el lenguaje del amor y la pasión con las manos inertes de los muertos, y mi cuerpo se ha tornado volcán cuando tan acostumbrado estaba a los yertos paisajes de la soledad.
Cuando tú no estás, me circuyen las brumas calinosas y no veo las manos que antes me sujetaban y mantenían enhiesto.
El suelo que pisan mis pies parece un océano infructuoso que quisiera devorarme para borrar mi anodina existencia y mi nombre insustancial.
Cuando tú no estás el aire que inhalo se transforma en ventisca y el aire que exhalan mis pulmones es una vaharada de escarcha glaciar.
Los colores de las cosas son cortinas grises cuando tú no estás y la música, el rugido del vendaval que destroza mi coraza de impermeabilidad.
Flaquean mis piernas zancudas y patizambas por miedo a caminar sin ti a mi lado, y se apresuran a tu encuentro para nutrirse de calor y valor.
Eres mi universo y mi universo eres tú. No veo nada cuando tú no estás; me siento desnudo y mudo, apenas un vocablo con sentido escapa de mi boca de trapo: es tu nombre épico y glorioso, como una sinfonía, hermoso como un amanecer, fragante como una rosa…
Cuando tú no estás yo desaparezco como un bajel de papel en una tormenta. Mi memoria se aferra a las márgenes de tu recuerdo, donde siempre brilla el sol y las olas del mar relucen como diamantes de plata.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • "dos palabras" (relatos cortos)

    "dos palabras" (relatos cortos)

    Dos palabras me arrancaron de un reino de silencio y sombras. Era consciente del tacto sobre mi mano pétrea, como si un ejército de hormigas “trafagosas” la... Leer el resto

    Por  Orlando Tunnermann
    CULTURA Y OCIO, LIBROS, LITERATURA, TALENTOS
  • El árbol que renació de sus cenizas (relatos cortos)

    árbol renació cenizas (relatos cortos)

    La muchedumbre soliviantada jaleaba como un hato de bribones que buscara venganza y escarnio contra la mujer apresada en el interior de la rudimentaria jaula... Leer el resto

    Por  Orlando Tunnermann
    CULTURA Y OCIO, LIBROS, LITERATURA, TALENTOS
  • "el blasón de la libertad" (relatos cortos"

    blasón libertad" (relatos cortos"

    El blasón de la libertad tiene las manos cubiertas de sangre y la carne, rasgada con las cuchillas aceradas de un bastión inexpugnable. Crucé un océano... Leer el resto

    Por  Orlando Tunnermann
    CULTURA Y OCIO, LIBROS, LITERATURA, TALENTOS
  • El castillo que se asomaba al mar (relatos cortos)

    castillo asomaba (relatos cortos)

    Diandra albergaba la esperanza de que su padre retornara laureado y glorioso de allende los mares, invicto en su épica liza contra las huestes de la bellísima... Leer el resto

    Por  Orlando Tunnermann
    CULTURA Y OCIO, LIBROS, LITERATURA, TALENTOS
  • El centinela (relatos cortos)

    centinela (relatos cortos)

    Tengo un centinela apostado en mi sesera para que me alerte de la presencia de mi enemigo cuando lo columbre con su catalejo.Ese enemigo, íntimo y reconocido,... Leer el resto

    Por  Orlando Tunnermann
    CULTURA Y OCIO, LIBROS, LITERATURA, TALENTOS
  • El conejo negro -relatos cortos-

    conejo negro -relatos cortos-

    El gañido de las bisagras, tan quejumbrosas y retorcidas como las viejas articulaciones atrofiadas de tía Margaret, delataron la presencia del visitante... Leer el resto

    Por  Orlando Tunnermann
    CULTURA Y OCIO, LIBROS, LITERATURA, TALENTOS
  • El desván -relatos cortos-

    desván -relatos cortos-

    Recuerdo que mis pasos se tornaban plúmbeos cuando arrastraba mi menuda figura hasta la escotilla que ascendía al desván. La respiración contenida y la... Leer el resto

    Por  Orlando Tunnermann
    CULTURA Y OCIO, LIBROS, LITERATURA, TALENTOS

Dossiers Paperblog