Revista Solidaridad

De heroína a mártir del olvido

Por Iñaki Iñaki Alegria @InyakiAlegria

De heroína a mártir del olvido

De heroína a mártir del olvido

Susurra el aire un llanto melancólico, como un torrente que discurre entre los surcos con espinas de la vida.

Inhala un aire seco, inundando los bronquios y pulmones de un oxígeno que mantiene en vida un cuerpo inerte.

Estoy hablando de Ibsa, la joven heroína que está convirtiéndose en mártir.

Ibsa, esconde el rostro de una joven de rostro alegre y fuerza en la mirada. Un resplandor en la pupila que hace honor a su nombre, cuyo significado es Luz en lengua oromo.

Tiene 17 primaveras soñando y buscando la flor que aún no ha podido encontrar, la del conocimiento, la sabiduría, y que hoy está todavía un poco más lejos.

Ibsa ansía acceder al conocimiento que le permita descifrar el código que esconden las escrituras. Quiere aprender, entender y defenderse. Sabe que ésta es la mejor defensa.

Sin embargo se encuentra con el muro de la historia, sus progenitores, anclados en el pasado, le han cortado las alas y ella quiere quemarlas y resurgir de las cenizas como Ave Fénix.

Ibsa tiene un corazón que bombea amor a raudales, y un destello de revolución. Sabe que esta lucha no es solo su lucha, es la lucha de su amiga Natssaneth, y también Muliena, es la lucha de toda una generación que quiere romper los grilletes de la esclavitud de la mujer.

Asciende el astro sol por el horizonte, con seguridad, firmeza, hacia el cénit. Ibsa, contempla deslumbrada el ascenso, y se dispone a partir, rumbo al viaje de la sabiduría, con sus inseparables libretas bajo el brazo.

Cruzando el umbral de la libertad, un grito familiar le recuerda dónde está su hogar, su cárcel: alimentando nuevas vida para volver a ser privadas de libertad.

Su padre, un hombre castigado por una vida bajo el sol abrasador, arando un árido campo. El mismo fertilizante que da vida a la economía familiar, ahora, se convierte en un arma que puede acabar con la vida de la revolucionaria Ibsa.

Aprovechando la compañía de la soledad, con un gesto ingiere el líquido organofosforado, un fertilizante para el campo, un veneno para el cuerpo. Transcurren escasos minutos hasta que empieza a expulsar en repetidos vómitos el contenido. Al tercer vómito aparece la madre que asustada ante la gravedad, toma a su hija y la lleva en brazos al hospital. Durante el camino pierde la conciencia. El veneno va haciendo su efecto.

Ibsa, ha querido ser heroína, su causa así lo merece, luchar por el acceso a la educación, en nombre de todas las mujeres.

Sin embargo, la sociedad la ha convertido de heroína a mártir… Mártir del olvido.

Sirvan estas palabras, para inmortalizar en el tiempo su gesta, y apoyar así su causa:

Por el acceso a la educación,

Porque parafraseando a Paulo Freire:

“La educación no cambia el mundo, pero cambia a las personas que cambiarán el mundo”

De heroína a mártir del olvido

Mártir del olvido.
Esto no es un relato de tristeza,

Es un cántico a la esperanza

Con Ibsa se abre una grieta de luz, de Ibsa,

Para llevar a acceder a la educación
Ibsa es la representación de las jóvenes mujeres que van a acceder a la educación y así van a aprender a defender sus derechos y va a empezar a cambiar el mundo.

Todos somos Ibsa, todos llevamos esta Luz dentro.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista