Revista Opinión

Desconfianza por partida doble

Publicado el 10 febrero 2011 por Ciberculturalia
Desconfianza por partida doble
La última encuesta del CIS es realmente demoledora. Ocho de cada diez ciudadanos dicen tener poca o ninguna confianza en Zapatero y en Rajoy. En caso del primero, un 80,7% desconfia. El 78,8% lo hace con el segundo. Ni siquiera Aznar tuvo unos resultados tan catastróficos en sus peores momentos de la guerra de Irak que tantos recelos suscitó. En esos momentos, desconfiaban el 65% de los ciudadanos. 
Con razón, la clase política siguen apareciendo como la tercera gran preocupación de  los españoles, por detrás del paro y de la situación económica. 
Ningún lider político llega al aprobado, siendo Duran i LLeida el mejor valorado con 4,40 puntos. El Presidente Zapatero obtiene un 3,30 y Rajoy un 3,25. De los ministros del Gobierno, el único que merece un aprobado es Pérez Rubalcaba con un 5,32.
Como verán, los datos muestran la vergonzosa posición de la clase política. 
El Partido Popular ha vuelto a incrementar su distancia con el PSOE, superándole en un 10,1 puntos en estimación de voto, que otorgaría la mayoría absoluta al Partido Popular.  Los populares obtendrían el 44,1% de los sugragios, frente al 34% de los socialistas.  La situación de estos además se agrava por la "volatilidad" de su electorado. Sólo seis de cada diez votantes del PSOE volvería a dar su voto a este partido. En caso del PP, ocho de cada diez repetiría.
La inmensa mayoría, el 80%, están convencidos de que ganará el PP. No hay excesiva confianza en que este partido vaya a resolver los problemas de índole económica, pero, desde luego, es mayor que la gran desconfianza que produce el Gobierno y su partido.
Aunque Izquierda Unida sigue como tercera fuerza, con una expectativa de voto del 5,7%, ha bajado medio punto en relación con el anterior barómetro.
De todo, lo más relevante es sin duda la desconfianza absoluta en los dos máximos líderes: Rajoy y Zapatero. El divorcio entre la ciudadanía y su clase política es patente, es preocupante y sería bueno que ambos equipos reflexionaran sobre esta grave noticia.
Una democracia se sustenta en su clase política, capaz de generar confianza y capaz de dignificar lo público. Si esto no ocurre, tal y como ahora sucede, algo va mal y muy mal en nuestra democracia. 

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :