Revista Belleza

Decálogo para guardar el calor en el hogar

Por El Rincón De Ika @rincondeika

by · Published noviembre 20, 2017 · Updated octubre 22, 2017

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmailDecálogo para guardar el calor en el hogar

FOTO: Wikipedia

Las fuentes de calor directas afectan a la circulación y terminan provocando frío interno. Evita soluciones al frío como un calefactor en las piernas o una manta eléctrica.

  1. Ante todo, si quieres guardar el calor en el hogar debes observar por donde se está perdiendo.  En todas las casas hay pequeñas grietas o rincones por los que se cuela el frío aire del exterior, como la típica rendija de la puerta o el hueco de las persianas. Localízados y tápalos, no se trata de aislar completamente tu casa, el aire siempre debe fluir, pero controlar la fuga de calor será imprescindible para no tirar la energía calórica a la calle.
  2. Utilizar alfombras darán mayor sensación de calidez a tu hogar y funcionan como aislantes entre el calor generado en el interior y el suelo. El único problema es la acumulación de polvo, por lo que debes recordar aspirarlas con regularidad.
  3. El calor del sol será tu mejor fuente de calor en cuanto al coste energético. Ventila 10 minutos cada habitación para mantener la salubridad, pero hazlo en los momentos de mayor nivel de sol siempre que te sea posible. Retira persianas y cortinas para que los rayos del sol pasen a través de las ventanas y cierra las persianas una vez se haya ido la luz exterior, para conservar el calor.
  4. La clave es dejar pasar el sol durante el día y proteger al máximo posible durante la noche, cuando el calor del sol da paso al crudo frío que se cuela por todas las rendijas.
  5. Decálogo para guardar el calor en el hogar

    FOTO: Wikipedia

    Cerrar puertas de estancias en las que no estamos, genera un aporte de calor en las habitaciones que sí estamos, proporcionando más confort en las zonas de la casa que realmente se están utilizando por el calor extra que genera la propia vida.

  6. Tapar los radiadores es, en general, una mala idea, ya sea con trapos o con muebles. Si es ropa, se secará
  7. Probablemente sea tarde para cambiar todo el suelo de tu casa, pero si da la casualidad que estás buscando hacer obra, recuerda que siempre son preferibles los suelos de parqué o tarima que los de piedra a la hora de guardar el calor. Depende de la zona en la que vivas te interesará más uno u otro.
  8. Para guardar el calor en el hogar, también es buena idea contar con cortinas densas, gruesas, de tal forma que nos ayuden a aislar el calor en el interior del domicilio. Personalmente me gustan más los estores, pero igual que cambias la ropa de tu armario según la época del año, puedes hacer lo mismo con las cortinas para adaptarte al clima y, por qué no, renovar cada cierto tiempo el diseño. Está claro que el ideal es contar con ventanas con doble cristal en lo que a pérdida de calor se refiere, pero no siempre es posible realizar esa inversión en el domicilio.
  9. Si te encuentras en una situación en la que debes ahorrar al máximo posible, hay un truco que ha pasado de generación en generación y es el truco del papel de aluminio. Se coloca detrás de los radiadores, junto a la pared, de tal forma que se evita la pérdida de calor a través de los muros, incrementando la del interior de la casa.
  10. Recuerda que, en todo caso, el termostato debe estar a la temperatura adecuada. Para no derrochar energía el termostato no debe superar los aproximadamente 21ºC, lo que está considerado como la temperatura ideal para no pasar frío, pero no tener un cambio muy brusco de temperatura con el exterior.



Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas