Revista Ciclismo

Degenkolb gana la Milán-San Remo

Por Elpedalnoticias.com

John Degenkolb (Giant-Alpecin) se impuso en la Milán-San Remo 2015, tras ser el más fuerte en una larga y dura jornada con final en esprínt.

Degenkolb Milan San Remos 2015

Tras un mes de ausencia por problemas técnicos, vuelve El Pedal y con una grande: la Milán-San Remo, monumento del ciclismo y classicissima cuya primera edición se remonta a 1907. La edición 2015 comprendió 293 km.

De partida, Alexander Kristoff (Katusha) vigente campeón y de buen comienzo de año, era uno de los favoritos. Junto a él, el dos veces podio Philippe Gilbert (BMC), Nacer Bouhanni (Cofidis), André Greipel (Lotto-Soudal), el ex campeón Gerald Ciolek (MTN-Qhubeka), Mark Cavendish (Ettix-Quick Step), John Degenkolb (Giant-Alpecin), el sub-campeón en 2013 Peter Sagan (Tinkoff-Saxo), Ben Swift (Sky) y Fabian Cancellara (Trek), ganador en 2008 y podio en cuatro oportunidades más. Como si estos nombres fueran pocos, también fueron de la partida el número 1 del ranking UCI Alejandro Valverde (Movistar), la joven promesa polaca Michal Kwiatkowski (Etixx-Quick Step) y Vincenzo Nibali (Astana), tercero en 2012.

Sin desentonar, esta edición de la Clásica italiana se disputó bajo lluvia y en temperaturas bajas. La fuga del día, de once ciclistas, obtuvo cuotas en razón de los 7′ con respecto al pelotón. En los 100 km finales, último tercio de competencia, el desgaste y el margen se situaba por debajo de los 5′. La lluvia persistía en el dilatado plano que sigue al Passo del Turchino.

A falta de 60 km para meta el pelotón rodaba a menos de 3′ de la fuga. Para entonces la lluvia había cesado y tímidos rayos de sol amagaban entre las nubes. Tinkoff-Saxo, Katusha y Etixx-Quick Step trazaban la estela del lote mayoritario.

Los equipos con favoritos para la victoria no dejaron nada al azar y apresuraron la neutralización de la fuga. Giant-Alpecin y Lotto-Soudal, en representación de Degenkolb y Greipel respectivamente, se unieron al trabajo en cabeza del lote. Aún a falta de 45 km el margen era de sólo 2′.

El perfil a 40 km de meta, antesala del desenlace, afectó notablemente las opciones de varios fugados y de aún más miembros del pelotón, que se descolgaban por la cola del lote. Delante persistieron sólo cuatro corredores, detrás el pelotón redujo su volumen. Las filas del Sky habían asumido los mandos y en los descensos enfilaron al lote absorbiendo a los caídos de la fuga. Fue en este contexto que se produjo una estrepitosa caída que dejó a más de uno con el rostro ensangrentado.

En los repechos siguientes Trek y BMC intentaron romper el ritmo de Sky al frente del pelotón, pero no pudieron hacerlo: Geraint Thomas y Ben Swift fueron huesos duros de roer. Eso sí, estos movimientos subían la presión y el lote continuaba desgranándose. Corredores como Bouhanni, Cavendish y Juan José Lobato (Movistar) padecían para seguir el ritmo. Quedaban 23 km para meta.

En un sinuoso descenso a 20 km de meta Daniel Oss (BMC) y Thomas formaron una nueva cabeza de carrera. Nunca consiguieron margenes significativos pero mantuvieron al pelotón alerta.

La distancia entre Oss y Thomas rondó los 20” hasta los últimos 9 km. Sin embargo el desgaste de ambos había vaciado cualquier resto para el desenlace. Cuando los equipos dejaron a un lado las especulaciones, se unieron a los esfuerzos del Katusha -que defendía los laureles de Kristoff-, redujeron diferencias y se pusieron a tiro de Oss y Thomas.

Thomas atacó a 7,5 km de meta, pero cargaba con demasiados km frente al viento. Admirables esfuerzo y ambición del británico de Sky, pero una vez más, quedaría a las puertas de la victoria. Un ataque de Gilbert desde el pelotón redujo margenes y otro poco después de su compañero Greg Van Avermaet (BMC) acabó de pulverizarlo. A 4,9 km, la resolución se prestaba al esprínt masivo.

Una severa caída en el descenso final dejó fuera de competición a Gilbert, Ciolek y Kwiatkowski. En el último km Katusha dominó la cabeza de un lote nutrido por poco más de una docena de corredores. Kristoff esprintó en franca superioridad de condiciones pero un inapelable Degenkolb fue el más rápido.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas