Revista Cultura y Ocio

Cuarentañeras, de Regina Roman

Publicado el 17 agosto 2011 por Goizeder Lamariano Martín
Cuarentañeras, de Regina RomanTítulo: Cuarentañeras Autora: Regina Roman Editorial: Círculo Rojo Año de publicación: 2011Páginas: 296ISBN: 9788415143895
Después de divertirme muchísimo con Un féretro en el tocador de señoras me quedé con ganas de leer la segunda novela de Regina Roman, Cuarentañeras, que por fin he leído en pdf gracias a una gran amiga. No me gusta leer en el ordenador pero no ha sido ningún suplicio, no ha habido dolor de cabeza. Sólo dos tarde de risas y carcajadas. No me ha durado más.
Lola Beltrán es una madrileña de 39 años. Divorciada y madre de Rafa, un preadolescente de 10 años enganchado a la videoconsola, trabaja como jefaza de creatividad en una agencia de publicidad. Cree que tiene su vida controlada, que todo le va bien y que va a seguir siendo así. Pero no sabe que su vida está a punto de cambiar de golpe y porrazo. Y de ella depende que ese cambio sea a mejor o a peor.
Mientras intenta hacer todo lo posible para que el cambio sea positivo tiene que enfrentarse a las locas de sus amigas que, como dice su hijo, están chifladas. Rita Postín es una cuarentañera rabiosa, deprimida, con la autoestima por los suelos y demasiado aficionada a los lingotazos. Es actriz, pero ya nadie se acuerda de ella. No le llaman para trabajar en televisión ni en cine. Sólo sale en las revistas del corazón por sus líos amorosos o por dar la nota en fiestas y saraos. Aun así ella se sigue considerando una diva y no duda en criticar y poner verde a cualquiera, sobre todo a sus amigas.
Rita está más sola que la una, amargada y por eso intenta amargar a cualquiera que tenga cerca. Especialmente a Lola. La bombardea con lo malo que será cumplir cuarenta, los kilos de más, las arrugas, la celulitis, la falta de sexo, los cambios del metabolismo, las resacas matadoras, volverte prescindible para todo el mundo e invisible para los hombres, lo fácil que es meter la gamba, la menopausia, la pérdida de la inocencia, de la capacidad de sorprenderse y de las ganas de enamorarse...
Pero Lola está dispuesta a llevarle la contraria a Rita y a todo el que se le ponga por delante. Quiere disfrutar los cuarenta y todos los años que le esperan en el futuro. Quiere vivir su vida como le dé la gana, sin pensar en las consecuencias ni, mucho menos, en lo que dirán o pensarán los demás. Le importa un pepino. Su vida es suya y de nadie más. Es ella la que toma sus decisiones, la que acierta y se equivoca.
Por eso decide poner tierra de por medio y marcharse diez días de vacaciones a Italia sola. Quiere leer, escribir, descansar, pasear. Pero sus planes no salen como ella esperaba, porque Giorgina, Melania, Ana y Tamara se cruzan en su camino. Son cuatro veinteañeras, también madrileñas, que han viajado a Italia para salir de juerga y emborracharse todas las noches y, por supuesto, para tirarse a cualquier italiano que se les ponga delante. Aunque al principio se resiste, al final Lola acabará uniéndose a las veinteañeras y dándoles mil vueltas.
Pero estas no son las únicas amigas de Lola. También está Felicia Palmarés. Casada y madre de dos hijos, ha dedicado su vida a ser la perfecta esposa y la perfecta ama de casa. Sin voz ni voto. Sin poder dar su opinión, sin poder hablar. Pero ella antes no era así y eso es lo que intenta hacerle ver Lola cuando Feli descubre que su marido le es infiel y decide divorciarse.
Esta novela tiene dramas laborales, personales y amorosos. Tiene lágrimas, rabia, impotencia, dolor. Tiene miedo. Pero también tiene risas, muchas risas. Yo al menos me he reído a carcajada limpia y lo he pasado en grande leyéndola, me he divertido muchísimo siguiendo las aventuras y las peripecias de Lola. Su viaje a Italia, sus problemas en el trabajo, con los hombres y con sus amigas. No quiero desvelaros nada de las aventuras y desventuras que le toca vivir a Lola porque quiero que las descubráis vosotros mismos.
Os recomiendo esta novela fresca, desenfadada, divertida que entretiene y nos hace reír muchísimo pero que, al mismo tiempo, nos hace reflexionar. Todo un canto a la vida, a vivir sin complejos, sin vergüenza, sin comeduras de cabeza, sin depresiones. Sin dejar que nos pisoteen, nos humillen o nos critiquen. Sin dejar que nos importe lo más mínimo lo que lo demás puedan pensar de nosotros. Sin miedo a luchar por nuestros sueños y nuestras ilusiones. Sin miedo a dejarnos llevar, sorprender y enamorar. Sin miedo a equivocarnos. Sin miedo a nuestros fallos y nuestros errores. En definitiva, sin miedo a vivir y a cumplir años. Sin miedo a los cuarenta, porque ser cuarentañeras también nos puede hacer muy felices.
Cuarentañeras, de Regina RomanAprovechando esta reseña quiero compartir con todos vosotros una noticia que, al menos a mí, me parece muy buena. Próximamente va a comenzar el rodaje de Un fantasma en el tocador de señoras, una web serie basada en el libro Un féretro en el tocador de señoras y está previsto que más adelante se ruede también una web serie de Cuarentañeras.
Si quereis que este proyecto siga creciendo y consiga más financiación podeis haceros fans en su página de Facebook. Y por si todavía os habeis quedado con ganas de más, aquí os dejo la página web oficial  de la web  serie Un fantasma en el tocador de señoras y el teaser, el minitrailer promocional de la web serie. A mí me ha gustado mucho. ¿Qué os parece a vosotros?
Espero que lo disfruteis. Abrazos literarios para todos.

Volver a la Portada de Logo Paperblog