Revista Opinión

Derecha española ¿patriota o traidora?

Publicado el 18 junio 2020 por Monetarius
Derecha española ¿patriota o traidora?

España tiene la derecha menos patriótica del continente. Es, verbalmente, como todas las derechas, muy de arengar sobre la patria, sobre el honor, sobre el sacrificio, siempre adornando ese discurso de valentón vociferante con la parafernalia de la muerte honrosa y los caídos en la defensa de las tradiciones. Luego resulta que Abascal se libró, qué curioso, de hacer el servicio militar. La España que madruga no se libraba de la mili. En ese discurso de exaltación del martirio, se encuentran necesariamente con la iglesia católica, apostólica, romana y monárquica, siempre agradecida de que en España se le diera durante la dictadura, y después, el monopolio de la educación, dinero público, exenciones fiscales, libertad para escriturar inmuebles como propios y cobertura para sus desmanes pederastas. No hay reyes sin obispos, aunque puede haber obispos sin reyes. En Italia, la ausencia de reyes la compensaron negociando con la mafia. En España, la iglesia siempre ha perdonado los pecados de los reyes y de la derecha. Incluso santificó los cañones de la derecha que rompieron la patria y la anegaron de sangre.

La derecha española es la menos patriótica del continente porque viene de estar acostumbrada a robarle a España. Ahí están los casi mil imputados o condenados del Partido Popular por robar dinero público, ahí está el chiringuito que le montó Esperanza Aguirre a Abascal, ahí está los fraudes de la ley española de Rocío Monasterio con su inexistente título de arquitecta o el fraude de la ley española de Casado obtenido un máster de manera bien diferente a como lo obtiene, igualmente, la España que madruga.

La derecha catalana es también, al menos en eso, muy española, porque tampoco ha tenido ningún problema en robarle a Catalunya, cuando dice que la quiere tanto como la derecha ladrona española dice querer a España.

"Franco, otro referente de la derecha, trajo a la península a tropas moras, a las que además de pagar autorizó a que violaran a las mujeres republicanas, algo poco cristiano y nada honroso"

La derecha española tampoco es patriota en sus referencias. Les gustan los visigodos, pero fueron los visigodos los que llamaron a los bereberes para que invadieran la península. Entre ellos, nobles y obispos. A la derecha le gusta Don Pelayo (también a los reyes). Don Pelayo era, al parecer, un visigodo de la baja nobleza muy tramposo que se fue al norte para no pagar lo que le debía a sus señores árabes. Esa misma derecha saca a pasear al Cid campeador, que era un mercenario que mató a más cristianos que árabes y que tenía un sentido de la lealtad como el de las películas de mafiosos, eso sí, siempre igualmente muy cristiano y devoto.

La derecha española es muy poco patriótica y siempre ha llamado a extranjeros a que vinieran a matar españoles a cambio de dinero. Fernando VII llamó a los 100.000 hijos de San Luis, mercenarios y soldados franceses, para que acabaran con el Trienio Liberal y ahorcaran a Rafael de Riego. Franco, otro referente de la derecha, trajo a la península a tropas moras, a las que además de pagar autorizó a que violaran a las mujeres republicanas, algo poco cristiano y nada honroso. Porque las mujeres republicanas eran, además de españolas, seres humanos.

La derecha española fue la que regaló el suelo de la patria a los gringos, entregando la soberanía del suelo patrio a los Estados Unidos, permitiendo las bases norteamericanas que eran territorio extranjero en suelo nacional. Nunca la derecha ha pedido que se vayan las bases. Lo de ¡Bases fuera! era un grito patriótico de las izquierdas. A la derecha nunca le han molestado las bases. A lo mejor es porque en las afueras de las bases siempre había burdeles y el patriotismo de la derecha española es muy de burdel porque odian a las mujeres y les gusta tenerlas sometidas.

"La derecha española no ha ennoblecido nunca el nombre de España con ninguna gesta fuera. La izquierda sí"

La derecha española llamó a los nazis de Alemania y a los fascistas de Italia para que vinieran a hacer negocios en España matando españoles. La república, al contrario, se nutrió de voluntarios de todo el mundo, las brigadas internacionales, que vinieron aquí sin pedir dinero a cambio, a morir defendiendo la democracia, igual que hicieron tantos españoles después de que se terminara la guerra en España. Por ejemplo, liberando Paris de los nazis. La derecha española no ha ennoblecido nunca el nombre de España con ninguna gesta fuera. La izquierda sí.

La derecha española de hoy sigue traicionando a la patria y en Europa andan enredando con los holandeses, austríacos y finlandeses, que tanto dicen despreciarnos, para que la Unión Europea no ayude en la crisis del coronavirus. Dice la derecha española que si la Unión Europea nos ayuda tiene que ser con fuertes condiciones, es decir, con hombres de negro que venga a hacer recortes, porque el dinero que pide España, dicen esos patriotas, no es para paliar los estragos del covid-19 sino para implantar un régimen castrosociocomunista. Como el ingreso mínimo vital o los ERTES, defendidos por el Fondo Monetario Internacional que debe de haberse hecho marxista, como le ocurre, según Abascal y Cayetana Álvarez de Toledo, al Papa Francisco.

Hay una España que nos va a tocar inventar muy lejos de estos que dicen la palabra España y salivan depredadores como los miembros de una manada a punto de cometer el penúltimo abuso.
La derecha española, que no va a cagar sin llevarse la bandera, ha vuelto a traicionar a España en Europa, como cuando en 1992 Aznar llamó al gobierno socialista "pedigüeño" por gestionar los fondos de cohesión. La derecha quiere tanto a España que prefiere verla hundida en el mar antes que gestionada por los que siempre les han servido en sus cortijos, en sus comedores, en sus casinos y en sus jolgorios.

La derecha española del PP y de VOX que han intentado en Europa que no recibamos ayudas son traidores a España. Y dan tanta vergüenza que resulta difícil separar su miseria moral de los símbolos que han arrastrado por el barro durante todos estos meses (hoy hemos visto u n vídeo de un tipo disparando con una escopeta contra fotos de miembros del Gobierno de coalición lleno de una ira demente, eso sí, con la banderita de España en la muñeca).

Hay una España que nos va a tocar inventar muy lejos de estos que dicen la palabra España y salivan depredadores como los miembros de una manada a punto de cometer el penúltimo abuso.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas