Revista Opinión

David 1 – Goliat 0

Publicado el 17 diciembre 2010 por Rgalmazan @RGAlmazan

Hace unos días escribí sobre José Luis, un hombre dispuesto a todo, que está en huelga de hambre desde hace dieciocho días, en la puerta del Banco de Santander, del Paseo de Gracia de Barcelona. La historia de José Luis Burgos se puede resumir:

Sufre desde pequeño una poliomielitis que le ha obligado a usar prótesis para andar, lo que nunca le ha impedido trabajar y comprarse una casa; Posteriormente una escoliosis grave le ha provocado la baja definitiva. En condiciones normales, cualquier afectado hace uso de la indemnización del seguro contratado con la hipoteca para poder terminar de pagar la casa, pero en este caso el Banco Santander le negaba el seguro, acusándole de no haber avisado de su poliomielitis (perfectamente visible y que no es el motivo de su discapacidad).

Según he podido saber, después de estar en la puerta del Banco de Santander todo este tiempo y a punto de subastar su vivienda, anteayer le han llamado y se ha dignado recibirle un ejecutivo del banco. Jose_Luis_Burgos_1-600x506Parece que la presión mediática y de la red les han hecho recapacitar.

Sin embargo, le ofrecen una miseria para que se vaya y ceje en su empeño de “dar mala imagen al banco”. Ahora reconocen que puede cobrar una parte del seguro, pero José Luis ha dicho no. Ha dicho no a los 90.000 euros porque no está pidiendo limosnas, sino justicia. Porque cree que tiene razón y dice que lo mínimo que tienen que pagarle es lo que contrató en el seguro, que es la cantidad que falta de la hipoteca de su casa, 180.000 euros. Porque quiere recuperar el dinero que está pagando a los abogados, prestado por amigos, para poder llevar adelante las gestiones judiciales, ante tamaña injusticia.

Y es que el Banco esperaba que José Luis Burgos se rindiera y que no aguantara en su puerta tanto tiempo, en huelga de hambre. Por eso le han llamado y por eso le quieren tapar la boca con una cantidad miserable. Pero él va a aguantar, va a continuar hasta que el banco claudique o a él le venza su precaria salud.

No puedo por menos que esperar que de una vez el Banco maldito reaccione, y se haga justicia, antes de que pase lo peor. Porque lo que no va a ocurrir es que José Luis se rinda. De eso pueden estar seguros. La primera batalla está ganada, esperemos que gane también la guerra

David quiere justicia, y Goliat pretende que se achique. Sin embargo, espero y deseo que la historia bíblica se repita.

Salud y República


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas