Revista Deportes

Del Concello de Ourense a las gallinas de mi abuela

Publicado el 20 febrero 2014 por Jmporense @clasicocine1
Del Concello de Ourense a las gallinas de mi abuela-"Mal de muchos, consuelo de político listo", pensarán estos presuntos, son tantos que es casi imposible seguir las noticias que sobre el tema se producen a diario. Como además caen de los dos bandos, siempre les quedará el consuelo del clásico y apestoso "... y tu mas"
-Y tienen razón los que así piensan, ya que el pueblo ante robos ya no tan presuntos ocupa su tiempo en otras cosas, mira para otro lado, dice que todos son iguales y acaba incluso pagando el café del concejal de turno aunque mas que presunto sea. Saben que al final uno de los dos partidos les partirá el corazón y acabará dirigiendo sus destinos, por lo que no es conveniente aparecer en la lista negra. Tan negra como esta Galicia y esta España en la que los únicos tontos somos los de siempre...pero nos quedará el fútbol para desahogarnos. 
Basta leer la prensa local -alguna- para saber cuales son las prioridades a la hora de repartir los destinos de los dineros públicos, los mas necesitados primero. Al menos no consta que le paguen el letrado como sucedió en algún importante concello gallego. leer en FARO DE VIGO 
"Los regalos de Navidad existieron toda la vida"... nos cuenta en el mismo diario un ingenioso  Ingeniero Jefe,  lo sabemos y no es preciso tener una carrera para saber que Papá Noel siempre deja algo. No a todos por igual, ya que el hombre del norte sabe perfectamente en donde debe dejar los Rolex y los regalos de marca Carolina Herrera entre otros valiosos presentes. El viaje de vuelta es largo y los renos deben regresar a su destino con el suficiente alimento, puede que con la cornamenta dañada pero con buena salud para seguir con su generosa tarea en otras partes. 
Las gallinas de mi abuela
Es rigurosamente cierto que mi abuela prevaricaba. Nunca fue detenida ni implicada en operación alguna... tuvo suerte. Las mejores gallinas se las llevaba al médico como agradecimiento a lo que ella creía un trato especial, no era tal pero estaba convencida de que si no realizaba este generoso acto quizás el doctor no le daría las pastillas buenas. Otras viejas del pueblo en lugar de gallinas simplemente daban el voto al médico en las elecciones municipales, que para eso se desvivía el doctor en atenciones para todas especiales. ¿Había mejores regalos que las gallinas de mi abuela?.. siiiiiiiii, pero la prudencia invita al silencio provisional, algunos viven y otros mandan. 
Por esto el ingeniero tiene su parte de razón, tras una frase tan simple existe una toda una tradición. ¿Ilegal? pero existe y en muchos casos habría que multiplicar cada pluma por miles de euros y lo mismo con cada décima de segundo que marca un Rolex. 
Seguiremos hablando de fútbol, viene a ser lo mismo. Futbol Base y mas

Volver a la Portada de Logo Paperblog