Revista Comunicación

¿Deberías contar tus fracasos?

Publicado el 06 julio 2020 por Mariels

En algún momento nos fue mal al perseguir una ilusión y una vez que pasó ese malestar, muchas veces esas malas experiencias se convirtieron en grandes oportunidades. ¿Cómo compartir este storytelling ante una audiencia?

De un tiempo a esta parte, el fracaso pasó de ser un hecho vergonzante a un tema de conversación. ¿Por qué compartir con desconocidos un momento de vulnerabilidad? Desde el punto de vista del storytelling, las caídas pueden ser un gran recurso para contar.

De por qué las historias de fracasos sirven para conectar:

1. El fracaso tiene todos los elementos necesarios del storytelling

Si tuviéramos que inventar una historia, muchas veces se complicaría encontrar un buen conflicto. En las historias de fracasos, los obstáculos están claros y estructuran fácilmente la trama para organizarla en introducción, nudo y desenlace.

2. Narrar las caídas genera empatía

En las historias, nos identificamos con el/la protagonista y nos ponemos de su perspectiva para conocer cómo resuelve el problema en cuestión.

3. Las historias enseñan y entretienen

Dos claves fundamentales del buen storytelling de marca: generar interés y que la historia contenga un mensaje.
Al contar cómo se sortearon los obstáculos, la trama se llena de acción y tensión y esto sostiene el interés de tu audiencia. Y, al compartir los aprendizajes, tu público toma nota de los errores y riesgos a evitar.

Qué debería tener una buena historia de fracaso

Fallar no es garantía de éxito ni de una buena historia. De hecho, si compartimos mucho demasiado pronto podemos generar el efecto contrario. Entonces, ¿cómo elegir qué storytelling de fallidos contar?

1. El storytelling de fracaso incluye los valores de tu marca

Si yo me dedico a la creación de contenidos, estrategia digital y formación en redacción profesional, ¿es relevante que comparta un fracaso amoroso? Las historias de fracasos tienen que reflejar las razones que me trajeron hasta acá; explicar tu reason why.

2. Las historias de fracaso se relacionan con los problemas de tu audiencia

El storytelling de marca es un recurso que nos ayuda a conectar con la audiencia; entonces, se trata de buscar cuáles historias lado B pueden refejar la situación de quienes te leen o escuchan.

3. En las buenas historias hay mucho en juego

Hecho: si se resuelve fácil o hay pocos riesgos, no es tan interesante.
En general, nos gustan historias donde hay una transformación y, si además se concretan muchos más deseos que los que se necesitaban, mucho mejor.

4. El storytelling no es catarsis

El fracaso duele y transformarlo en historia ayuda a elaborar el mal momento. Pero el storytelling del propio fracaso no es compartir el diario íntimo, sino un recurso valioso para conectar con tu audiencia y dar a conocer más de tu marca.

En este momento de transformación global, sin dudas tendremos muchas historias por contar. ¿Cuál es la tuya?

Si te interesa aprender a contar tus historias de marca, te invito a la nueva edición del taller de storytelling para marcas y negocios.

La entrada ¿Deberías contar tus fracasos? se publicó primero en MG web y contenidos.


Volver a la Portada de Logo Paperblog