Revista Cine

Deadpool (2016) – es la hora de las chimichangas

Publicado el 14 abril 2016 por Jal9000 @zinemaniaco
Deadpool (2016) – es la hora de las chimichangas

Deadpool (2016) – es la hora de las chimichangas No sin tiempo, hace unos días vi , y lo reconozco, me gustó mucho. No esperaba menos, quizá, habiendo conocido hace ya mucho tiempo al personaje... Bocazas, grosero y gilipollas. Lo que ves en el trailer, sobre el personaje, es una descripción bastante cercana al mismo personaje en los cómics y en la propia película. Si bien el trasfondo histórico ha tenido ciertas variaciones respecto a su génesis impreso, no son nada destacables y pasando a ser cerca de ignorabes, convirtiendo a Deadpool en una de las mejores adaptaciones a la gran pantalla en cuanto a fidelidad.

La historia empieza como Pretty Woman, literalmente... Se lía con una pilingui, Morena Baccarin, a quien ya hemos visto como empresaria psicópata en Mentalist y como forense con un fondo turbio en Gotham, se enamoran, se prometen y zasca! a él le detectan 400 cánceres terminales diferentes. Se acabó la historia de amor, y se acabó el negocio de mercenarismo adolescente al que se dedica.

Llega un tipo y le dice que hay nosequé remedio homeopático que él comercia que le puede curar todo, y hasta darle superpoderes... Así que, por qué no probar?

Eres un luchador. Podemos darte habilidades con las que la mayoría de los hombres sólo pueden soñar. Convertirte en superhéroe.

Abandona a la pilingui y se mete en manos del carnicero. Éste le da superpoderes, y también una cara tan guay como una pizza 4 quesos a medio hacer.

No quiero entrar en más detalles, porque entraríamos al terreno del spoiler, y no procede.

Deadpool (2016) – es la hora de las chimichangasAñadiré que me gustó mucho la aparición de Gina Carano como Angel Dust. La profesional de las artes marciales, a quien que el fandom quiso postular como Wonder Woman (antes de que el rol se lo asignaran a Gal Gadot), se mide en duelo con Coloso, y menudas leches, madremía. Aunque la vi un poco más ancha de lo que la recordaba... ahora es tan bella como un camión IVECO, sin frenos, cuesta abajo.

La charlatanería de Deadpool mola, y las auto-referencias al actor y a su filmografía son divertidísimas, desde los cromos de Green Lantern que aparecen en slow-motion al inicio de la peli, hasta las menciones antes de entrar al 'quirófano' sobre no querer un traje verde, ni animado.

No me imaginaba que Deadpool tuviera su propio Alfred, personado en una negra ciega y casi tan bocazas como él (Blind Al en los cómics, aunque en el formato impreso es una señora blanca, supongo que tendrían que cubrir la cuota de negros en pantalla). No pasan demasiado tiempo juntos en la película, pero creo que tardaré en borrar de mi memoria los piques malsanos entre ambos, 'la mano de bebé' y los '10kg de coca al lado de la cura contra la ceguera'.

En muy resumidas cuentas, Deadpool se sale, es tan grosera y divertida como su personaje, no aburre en absoluto ni baja el ritmo, que sabe compensar con dosis de comedia y acción a partes desiguales para que la mezcla sea como tiene que ser... Deadpool.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas