Revista Tendencias

Descubriendo Aquisgrán, la ciudad de Carlomagno

Publicado el 17 enero 2017 por Juldavs

Situada en Alemania, entre las fronteras de Bélgica y Holanda, Aquisgrán se encuentra a solo una hora y media en tren desde Bruselas. Es la ciudad que cuenta con más historia de toda Alemania, pues se remonta a la época de Carlomagno que en su día decidió establecer aquí su residencia principal y en su Catedral reposan sus restos.

Visitarla es como dar un paseo, pues todo lo de interés se encuentra en su centro histórico que además, está lleno de bonitas plazas, elementos decorativos y calles adoquinadas por las que es ideal perderse y hacer fotos.

Descubriendo Aquisgrán, la ciudad de Carlomagno Descubriendo Aquisgrán, la ciudad de Carlomagno

Lo primero que visitamos fue la Catedral. Construida sobre la antigua iglesia de Santa María, si por fuera es bonita, por dentro es realmente espectacular. Considerada la más antigua del norte de Europa destacan sus enormes vidrieras y en ella reposan los restos del emperador Carlomagno. La entrada es gratuita, aunque si queréis hacer fotos hay que pagar 1 euro.

Descubriendo Aquisgrán, la ciudad de Carlomagno

Otro de los edificios más emblemáticos de la ciudad es el Ayuntamiento de estilo gótico y construido en el siglo XIV sobre las ruinas del antiguo palacio de Carlomagno. Cada año se concede aquí el Premio Carlomagno por la contribución a la comprensión y la unidad de Europa.

Descubriendo Aquisgrán, la ciudad de Carlomagno

Delante del Ayuntamiento encontramos la plaza del Mercado o Markplatz, con las típicas casas coloridas llenas de restaurantes, terrazas, pequeñas tiendas y con una fuente coronada con una estatua de Carlomagno. Es la típica estampa de postal, que además en invierno acoge el tradicional mercado navideño.

Descubriendo Aquisgrán, la ciudad de Carlomagno


Puppenbrunnen o la fuente de las marionetas
Aquisgrán está repleta de fuentes, imagino que son un recuerdo de su pasado como ciudad balneario por sus ricas aguas termales ricas en azufre. De todas ellas, la más curiosa es la Puppenbrunnen, obra del escultor Bonifacio Stirnberg, formada de varias figuras de metal que puedes mover como si de marionetas se trataran y que representan las tradiciones de la ciudad.

Descubriendo Aquisgrán, la ciudad de Carlomagno Descubriendo Aquisgrán, la ciudad de Carlomagno

Como es habitual, Wall·E también se vino con nosotros. Podeis seguir sus aventuras en su instagram @losViajesdeWalle


La estatua de Bahkauv
Continuando con las fuentes, nos sorprendió la que representaba la bestia de Bahkauv, un ser legendario alemán en forma de ternero y con dientes afilados, que según cuenta la leyenda saltaba encima de los hombros de los borrachos cuando volvían por la noche a sus casas, haciendo que estos se tambaleasen al andar 😉

Descubriendo Aquisgrán, la ciudad de Carlomagno

Ya que estábamos en Alemania, aprovechamos para comer el plato típico alemán en un restaurante especializado en salchichas, el Hanswurst, situado frente a la Catedral. Un restaurante acogedor con buena calidad-precio, una selección de salchichas interminable, personal muy amable y wifi gratis.

Descubriendo Aquisgrán, la ciudad de Carlomagno Descubriendo Aquisgrán, la ciudad de Carlomagno

Tampoco os podéis marchar de Aquisgrán sin probar sus tradicionales galletas de jengibre fáciles de encontrar en sus numerosas pastelerías.

En definitiva, una ciudad que puede visitarse en un día y además en nuestro caso, no siempre se puede decir que desayunaste en Bélgica, almorzaste en Alemania y cenaste en España ¿verdad?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista