Revista Insólito

Derroche de viejos ricos

Publicado el 06 julio 2010 por Monpalentina @FFroi
Derroche de viejos ricos
Verdades y Mentiras
Cuando se celebraron las bodas del Emperador de China, Tsai Tien Hwang Hsu, con su prima, la hija de Kwei, el 28 de febrero de 1889, se gastaron nada menos que 51 millones de pesetas.El dinero gastado por uno o dos príncipes millonarios americanos en sus bodas, no bajó de dos millones de pesetas.Juan Jacobo Astor, sólo en decorar los salones de su palacio, gastó 136.000 pesetas y 340.000 en el convite que dio a los invitados.Otro tanto ocurrió con la boda de Liwingstone Satterlee con Miss Luisa Pierpont Morgan, de Nueva York. Sólo las flores costaron 85.000, el traje de la novia 34.000 y los demás gastos alcanzaron la suma no despreciable de 119.000 ptas. El padre de esta señorita le regaló un millón de dólares, una casa en Hudsos, una diadema de diamantes, un espléndido collar de la misma pedrería y un cuerpo de vestido, adornado con perlas de extraordinario valor.

*****De las canteras de Vinalhavees, en América, se extrajeron ocho enormes piedras para la catedral de San Juan el Divino, de Nueva York.Cada piedra pesaba 300 toneladas, y medía 10 metros 67 centímetros de largo. Se colocaron en forma de columna, rodeando a los lados del altar mayor de la catedral.Cada una de esas piedras costó 170.000 pesetas. La piedra más grande que existe se halla en una cantera que hay cerca de las ruínas de Baalbec (Siria), y se destinaba a un templo gentilítico, que no llegó a construirse. La piedra permanece aún en el sitio donde se encontró. En las ruínas del templo Sol, en Baalbec, hay seis enormes pilares monolíticos.*****El año 77 se celebró un desafío de natación entre Beckwith y el capitán Webb, que ganó el primero de los citados, recorriendo en 60 horas por el agua más de 160 kilómetros.Un nadador americano, llamado Daltón, recorrió hace algunos años ciento veinte kilómetros en veintitrés horas y veintiocho minutos.El mismo capitán Webb atravesó el canal de la Mancha, desde Dover a Calais, en veintitrés horas y cuarenta y cinco minutos; pero otro nadador, llamado Cavill, hizo el mismo recorrido en casi la mitad de tiempo.Una de las más extraordinarias hazañas la ejecutó el profesor del club natatorio de Londres, el cual, en 1888, atravesó a nado una distancia de seis kilómetros en cincuenta y cinco minutos con las manos atadas atrás.

Diario Palentino, Julio de 1925Imágenes del mundo: Nagoya(Japón)

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas