Revista Comunicación

Cuatro ideas sobre Esquivar la Mediocridad, de Xavier Marcet.

Publicado el 22 septiembre 2019 por Manuelgross

Cuatro ideas para esquivar la mediocridad.
Por Amalio Rey.
Blog de Amalio Rey.

effective-mediocre-people.jpg

Cuatro ideas sobre Esquivar la Mediocridad, de Xavier Marcet.

POST Nº601Esquivar la mediocridad” se publicó por Plataforma Editorial el año pasado. Xavier Marcet, su autor, lidera Lead to Change, una consultora en estrategia, innovación y transformación de organizaciones. Es conocido por su columna semanal en La Vanguardia, sus colaboraciones con Sintetia y, por supuesto, su blog, que es donde di con él por primera vez.
 
En un viaje que hice a Barcelona, unos meses después de la publicación del libro, quedé con Xavier para almorzar juntos, y que me dedicara un ejemplar.
Este libro es un collage reeditado de posts y artículos publicados por el autor en distintos medios, que cumple con creces su cometido porque Marcet es un pensador/hacedor potente, con las ideas claras, y una experiencia contrastada que aporta mucha credibilidad a lo que dice.
Escribe bien, con un pozo teórico que se agradece, y una capacidad de síntesis poco común en el mundo del management.
Dedicaré más posts a repensar algunas ideas puntuales de Xavier, pero en éste voy a destacar cuatro que son tesis recurrentes en su libro y con las que me identifico plenamente:

1. Celebrar la síntesis


No puedo estar más de acuerdo con Marcet cuando insiste tanto en el valor de la síntesis, que define como “una muestra de respeto a los demás”. Me gusta mucho cómo lo plantea: “la síntesis es a la estrategia lo que la brevedad es a la comunicación”.
Así es, porque en entornos de alta complejidad, y tan abrumadores en datos, es vital desarrollar esa capacidad de filtro, de separar el grano de la paja, que es lo que define el pensamiento estratégico de calidad.
En mi opinión, una de las aportaciones más inspiradoras de Marcet va en la línea de hacer ver que estrategia es síntesis, y que esa capacidad hay que entrenarla y priorizarla, además de ponerla en valor al detectar talento directivo.
Según él, hay que “considerar la síntesis una habilidad profesional prioritaria”. Ya he escrito en este blog sobre la importancia de mejorar la síntesis, que es un tema que a mí me obsesiona.

2. La autenticidad como competencia diferencial


Lo que decimos y hacemos deben encajar. Menos hablar y más dar el ejemplo. Aprecio esa idea de Xavier de que “somos nuestras agendas”, así que éstas (que reflejan objetivamente cómo distribuimos nuestro tiempo entre tareas y objetivos) “hablan de la autenticidad de nuestras convicciones”, porque transmiten nuestra verdadera escala de prioridades.
Por ejemplo, si decimos que en nuestra organización se prioriza la innovación, y después las agendas no contemplan actividades orientadas a la exploración y a imaginar el futuro, algo no encaja.
También es cierto que la innovación “empieza por uno mismo”, por ser capaces de cambiar nuestros hábitos e inercias, “de aplicarse el cuento”. Pero, claro, la autenticidad será cierta en una organización “cuando cada uno se pregunta por su propia autenticidad antes de ponerse a medir la de los demás”.
Me gustaría añadir que la autenticidad se trabaja, no siempre es espontanea. Si lo es, y se trae de la cuna, bienvenida. Pero, con tanta educación fallida, lo normal es que en el ámbito laboral se tienda al paripé, al “management de cartón piedra”. De hecho, lo más fácil es no ser auténticos.

3. Pensar con criterio propio vs. Benchmarking compulsivo


Es muy difícil liderar sin pensar: “pensar es construir criterio (…), elaborar tu propia agenda”, insiste Xavier. Hay que empezar por definir el concepto propio antes que copiar los de otros, porque “si empezamos por el benchmarking (que está bien para después), no seremos capaces de generar modelos propios”.
Un ejemplo recurrente de este error, como indica el autor, es que “medio mundo quiere imitar a Silicon Valley” sin detenerse a pensar que las condiciones que se dieron allí son irrepetibles en otros contextos.

4. Contra la tontería


El humo, las barreras burocráticas, el seguidismo papanatas y la sofisticación grandilocuente”, conforman, según Xavier, buena parte del menú del que se alimenta la “tontería organizativa”.
Frente a eso, se antepone la búsqueda de resultados significativos, o sea, centrarse en lo que realmente vale la pena para las personas y la sociedad. “A más burocracia, más tontería”, dice Marcet, y esto lo percibe en organizaciones “en las que es fácil que las urgencias tengan más que ver con los procesos que con los clientes”.
No puedo dejar de pensar, cuando leo esto, en la Administración Pública, donde es tan habitual “dar (todo) el poder a los controllers”.
Por cierto, el día que me vi con Xavier, yo estaba terminando de leer su texto, y me atreví a hacerle algunos comentarios, pero hay una sugerencia en particular que, con su permiso, me gustaría compartir aquí.
Le dije que me parecía una idea estupenda (que debería imitar yo) publicar compilaciones de posts en un formato más coral y coherente como es un libro, pero que yo seguía esperando leer de él un texto escrito como tal, que tuviera una arquitectura conceptual compacta y un modelo o propuesta diferencial, porque Xavier tiene talento y hondura de sobra para eso.
Estoy seguro de que haría una gran contribución a la teoría y práctica de gestión, si consiguiera encontrar tiempo para sentarse a escribir un libro así, concebido como una carrera de fondo con un solo propósito, y no como un mosaico de esprints dedicados cada uno a temas distintos y encajados con algunas redundancias, que es algo que siempre pasa cuando se arma un libro a partir de artículos dispersos.
Ésta no es una crítica, nada más lejos que eso, porque ya dije que este recopilatorio es potente, muy útil y disfrutable tal cual, que aprovecho para recomendar que leas; sino un reto que le lanzo a Xavier, desde el cariño, para incitarlo a que nos regale una obra así.
Intuyo, por cierto, que no soy ni el primero, ni el último, que le hace esta recomendación.
Buen texto, que seguiremos comentando en otras entradas….
También puedes seguirme por Twitter o visitar mi otro blog: Blog de Inteligencia Colectiva
Por Amalio Rey.
2019/09/14
Licencia:
Los contenidos de este blog están bajo una licencia: Reconocimiento - Compartir Igual (by-sa)
--------------------

Amalio Rey.

Director en eMOTools.
Málaga y alrededores, España.
Consultoría de estrategia y operaciones.
Actual: emotools.
Anterior: Universidad Carlos III de Madrid, SOCINTEC.
Educación: Instituto Superior de Relaciones Internacionales.
https://es.linkedin.com/in/amalio-rey-59a41712
https://twitter.com/arey
Fuente: Blog de Amalio Rey
Imagen: effective-mediocre-people.jpg
Del mismo autor: Amalio Rey

Artículos relacionados: mediocridad
  • - Cuatro ideas sobre Esquivar la Mediocridad, de Xavier Marcet 
  • - Estamos abocados a la mediocridad: La mediocracia y el sandwich mixto 
  • - Cuando la Mediocracia llega al Poder: Siempre lo hemos hecho así
  • - Las organizaciones enfermas: Los síntomas, la mediocridad y tu comportamiento 
  • - Cómo evitar la trampa de la mediocridad en la gestión de RRHH 
  • - Por qué triunfan los mediocres: En el país de los ciegos, el tuerto es rey
  • - Management Canalla: 6 tipos de directivos que nunca serán líderes 
  • - Siete claves para reconocer a los trepadores (“trepas”) 
  • - Gurús de hojalata. El descrédito del liderazgo basado en las formas 

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista