Revista En Femenino

De necesidades, deseos y caprichos

Por Maternarte
Me quedé pensando en esto, en los deseos, en las necesidades, y en los caprichos. Estos últimos días, he escuchado mucho esta frase (frente al deseo o necesidad de un niño): "es un capricho".
Cuando un bebé pequeño (o no tan pequeño) quiere "otra vez" la teta de su mamá, dicen "es un capricho", si acaba de tomar!
Cuando un niño quiere estar entre los brazos de su mamá, "es un capricho", te está tomando el tiempo!
Cuando un hombre adulto quiere comprar un auto nuevo (el actual ya tiene un año) o una mujer adulta quiere el saco de moda... ¿qué es?
¿Por qué se desprecian las necesidades de los pequeños, llamándolas "caprichos", y en los adultos elogiamos o aplaudimos si alguien consigue lo que quiere?
Para comprender bien las palabras, me gusta investigar sobre su significado. Entonces empecé por
Necesidad: "la necesidad es un estado de carencia física o mental". Cuando un bebé tiene hambre y quiere teta, tiene necesidad de comer algo, tiene hambre. Tiene un estado de carencia física (hambre). Cuando un niño quiere los brazos de su madre, no es porque sí, es porque necesita cariño, protección, seguridad. Tiene un estado de carencia mental (búsqueda de bienestar). Cuando un hombre adulto quiere un auto nuevo porque el actual ya "está usado" o la mujer adulta quiere el saco de moda... ¿es carencia? puede ser carencia de movilidad o de abrigo, pero no del auto nuevo o del saco de moda...
Deseo: "las necesidades se convierten en deseo cuando se dirigen a objetivos específicos que podrían satisfacerlos" (dicen que dijo Philip Kotler). Cuando el bebé tiene hambre, necesidad de comer, desea la teta de su mamá, que es lo que le calma el hambre. Cuando el niño se siente inseguro o desprotegido, tiene la necesidad de protección, desea los brazos de su madre. Cuando el hombre adulto necesita un medio de transporte, lo desea, pero a esa función la pueden cumplir sus piernas, una bici, el colectivo, el subte (metro), una moto o un auto. No es necesario que sea un auto nuevo. Cuando una mujer adulta necesita abrigo que la proteja del frío, y desea abrigo, puede ser cualquier saco, hasta diría, cualquier trapo. No es necesario que sea el saco de moda.
Capricho: "determinación que se toma arbitrariamente, inspirada por un antojo, por humor o por deleite en lo extravagante y original" (según la Real Academia Española)... bueno, bueno, bueno... ¿la teta es un capricho para un bebé? La teta es lo único que calma la necesidad de hambre y por lo tanto el deseo de un bebé. ¿Los brazos de mamá son un capricho para un niño? Los brazos de mamá son el mejor refugio que cualquier bebé, niño o algunos adultos pueden tener, ante la sensación o sentimiento de desprotección, desamparo, inseguridad. ¿El auto último modelo es una necesidad? No, no, no, un hombre adulto que quiere un auto nuevo cuando ya tiene uno, eso es un "capricho" (recuerden la definición, unos renglones más arriba). ¿El saco de moda es una necesidad? No, no, no, una mujer adulta que quiere un saco de moda, cuando cualquier saco la podría abrigar, eso es un "capricho".
Entonces, adultos autoritarios y déspotas, midan las palabras antes de despreciar las necesidades inocentes y naturales de los bebés y niños pequeños. Guarden la palabra "capricho" o "caprichoso" para los adultos que "toman una determinación de manera arbitraria por un antojo, por humor o por deleite en lo extravagante y natural".


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Sobre el autor


Maternarte 43 veces
compartido
ver su perfil
ver su blog

El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta

Dossier Paperblog