Revista Infancia

Deja que tus hijos jueguen a su libre albedrío

Por Mamapsicologain @mamapsicologain

En más de una ocasión ya he hablado de lo importante que es que nuestros hijos sepan jugar solos, sin que mamá o papá les marquen directrices o les digan a qué o cómo jugar. Cierto es que cuando son muy pequeños hay que guiarles en el juego, pero a medida que crecen, también hay que saber que debemos irnios retirando poco a poco y dejar que los niños jueguen solos, que jueguen a lo que ellos quieren jugar y del modo que quieran, siempre y cuando no se hagan daño ni pongan en peligro nada ni nadie de su alrededor.

Deja que tus hijos jueguen a su libre albedrío y verás que tienen muchas más ganas de jugar, se aburren menos y por consiguiente los enfados y berrinches se reducirán drásticamente. Deja que juegue solo y que escoja a qué jugar. Sabemos que para todo se necesita un aprendizaje, y jugar solo no es una excepción, hay muchos niños que no saben hacerlo y hay que irles enseñando poco a poco. Lo contamos en este mismo blog en dos artículos titulados "Mi hijo no sabe jugar solo!" y " Aprender a jugar solos sin instrucciones de mamá o papa ", si éste es tu caso no dejes de leerlo.

Sabemos también que entrometerse en sus juegos es perjudicial, que impedimos que nuestros hijos desarrollen sus habilidades sociales, su espontaneidad o su capacidad imaginativa, que cuanto más nos entrometemos o dirigimos sus juegos más se pueden llegar a aburrir y así te lo contamos en " Mamás entrometidas ...cuando jugar ya no es divertido ".

Así que deja que tus hijos jueguen a su libre albedrío, que salten, corran o saquen las 500 piezas de construcción para hacer puentes, casas o naves espaciales. Deja que desordenen sin miedo, el caos que generan nunca debería impedir que jueguen y aprendan. El desorden puede recomponerse, no te preocupes por ello, preocúpate por que tus hijos se lo pasen bien jugando, riendo, explorando, sacando todo su potencial creativo e imaginativo. Deja que jueguen a su libre albedrío, a su aire, a lo que quieran, no les guíes en exceso, no abuses con tus directrices, deja incluso que se aburran un poco para que encuentren en su interior qué es lo que les apetece hacer. Aburrirse también es saludable, bueno y necesario, ¿sabes por qué es necesario aburrirse? Te lo cuento en " Mi hijo se aburre ¿para qué sirve el aburrimiento? "

Seguro que tras leer este artículo y los recomendados verás lo importante que es dejar que nuestros hijos jueguen solos, aunque nunca debemos olvidar que jugar con ellos también es necesario de vez en cuando para transmitirles valores, fomentar su autoestima, favorecer el desarrollo de su lenguaje oral o sencillamente compartir un momento agradable.

Foto cortesía www.freepik.es


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :