Revista Cine

Demolición: La destrucción o el amor.

Publicado el 23 junio 2016 por Maresssss @cineyear
Publicado en opinamos / por / el 23 junio, 2016 a las 5:05 pm /

Así tituló Vicente Aleixandre uno de sus más sobresalientes poemarios y me ha parecido, en cierto modo, bastante acorde con la película de la que voy a hablar; también hubiese valido aquella canción de Los Saicos aunque hubiese sido muy redundante… ‘Demolición’ es el nuevo trabajo —del 2015 pero por estrenar en nuestro país— del director Jean-Marc Vallée, autor de películas como ‘C.R.A.Z.Y.’ o ‘Dallas buyers club’; y así como el libro del genial poeta es considerado una de las más altas cotas del surrealismo poético, podría decirse que ‘Demolición’ tiene una inventiva y desarrollo que distan bastante de los caminos convencionales sobre historias que giran entorno a la pérdida de un ser querido.

demolition-cineyear

Ahora bien, lo que en Aleixandre es absoluta belleza cargada de una libertad lírica sin par, en el caso de la película que nos ocupa supone una creatividad un poco presuntuosa y con dificultades de conectar con el espectador. Es de valorar el esfuerzo de muchos cineastas para no contar otra historia más de marido pierde esposa y a través de su duelo hace un viaje a su interior y bla, bla, bla… está claro que Vallée se ha preocupado de este aspecto, aunque con un resultado irregular.

Jake Gyllenhaal es un agente de bolsa que pierde a su mujer en un accidente de tráfico; y al contrario de lo que podría esperarse, su pérdida no se convierte en un dolor desmedido por tan terrible suceso. Esta es la muy loable premisa; el problema de la historia no es el pasarse de original o ser demasiado poco convencional, simplemente, no engancha.

Todo lo que sucede a lo largo de su algo más de hora y media de duración parece demasiado supeditado a que la propia historia avance hacia algún lado. No obstante, y a pesar de los problemas narrativos, el trabajo de Jake Gyllenhaal es realmente bueno, lo que ayuda de manera determinante a que el espectador llegue vivo y con interés al desenlace. La evolución y excentricidad de su personaje choca con el de su pareja protagonista, Naomi Watts, quien no tiene el mismo peso ni tampoco la misma trascendencia interpretativa, convirtiéndose en un satélite más girando alrededor del personaje de Gyllenhaal.

Al final, ‘Demolición’ se deja ver y aunque sea por su extrañeza, es una película que funciona a pesar de no conseguir llegar, salvo en un par de momentos tal vez, al corazoncito del espectador. Quizás sea su exceso de destrucción y el poco espacio que le deja al amor, o puede que solo sea el calor del verano que derrite nuestro sentimentalismo… ¡Quién sabe!

Comentarios


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas